Mi bella esposa Подписаться

A
Andromeda


Isabel Andersen Davies: es una chica tímida, que le costaba salir adelante, hasta que llega a la empresa Hamilton dándole su primera oportunidad y lo conoce a él, su función en las empresa es ser la recepcionista, así lo ve todos los días y su amor por él iba creciendo a través del tiempo. Leonardo Hamilton Baker: es una persona sin sentimientos, que nunca ha sentido amor y no lo necesita, pero él tiene que cumplir la última voluntad de su abuelo de casarse, sino todo lo que tiene va a ser pasado a obras de caridad y eso él no lo piensa permitir. Dos almas completamente distintas con deseos de amar para siempre, pero también entenderán que nadie puede escapar del amor y solamente deberán sentir. *Saga Amores Verdaderos


Киносценарии 13+.

#jefe #recepcionista #boda #posesivo #celos #amor #romance
1
1.2k ПРОСМОТРОВ
В процессе
reading time
AA Поделиться

Capítulo 1

Isabel: desperté como siempre temprano sintiendo la luz de sol, me levante a tomar una ducha y tiempo después salí, me desenrede mi cabello con mucho cuidado, para posteriormente ponerme mi ropa, dice ya sé que soy fea, por eso nunca he tenido ningún novio y el único que quiero nunca se fijaría en mí, tan grande es mi amor por él que me conformo que sea feliz, ya lista baja a desayunar un jugo de naranja con un sándwich de jamón.

Sale de su casa para ir rumbo a la empresa, lo que más le gustaba es que no gastaba pasaje para llegar por que viva cerca y siempre llegaba antes que los demás empleados para ocupar su lugar de trabajo

En la empresa

Leonardo: entra junto con su amigo a la empresa y le dice no me puede estar pasando esto a mí, tengo dos días para buscar una esposa, sino lo hago pierdo todo.

Nicolás: cálmate, amigo. Debes de cambiar tu carácter y pensar con la cabeza fría, así no vas a solucionar nada y se perfectamente lo que te digo.

Leonardo: tienes razón. Mi abuelo creía que me hacía un favor en poner esa cláusula en el testamento, pero él sabía muy bien que mi trabajo es lo más importante para mí, nunca tendría tiempo para una esposa.

Nicolás: tu abuelo, sabía lo que hacía y no se equivocó. Además supo hacer todo muy bien y no tendrás otra alternativa que buscar una esposa.

Leonardo: ahora el problema es en donde voy a conseguir una esposa. Le dice si todas las mujeres que me rodean me tienen miedo.

Nicolás: ese si es un dilema, lo tienes que resolver el día de hoy. En verdad espero que la encuentres, porque no será nada fácil.

Leonardo: está bien voy a elegir unas esposa entre las empleadas de mi empresa. Eso solamente significa que no tengo otra opción.

Nicolás: así se habla amigo y quita esa cara que muy pronto la vas a encontrar. Nada más que nunca te había imaginado casado y ahora lo tienes que hacer aunque, no lo quieras.

Leonardo: ahora debemos de guardar silencio, el ve a la recepcionista haciendo su trabajo y le dice buenos días señorita Isabel.

Isabel: buenos días, señor Hamilton. Bienvenido sean ustedes a la empresa y espero que tengan un buen día igual que siempre.

Ellos se van para dirigirse rumbo a su oficina, Leonardo observaba desde su ventana a cada una de las empleadas. No sabía cuál elegir, hasta que se le vino a la mente la recepcionista, ella era perfecta para él. Tiempo después la manda a llamar con su secretaria y así lo hace. El ve entrar a Isabel a su oficina y no puede dejar de mirarla. El espera a que tome asiento para poder empezar

Leonardo: tengo que decirle algo muy importante por esa razón está en mi oficina, señorita Andersen. Solamente quiero que me escuches, por favor.

Isabel: está bien, pero señor, no me vaya a despedir. En la empresa hago un buen trabajo, nunca ha recibido ninguna queja de mí.

Leonardo: no tengo ninguna intención de despedirla. Además, en ese sentido debe de estar tranquila, lo único que quiero de usted es que sea mi esposa, nada más vas a firmar la acta de matrimonio y vamos a seguir como si fuéramos desconocidos que me dices, aceptas.

Isabel: en verdad no sé qué contestar ante lo que me está pidiendo. Pero, quiere que yo sea su esposa, eso jamás lo había esperado y más viviendo de mi jefe y nunca he olvido que a usted le debo mi trabajo y sería una forma de agradecerle todo lo que hizo por mí.

Leonardo: eso quiere decir que aceptas ser mi esposa. Nadie se tiene que enterar, porque nuestro matrimonio será en secreto y nada más los abogados sabrán el nombre de mi esposa.

Isabel: acepto ser su esposa. Solamente el tiempo que decida que lo sea y me imagino que sería todo, ahora necesito volver a mi trabajo.

Ellos se quedan en silencio unos momentos y para ella era la única forma estar cerca de él y así guardar el día de su boda como un hermoso recuerdo.

Leonardo: nos vamos a casar el día de mañana. Porque es el plazo que tengo para casarme, así lo estipulo mi abuelo en su testamento, pero por fin le voy a dar el gusto de casarme, aunque sea después de muerto. Eso sería todo, nos vemos mañana, mi bella esposa.

Isabel: no es necesario que me diga eso señor. Le dice estoy consciente de que soy fea, por eso nadie se ha fijado en mí, además hace tiempo lo termine aceptando.

Leonardo: no entiendo, porque se considera fea. Nada más te veo y siento como si estuvieras ocultando toda tu belleza para alguien especial.

Isabel: eso no es así, señor Hamilton. Es mejor que me vaya a mi puesto de trabajo para que no tenga ninguna queja sobre mi trabajo.

Ella sale de su oficina para empezar hacer su trabajo. Así pasa el tiempo hasta que por fin llega la hora del almuerzo y Leonardo estaba en su oficina reunido con su amigo Nicolás

Nicolás: por tu cara de felicidad, veo que por fin encontraste a tu futura esposa. Ahora, me puedes decir el nombre de ella para saber a quién felicitar por su boda.

9 декабря 2019 г. 18:00:47 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу Capítulo 2

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 6 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму