Los primeros cuatro colmos de Uzza Подписаться

kaatvicious Kaat Vicious

Tras eventos que parecen difusos y propios de una etapa de recuperacion post traumatica, surge un personaje llamado Uzza, pero quien es este ser? Sera un ente malvado y vengativo proveniente del mas alla?, o quiza solo se trate de un Alterego que hara de las suyas poniendo en mas de una situacion comprometedora a nuestro protagonista Kaat. Nuevo inicio de Saga, nuevos personajes, relatos y situaciones...


научная статья Всех возростов.

#CDMX #musica #Kaat-Vicious #G-Martell #Escuela-de-Musica #Ciudad-de-México #universidad #anecdotas #psicologico #comedia #relatos #romance
1
3.4k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Prólogo: Mi Conejo blanco



Algunos años habían transcurrido ya desde aquel último, escandaloso y difuso desenlace, que aun me dejaba gravemente plantada la incesante, duda acerca de lo que si habría sido real y por sobre de todo lo que definitivamente no, es decir que eventos habrían realmente ocurrido y cuáles no, todo se sentía real y al mismo tiempo no. Por otra parte este extraño individuo, de carácter asexual, que solía seguirme a todas partes, era realmente difícil de ignorar y quizá la prueba más concisa y palpable, de que algunos de los hechos que recordaba, habían realmente sucedido, claro, contando con el hecho de que los demás también pudieran verlo, lo cierto es que pudiera demostrar mis alucines o no, yo sabía muy en el fondo que me encontraba ciertamente de regreso en esta zona material, por ponerle un término entendible y quizá de los aspectos más importantes de ello, es que no habría regresado del todo solo. 


Los primeros días pasarían, muy similares a lo que parecía una desorientación temporal, no sabía qué día, mes o por momentos inclusive olvidaba el año, como si el tiempo hubiese perdido por completo su valor. Asunto que con el pasar de los días, aquello que parecía ser una ligera desorientación se fue transformado en una especie de percepción extraña del mundo que me rodeaba, es decir, poco a poco, el pasar de las semanas, se convirtieron en una rutina repetitiva y aburrida. De noche seguía saliendo a los clásicos tokines (concursos y presentaciones de bandas de rock o subgéneros), como siempre lo hice pero, después de un rato de estar presente, entre la muchedumbre y aquel ruido extremo, entraba en es extraña sensación de por un momento, no estar completamente ahí presente, mi cuerpo lo estaba pero yo me encontraba abstraído, como en un sueño, conforme más y más se prolongaron estos episodios, se fue desarrollado a la par, esa invasiva voz en mi cabeza que inmiscuida en todo, empezaba a analizar, calcular y sobre todo, incesantemente generaba aquellas preguntas ciertamente difíciles de contestar, sin previos argumentos definitivos o lo suficientemente convincentes. Era de algún modo como estar en aquella novela, que solía leer de niño y que me encantaba escuchar una y otra vez, aquel lugar conocido como el país de la maravillas donde todo era distinto a lo que parecía… y aun cuando amaba ese libro... y aún lo hago, el hecho de comenzar a experimentarlo fuera del libro, era quizá una sensación, un tanto distinta de lo que me evocaba cuando era niño.


De ahí que, utilizaré el ideal sobrenombre para referirme de aquí en adelante a mí entonces nuevo compañero como Uzza, proveniente de la simplificación de la palabra en japonés para conejo Usagi. Ya que era en muchas maneras tan parecido al conejo blanco de Alicia, tenía una obsesión muy marcada por el tiempo, que lograron que mis hábitos de puntualidad se dispararon al límite, conocía o al menos parecía conocer también cada rincón de aquel reino del revés, siempre con comentarios atinados y sarcásticos sobre de las situaciones, a todo ello sin contar con sus casi siempre atinadas conclusiones, sobre de cómo iba a acabar una que otra situación. Todo un personaje, que aunque invisible para el resto de las personas, su presencia era algo difícil de ignorar o al menos lo era para mí.


Por otro lado, aquel formidable encuentro mucho tiempo atrás, en el que gracias a la invitación de Fernando habríamos visitado de nuevo la escuela, en compañía de amigos y ex compañeros de aquel entonces, Guillermo el bajista amanerado del cual ya he relatado un poco, anteriormente, ahora, con la seria idea de plantearse una carrera universitaria, me invitaría a mí y a un par de compañeros más, a formar parte de un reducido grupo de personas, a quienes se les permitirá participar en una clase muestra a puerta cerrada, para fomentar y publicitar el temario, los maestros y las instalaciones de la escuela de música fermatta. Famosa escuela, en la que habrían estudiado, un par de estrellas y talentos dentro de él ámbito mexicano, tales como “Lafurcade”, “Sarillana” o “Morrison”... entre otros o al menos eso decían. Y lo cierto es que era una escuela bastante buena, hablando en calidad de maestros. Pues al menos, con el profesor que inicié el primer módulo, era una persona amable, carismático y muy profesional, también tenía está cafetería un tanto cara, y estaba ubicada en un alejado lugar rodeado de piedra volcánica y vegetación. más sin embargo a pesar de la imagen fresa y contar con una certificación de Brooklyn, el ambiente para mi gusto se sentía, bastante competitivo, es decir, muchos alumnos alardeaban de sus “superiores talentos” al grado de que muchos preferían trabajar solos, en lugar de formar bandas e interactuar con otros compañeros, especialmente si eras de los nuevos. Y como nunca eh sido de las personas que le entran a la competitividad, o al menos no de a gratis, sin decirle al Memo, de la manera más discreta, decidí simplemente salirme de dicha escuela, tan pronto acabó el primero de los dos meses de prueba.


Sin embargo, la experiencia de estar en una escuela de música, me habría dejado un buen sabor de boca, siempre habría querido aprender a tocar un instrumento musical y sin tener ganas y ninguna vaga idea de que carrera estudiar, sin pensarlo dos veces comencé a buscar otras escuelas que me permitiera cursar como estudio universitario, una especialidad en algún instrumento y tras algunas arduas semanas en las que me dediqué a visitar un par más de ellas, finalmente encontraría, una tenía lo que yo y Uzza precisábamos, tanto en nivel académico, por los maestros en ese entonces a la cabeza del área, así como en ambiente más dispuesto a aprender que a presumir y fue básicamente así, como al igual que la anterior, tras el mes de prueba, decidí quedarme y seguir en una escuela llamada G. Martell, que si bien tenía mala reputación y de hecho, muy, pero muy parecida a la facultad de letras de la universidad nacional de México, era el tipo de ambiente libre y holgado que necesitábamos, para que al menos yo pudiera reintegrarme de nuevo y de la mejor manera a la tan llamada “vida común”.


Uzza decía que era perfecto, nadie sabía ni de dónde veníamos, ni qué había sucedido, inicio fresco y limpio cierto?, que podía salir mal....

1 февраля 2019 г. 4:05:39 3 Отчет Добавить 1
Прочтите следующую главу Capítulo 1 - El Colmo de lo inesperado.

Прокомментируйте

Отправить!
Tenebrae Tenebrae
Una historia muy interesante
3 марта 2019 г. 14:19:47

  • Kaat  Vicious Kaat Vicious
    Gracias Tenebrae, todos mis relatos son anecdotas reales de mi extraña vida, epero resulte divertido o interesante... saludos 3 марта 2019 г. 14:45:57
  • Tenebrae Tenebrae
    ¡Oh interesante! Debo decir que en mi caso soy algo parecido a lo que relatas. Por ejemplo con lo que pasa con Uzza. Que es alguien que ves y escuchas pero no está allí ( o sí [?]) Pero ciertamente me ocurre eso y me he identificado pues con lo que has escrito. En parte me alivia saber que no soy el único. Saludos por igual y un fuerte abrazo. 3 марта 2019 г. 14:53:29
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 5 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму