phoenicis19 Luisa .

Artes Letales #1 El mundo es un lugar que muchas veces puede tornarse oscuro y peligroso. Las personas suelen decir que nada dura para siempre, ni siquiera las tormentas, ¿verdad? Pero no, hay algunas que pueden ser eternas, aquellas que se generan dentro de las víctimas; porque cuando lastiman a una mujer de la peor manera posible, eso no es algo que vaya a desaparecer jamás. Y empeora cuando las autoridades son incapaces de ejecutar justicia. “No hay pruebas suficientes”, dicen, pero para ella, se sintió lo bastante real. La injusticia del mundo no solo afecta a la población femenina, también alcanza a los hombres, y ni hablar de los pobres niños. A veces, las condenas de prisión parecen un castigo insuficiente para los monstruos que encierran allí, pero a ellos no se les puede castigar como se lo merecen porque “siguen siendo personas”, y eso sería inhumano. Bueno, inhumanas son las cosas que hacen. El deseo de justicia por mano propia siempre está presente ante la incompetencia del sistema judicial que los gobiernos profesan. De ese anhelo nació una propuesta, un proyecto secreto que haría que esos seres inhumanos pagaran por sus atrocidades desde las sombras y sin que nadie asumiera la responsabilidad por lo que les pasaría. Ese fue “El Proyecto Purificación”, y Kaia es su primera ejecutora…


Детективы 18+. © Reservados

#accion #hero #peligro #violencia #experimentos #peleas #psicopatas
38
17.7k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

°Proyecto Purificación°

Las personas a cargo de algunos de los países más importantes del mundo se encontraban sentadas alrededor de una gran mesa negra, observando la descabellada propuesta que se les estaba presentando, todos sumidos en un tenso silencio. Las miradas se entrecruzaban, buscando indicios de la animosidad hacia dicha propuesta. La mayoría repasaba una y otra vez las palabras pronunciadas por la mujer rubia de traje blanco, quien, con una fría sonrisa, presentaba ese proyecto como si fuera el avance más importante de la década, cuando para varios era, en realidad, la peor atrocidad de la misma.


Ni hablar del gran debate moral que surgiría si por algún motivo llegara a ser de conocimiento público. Incluso en ese preciso momento, algunos de ellos tenían esa disputa en sus cabezas. ¿Justificaría el objetivo del proyecto las acciones que se llevarían a cabo, o era moralmente incorrecto? ¿Era siquiera “correcto” el objetivo de ese proyecto?,El tenso silencio en el que estaban sumidos fue roto cuando uno de los líderes habló.


— ¿Cómo nos garantizas que haya un ser humano dispuesto a cometer tal barbaridad?— La pregunta estaba cargada de una clara desconfianza.

Una sonrisa maliciosa se formó en el rostro de la mujer de traje blanco que había presentado el proyecto, haciendo que los líderes se removieran incómodos en sus asientos, con las alarmas en sus cabezas encendiéndose.

—Porque… Ya encontramos al sujeto ideal—Contestó la mujer haciendo que el ambiente en la habitación se tornara gélido, la tensión en el aire y los inevitables escalofríos que llegaron a algunos de los presentes—Hagan que entre.


Luego de unos segundos, que los líderes sintieron como horas, dos guardias robustos entraron, en el medio de ellos caminaba una niña. La pequeña tenía una tez clara bastante pálida, llevaba su largo cabello azabache recogido en una cola alta, vestía una bata blanca de tela quirúrgica que le quedaba ancha para su contextura pequeña y delgada. Sus ojos color ámbar tenían una feroz expresión, su ceño estaba levemente fruncido mientras examinaba la habitación y a las personas sentadas alrededor de la gran mesa negra, quienes le devolvían la mirada, algunos horrorizados, otros intrigados y los demás con lástima.

Lo que más llamó la atención con respecto a la chiquilla fue advertir que sus pequeñas y delgadas manos se encontraban rodeadas por unas gruesas esposas, de la manera en la que se trataba a una peligrosa criminal. Ante las atentas miradas hacia los objetos de metal que la encadenaban, la mujer rubia de traje blanco habló.


—Se encuentra esposada por su seguridad —explicó con una tranquilidad en la voz que los líderes encontraron perturbadora.

— ¿Qué motivos tienes para pensar que esta niña es el sujeto ideal para tu proyecto? —preguntó con intriga uno de los líderes. La mujer rubia le sonrió arrogante.

En la pantalla, detrás de ella se comenzaron a mostrar imágenes de los cadáveres de dos niñas, cuatro hombres y una mujer. Algunos de los líderes tuvieron que apartar la mirada ante la sensibilidad producida por las fotografías. Luego estas se centraron en los cuerpos de tres de los varones mostrados anteriormente.

—Ellos fueron eliminados por nuestro sujeto aquí presente—la mujer rubia señaló a la pequeña niña.


— ¡¿Ella lo hizo?!—Varios de los líderes expresaron su incredulidad— ¡¿Sola?!


—Así lo dictaminó la evidencia —la mujer rubia afirmó—. No tenemos ningún testigo que corrobore la historia, pero las pruebas apuntan a ella y su testimonio es bastante acertado; hicimos todos los análisis, sin duda alguna ella lo hizo.

Todos en la sala la miraban impactados, y la pequeña les devolvía una feroz mirada, sin decir palabra alguna, simplemente se dedicaba a mirarlos y mantenerse quieta como si de una estatua se tratase, parecía acusarlos con sus ojos, al menos eso era lo que algunos de ellos sentían.

— ¿Lo hiciste? —Una mujer de entre los líderes preguntó dirigiéndose a la pequeña, por la manera en la que la miraba, parecía rogar que fuera una mentira y que tuviera una negativa por respuesta.

La pequeña la observó, luego con sus ojos ámbares recorrió los rostros de todos los presentes en la sala antes de contestar con un asentimiento de cabeza, aun sin pronunciar palabra alguna.


—Las fotos no prueban nada, pudo haberlo hecho alguien más y darse a la fuga. Lo que estás planteando es descabellado —replicó uno de los líderes.

—No trates de burlarte de nosotros, Jeanette—le siguió otro, comenzando a enojarse.


—Sé que parece descabellado, pero le hemos hecho pruebas y tiene todas las actitudes del sujeto ideal para iniciar con esta propuesta. Podemos moldearla para llevar este proyecto a la perfección, yo me encargaré de todo, ustedes solo deben esperar por los resultados —la mujer rubia los apaciguó con sus palabras.

Palabras que sonaban crueles desde una perspectiva más empática, la mujer rubia hablaba de la pequeña niña como si no fuera un ser humano, como si no fuera nada más que una herramienta que iba a usar para cumplir su propósito y beneficiar a las personas en esa habitación. Pero, nadie tuvo nada que decir con respecto a eso, nadie se detuvo a pensar en la chiquilla como algo más que un instrumento a usar en ese proyecto.

— ¿Cuánto tiempo? —Le preguntó otro líder, sus ojos brillando ante las posibilidades propuestas por la mujer rubia. Los beneficios que eso les traería eclipsando todo lo demás.

—Unos años como mucho, debemos condicionarla, sin embargo, les garantizo que cuando termine con ella, todos sus problemas se resolverán.


Fue la respuesta de la mujer. La pequeña niña a su lado permaneció allí estática, con ojos vacíos y mirada perdida, una solitaria lágrima deslizándose por su rostro mientras su destino estaba siendo sellado.


—De acuerdo, te daremos los recursos necesarios. Si algo llega a fallar la responsabilidad será solamente tuya y responderás por lo que pase, eso incluye si el proyecto llega a salir al público, negaremos cualquier vinculación y las consecuencias recaerán únicamente sobre ti.


—Lo sé, la responsabilidad será solo mía.


31 мая 2022 г. 14:45 0 Отчет Добавить Подписаться
6
Прочтите следующую главу Playlist

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 26 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму