La noche de los cerdos Подписаться

marlen-soto1534260623 Marlen Soto

Relato corto sobre como un par de hermanos se enfrentan a una nueva visión de el mundo en el cual viven con bestias hambrientas detrás de ellos y un grupo de sobreviviente como aliados.


Короткий рассказ Всех возростов.

#hermanos #relato-corto #terror #suspenso
Короткий рассказ
0
4.7k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

La noche de los cerdos


De un momento a otro nos encontramos rodeados de aquellos despreciables seres, que quizás unos días o horas antes eran parte coherente de nuestro casi extinto mundo, pero eso no importa ya, ellos están perdidos y lo único que importa es lograr sobrevivir con los tuyos, aun si eso implica aplastar los cráneos de esos a quienes alguna vez amaste, llamaste amigo o familia, lo único importante es no ser parte de ellos.

-Dame la mano Nita-. Tomo la mano de mi hermano menor que ya se encuentra en la parte mas alta de la barda para entrar a el jardín de la iglesia, a la cual hace algunos ayeres asistimos para pedir a Dios por la redención divina y perdón de nuestros pecados, ahora solo quedaban partes quemadas de aquel recinto que en un momento de ira y venganza alguien había decidido incendiar.
Mientras mi hermano y el resto de nuestro grupo seguía subiendo yo trataba de alcanzarlos y cubrir nuestra retirada, esas bestias que venias tras de notros era un grupo grande y lo único que querían era nuestra carne para devorar sin remordimiento alguno, tan solo un par de hachas y un arma de policía es lo que nos queda para defendernos ante esta ola de caos que nos ha castigado, lo único que me queda en este insípido mundo es mi hermano menor, Jack, quien ha sobrevivido a mi lado y gracias al sacrificio de nuestros padres y hermana mayor ahora solo somos el y yo contra este mundo en destrucción.

-Cada vez llegan más-.

-Si esto sigue así no podremos salir de aquí-. El miedo en la mirada de mi hermano es latente, ya que aun a pesar de parecer mayor, el aun es tan solo un niño de 10 años que lo ha perdido todo, y que teme perder lo único que le queda.

-Tranquilo, saldremos de esto, siempre lo hacemos Jei-Jei-. Lo llamo como mamá solía hacerlo mientras lo miro con amor y trato de no mostrar el miedo y la preocupación que me llena al no saber como salir de esta maldita Iglesia, todo lo que nos rodea es una miserable barda de piedra y una rejilla que impide la entrada de esas bestias que en cualquier momento entrarán.

-Podemos subir a la cupula y ver mejor el panorama desde ahí-. Anuncia una chica morena de ojos verdes que se integro a nuestro grupo apenas una semana atras, en este grupo solo vamos juntos por seguridad, somos pocos y preferimos no hacer preguntas no nombres, no historias, no sentimientos, es mejor asi, de esta manera si alguien cae no hay errores ni tristeza.
-Supongo que por ahora es la mejor idea, corremos en dirección al gran porton semi quemado y entramos por una abertura de rodillas, al entrar encontramos bancas calcinadas un Cristo enorme quemado hasta la mitad del torso, las telas que alguna vez cubrieron las mesas y cortinas quedaro negras y hechas pedazos, las miradas inquisitivas de los santos intimidan y aun mas en ese estado de descuido, subimos por una escalera semi derrumbada que se encuentra pegada a la pared del lado izquierdo, con mucho cuidado hacemos una fila y pasamos pegados a la barda, vamos tomados de la mano por si alguien llega a caer logremos sujetarlo.

-Logro ver una puerta de madera, parece estar abierta-. Anuncia Sam, un hombre de edad madura que era parte de la marina nacional, su fortaleza y experiencia han servido para convertirse en un lider ejemplar.

-Todos atentos, entrare a revisar cuando les llame entran-. Avanza a pasos lentos hasta abrir poco a poco la puerta, entra silencioso con su cuchillo de cazador en mano y nos deja sumidos en un silencio de muerte.

-Deberiamos entrar-. Susurra Jack despues de un rato de no tener idea de que sucede al otro lado de esa puerta de madera, mi hermano es muy impetuoso en ocaciones y se desespera con facilidad, pero en ocaciones es problemático para Sam, que prefiere la calma y serenidad al momento de ejecutar un plan.

-Pueden pasar, esta libre-. Uno a uno avanzamos hasta llegar a ocupar la habitacion, nos acomodamos junto a la pared, en el centro se encuentra un cuerpo semi descompuesto encadenado al piso, donde deberian estar sus ojos solo hay un par de cuencas vacias, sumado a ello la falta de labios y el cuerpo lleno de gusanos explica una vida miserable en este lugar.

-¿Qué hace eso ahí?-. Pregunta un chico de cabello risado y rojizo.

-No lo se ni me interesa, oye rompe la pared con el hacha que cargas-. Ordena Sam
Sin demora obedesco y comienzo mi labor.

-Debio ser muy triste su vida aqui-. Me dice jack mirando el cuerpo inerte en medio de todo, en el momento que los rayos del sol hacen contacto con el cuerpo desfigurado este comienza a comvulcionar y se tuerce de forma diabólica, un grito bestial sale del fondo de la garganta de esa cosa y todos retrocedemos.

-Nadie se acerque, por las cadenas no nos tocara-. Por la abertura que hice logro ver en dirección a la entrada donde mas de esas cosas se empujan frenéticamente en respuesta a ese grito lanzado por la aberración encadenada.

-Los ha puesto mas frenéticos-. Grito en dirección a Sam mientras señalo la entrada.

-Tapen la luz-. Inmediatamente tomo mi chamarra para tapar el sol pero mi hermano toma el arma de mi cintura y le apunta a eso.

-Detente niño-. Ordena Sam, Jack se hace de oídos sordos y sin temor alguno descarga una ráfaga de plomo sobre el cráneo de esa deformidad, quien solo ruge lamentos y tira de las cadenas para atacar.

-Tenemos que salir de aqui-. Grita una chica delgada de ojos negros, toma su hacha y abre aun mas el techo de la cúpula, sin esperar decido seguirla tomando de la mano a mi hermano para salir de ahí.

-Tenemos que matar esa cosa-Grita Jack mientras se hala para regresar a donde dejamos la cosa, pero mi fuerza es mayor por lo que lo llevo a la fuerza hasta saltar sobre un techo de lamina de asbesto que se encuentra detenida por un par de vigas de acero, parece ser un corral, en ese mismo momento la rejilla cede ante el peso de las bestias y avanzan hambrientas en dirección a nosotros.

-Tranquilos, no pueden subir aquí-. Susurra una chica para calmar la situación, por desgracia no todos salimos de la cúpula, y al parecer ese monstruo logro romper las cadenas, algunos gritos de horror resuenan al otro lado del muro, se oye el ruido de las hachas chocando y destrozando carne a su paso, lo cual indica que las bestias también subieron a la cúpula, no vemos lo que pasa, pero se que es una carnicería ahí dentro, entre el caos logra salir Sam, con una niña de ojos rasgados en brazos, le hacemos señas para que salte, pero su peso y el de la niña es demasiado para la lamina que nos sostiene, por lo que tomo a mi hermano y lo subo a mis hombros para que tome la parte mas alta de la esa barda de piedra, se que esto se vendrá abajo.

-Sube lo mas rápido que puedas, yo te alcanzo en un momento-. Sonrió mientras Sam brinca, pero al caer su peso hace ceder las laminas, abriendo un hoyo bajo nuestros pies, las mutaciones corren en dirección al corral y por donde Sam esta a punto de caer se logran ver un par de cerdos enormes con colmillos afilados llenos de restos de carne, gusanos comiendo parte de su piel, miradas blanquecinas y perdidas, un rugido que eriza el cabello es lanzado, escupen sangre mientras sus miradas toman forma y corren a destrozar la pierna de Sam con sus enormes dientes, las criaturas entran y devoran parte de los cerdos, pero eso no los detiene para tirar de Sam, quien trata de subir inútilmente con esa niña.

-Ayuda-. Grita en medio del dolor y la desesperación, pero si damos un paso cerca de ellos las laminas se vendran abajo.

-No podemos-. Respondo rendida, mi hermano toma mi brazo con desesperación y me ayuda a subir.

-Tenemos que ayudarlos Nita-.

-Solo podemos hacer algo por ellos-. Miro en donde ellos se encuentran, la niña logro subir pero veo a Sam a los ojos y asiente con la cabeza, sabe que llego su hora y me lo esta pidiendo.

-Gracias -. Tomo el arma de las manos de mi hermano y disparo directo entre los ojos para acabar con su dolor rápido, su cuerpo cae y hace un ruido sordo y las malditas deformidades se lanzan a el. Mientras ellos están distraídos corro con mi hermano por la barda para saltar al otro lado de la iglesia, donde aun no esta lleno de los horrores que dejamos atrás para salir de ahí, el resto nos sigue y se que ahora yo soy quien lidera de este grupo.

20 сентября 2018 г. 14:31:29 1 Отчет Добавить 0
Конец

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Sr Snob Molinos Sr Snob Molinos
Las historias con escenarios apocalípticos si que están de moda. ¿no crees?
11 октября 2018 г. 17:17:26
~