sheyla-saad1599609583 Lechuza Oscura

Anuj Crawford no es un joven ordinario. Ha pasado toda su vida entre dos mundos, el de las sombras y los espectros, y el mundano y ordinario. Sus alucinaciones, llegan en cualquier momento, puede percibir la maldad en la gente, al igual que la luz. Sin embargo, son inofensivas, o al menos eso pensaba él.Horribles asesinatos pondrán a prueba su cordura e inocencia, ya que sus pesadillas comenzarán a hacerse realidad. Extraños sucesos lo envolverán y el mundo de las sombras intentará salir a la luz. Demonios, fantasmas y hechizos, una telaraña de muerte que consumirá todo a su paso ¿Podrá la luz vencer las sombras dentro de Anuj? o ¿Serán las sombras quienes lo ayudarán a vencer?


Gizem/Gerilim 13 yaşın altındaki çocuklar için değil. © Reservados, prohibida su adaptación o copia

#terror #detective #policíaco #oscuridad #paranormal #misterios #intrigas #demonios #asesinatos
10
4.3k GÖRÜNTÜLEME
Devam etmekte - Yeni bölüm Her 10 günde bir
okuma zamanı
AA Paylaş

Prefacio: Sabor a Sangre


"Del sueño a la muerte hay un pequeñísimo trecho"
Torquato Tasso

La pastilla azul que su amigo Chris le había dado hace diez minutos comenzaba hacer efecto. Las luces que la rodeaban se fundían entre sí en un caleidoscopio de colores. Sus brazos se sentían livianos al igual que sus pies, tenía esa sensación que le decía que si lo intentaba, podría volar.

La gente bailaba y giraba a su alrededor, se sentía fuera de sí. Nunca antes había tomado drogas, la única razón por la que la aceptó era debido al final de los exámenes. Comenzaba el invierno, ella había rendido las pruebas de ingreso de varias escuelas prestigiosas y las había pasado. Sin duda merecía celebrar.

Una oleada de calor empezó a golpear su delgada figura, podía sentir el fogaje proveniente de los cuerpos a su lado, necesitaba un respiro. Sin dejar de sonreír, y mover la cabeza con sus rizos dorados al son de la música, se las arregló para llegar a la puerta del lugar.

La brisa fría que anunciaba la llegada del invierno le besó enseguida el rostro. A su alrededor varias personas hablaban, algunos con evidentes tragos de más descansaban tirados en la acera. De repente, el último tequila se le devolvió a la garganta y supo que iba a vomitar. Caminó a tropezones hasta el callejón detrás del bar, a mitad de sendero había un contenedor de basura abierto, un buen lugar para vomitar, y después volvería adentro, aún la noche era joven.

Con las dos manos agarrando el frío y sucio metal, dejo escapar libremente el contenido de su estómago, esperó que la última arcada desapareciera y justo en el momento que comenzaba a enderezarse sintió que alguien estaba de pie detrás de ella.

—Yo ya acabé, es todo tuyo— Exclamó limpiando su boca, aún sin darse vuelta.

Sosteniendo el contenedor, se giró sobre sus pies. Cualquier cosa que iba a decir a continuación murió en sus labios. El pánico rápidamente se adueñó de ella, intentó correr pero sus pies fallaron y su acompañante fue veloz y certero. En un movimiento abrió el estómago de la joven, sus tripas se desparramaron sobre la acera húmeda y fría. La sangre caliente la rodeaba, una lágrima se escurría solitaria por su mejilla.

Su asesino aún la miraba desde la penumbra, ella sabía que moriría, pero solo pasaba por su mente el rostro que le había arrancado la oportunidad de vivir sus sueños sin la más mínima piedad.

~****~

El sabor a sangre hizo que Anuj se despertara abruptamente en su cama. El sudor lo cubría de pies a cabeza, su camisa negra estaba pegada a su cuerpo como una segunda piel. Sus cabellos abrazados a su frente y cuello. Respiraba con dificultad, llevó una mano a su boca, aunque sabía muy bien que no encontraría sangre. Esos sueños siempre lo habían acompañado desde que era un niño. Desmembramientos, muertes y torturas. El sabor de la sangre era muy común en sus pesadillas, pero esta vez, fue tan real que sintió que se ahogaba en ella.

Mojó un poco sus cabellos en el lavabo y volvió a su cuarto pero sabía que no podría dormir, así que agarró papel y carboncillo. Dibujó con asombrosa exactitud el rostro de la mujer con cuya sangre se ahogaba en su sueño. Sus rizos cayendo sobre sus hombros, sus ojos, llenos de espanto y súplica silenciosa. Dibujó y dibujó hasta que el sueño se apoderó nuevamente de su cuerpo.

El sonido de la alarma lo despertó, si bien ya las clases habían terminado, el aún iba al instituto. Consideraba el estudio un lugar donde sus ideas fluían mejor que en su propia casa. Corrió la sábana para bajar de la cama, sobre el colchón a un lado de su cuerpo estaban los más de cinco retratos de la joven que dibujó en la noche. El recuerdo del sabor a sangre hizo que un escalofrío le corriera por la nuca, se llevó la mano al cuello, ahí donde reposaba su marca de nacimiento, una media luna negra que se esforzaba en cubrir con el cabello. Guardó los papeles en un cajón de su escritorio y procedió a arreglarse para salir.

Con el tiempo había aprendido a afrontar sus pesadillas y todo lo demás. Sabía que no era como los demás, pero se esforzaba al máximo para parecer ordinario, un joven normal de veinte años sin visiones y sin horribles pesadillas. La primera vez que vio un espectro tenía cinco años, ese día lloró y gritó, pero por más que señalaba, más nadie lograba ver lo que a él lo atormentaba. Por las malas aprendió a guardar sus anomalías solo para él.

Después de tomar un poco de jugo, decidió que caminaría hasta el instituto. Salió de su pequeño apartamento y echó a andar por el andén. Dentro de poco comenzaría a nevar, el frío que lo azotaba era señal de ello. Amaba los inviernos en Nueva York, consideraba a la nieve como lo más puro en la tierra.

Luego de andar algunos minutos, se detuvo al notar un tumulto de gente a las afueras de un bar. Se acercó un poco a curiosear y se le heló la sangre. Ya conocía ese lugar, sabía que, detrás había un callejón con un enorme contenedor de basura, así como también sabía que junto a él yacía el cuerpo destajado de una mujer rubia.

Su corazón latía desbocado, tenía que irse, se dio vuelta para retomar su rumbo pero ahí de pie frente a sus ojos, estaba la rubia, sosteniendo sus intestinos con una mano. Su cuerpo bañado de sangre y en sus ojos una pregunta silenciosa "¿por qué?".

Una alucinación eso era lo que veía, una como las cientos que se aparecían ante él a diario, pero esta era especial. Era la primera vez que una de sus pesadillas se hacía realidad y no tenía idea de lo que significaba.

09 Eylül 2020 00:12:29 6 Rapor Yerleştirmek Hikayeyi takip edin
9
Sonraki bölümü okuyun 1. Nubes de Olvido

Yorum yap

İleti!
Frederick Velasco Frederick Velasco
Un excelente inicio, continuaré leyendo para descubrir todos los detalles de esta historia
January 19, 2021, 02:32
Jancev Jancev
¡Me ha fascinado este inicio! Muy bien plateado, el ritmo que lleva la historia súper interesante y la narración bien fluida, un uso muy bueno de la ortografía y gramática. ¡Seguiré leyendo! Jancev|Embajadora.
September 28, 2020, 01:50

  • Lechuza Oscura Lechuza Oscura
    Muchas gracias por leer y comentar :) Me alegra saber que es de tu agrado. September 28, 2020, 01:56
German Martinez German Martinez
Buen inicio, seguiré esta historia.
September 23, 2020, 09:00

EP Ed Portia
uhm Buen inicio
September 20, 2020, 17:42
~

Okumaktan zevk alıyor musun?

Hey! Hala var 8 bu hikayede kalan bölümler.
Okumaya devam etmek için lütfen kaydolun veya giriş yapın. Bedava!