aylenzunino Aylen Zunino

*Fanfiction de Naruto* Templados por el fuego de la crueldad, moldeados por el martillo de la apatía. No existe entre los shinobis lugar para los héroes. Konohamaru habrá de enfrentarse a las consecuencias de la corrupción de un sistema que comienza a caerse.


Фанфик Аниме/Манга Всех возростов.

#ninjas #fanfic #inkspiredstory #Naruto
1
1.3k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждые 30 дней
reading time
AA Поделиться

Prólogo

Itachi alzó los ojos al cielo. La pequeña llovizna intentaba limpiar algo de la sangre que le ensuciaba el rostro.

—Ya no queda nadie —le informó Keto.

—Muy bien —respondió Itachi, contemplando los cuerpos de su pueblo destrozados a sus pies —. Perfecto ¿Alguna baja?

—No señor.

Él asintió.

—¿Alguien más además del señor Danzo sabe que vinimos aquí y lo que debíamos hacer?

—No señor.

—Reune a tus compañeros, Keto —ordenó— Les daré nuevas órdenes.

En cuanto Keto se marchó Itachi se agachó junto al cuerpo de una mujer que había luchado valientemente contra él.

La tomó por el hombro y la volteó, de modo que el rostro salpicado de sangre de la mujer quedó boca arriba.

La mujer escupió sangre.

—¿Qué es... lo que has... hecho? —murmuró con dificultad, sollozó y se ahogó son su propia sangre— Mira dónde te ha conducido tu avaricia, mi... mi... niño.

Él se agachó y besó la frente de la mujer.

—Solo es un infimo sacrificio —susurró en su oído.

La mujer exhaló su último vestigio de vida y cuando la luz se extinguió de sus ojos rojos escarlata Itachi se los arrancó con un ninjutsu médico aprendido hace tiempo que le permitía obtener el ojo sin ningún tipo de daño.

—Descanza en paz, madre —dijo mientras cerraba los párpados de la mujer.

Guardó ambos ojos en pequeño frasco, el actual aseguró a su cinturón.

—Esperamos sus órdenes —anunció Keto.

—Pobres tontos —los insultó Itachi mientras se levantaba del suelo—. Entranados desde pequeños bajo el yugo de uno de los mejores y más crueles shinobis de nuestra época y no son capaces de aparecer sin hacer ruido.

Desenvaino su catana y líquidó en un centelleo del acento a los trece compañeros que lo acompañaban.

La llovizna se convirtió en aguacero, haciendo que la sangre se esparciera por la tierra.

Esperó allí a su superior, sentado sobre el cadáver de su padre. Sin embargo, este no apareció.

De repente un aire extraño le llegó por la espalda y dejó que las cadenas le rodearán el cuerpo.

Desde las sombras aparecieron miembros del servicio secreto del Hokage al que el mismo Itachi pertenecía.

Itachi sonrió con malicia.

—¡Lo que has hecho es imperdonable! —exclamó el anciano Hiruzen —. Asesinar a todo un clan...

—Solo hice lo que debía hacerse, anciano —lo interrumpió Itachi con firmeza—. Tú hubieras permitido que la aldea entrará en guerra y muchas más vidas se hubieran perdido.

—No vas a confundirme con tu falso discurso, Itachi. Así que dime cuál era el verdadero objetivo de este ataque.

Itachi bufó.

—No tengo permitido revelar los detalles de mi misión —respondió—, pero el señor Danzo...

—Danzo no te salvará está vez, Uchiha. De hecho fue él quien nos avisó del ataque.

Itachi frunció el ceño, pero actuó a tiempo.

Usó el Mangekio Sharingan para crear el Amaterasu y todo a su alrededor comenzó a arder con llamas negras que la lluvia era incapaz de apagar, quedándose así en la completa oscuridad de la ceguera.

Oyó los gritos de los pocos Anbu que cayeron presos de las llamas y se deshizo de las cadenas que lo envolvían.

Sacrificó sus ojos por segunda vez utilizado el Izanagi para volver unos minutos en el tiempo y tener la oportunidad de escapar de esa pelea que no estaba seguro de poder ganar.

Abrió nuevamente los ojos junto al cadáver de su madre, un segundo antes de sacarle los ojos.

Recuperó el tiempo gastado en despedir a su madre y con su increíble velocidad le sacó los ojos a todos los cuerpos que se encontró en el camino hacia el amparo de la montaña.

Danzo lo había traicionado. No sería el nuevo Hokage, ni siquiera lo conciderarian candidato. Hiruzen haría que lo ejecutaran públicamente por sus crímenes y entonces Danzo se habría deshecho de la única persona que era concientes de todos los secretos de la aldea y la organización.

Antes de irse de la aldea lanzó un Amaterasu a su viejo hogar. Incendíandolo todo con sus trece compañeras dentro que murieron consumidos por el fuego.

Cuando Hiruzen y los Anbu llegaron intentaron apagar aquel oscuro fuego antinatural que jamás habían visto, pero les resultó imposible.

Las llamas quemaron el hogar de los Uchiha durante un día completo y cuando se extinguió nada quedaba allí más que cenizas.

Los Uchiha y cualquier prueba de su existencia habían sido borradas de la faz de la tierra.

23 января 2022 г. 4:37:20 0 Отчет Добавить Подписаться
1
Прочтите следующую главу Capitulo 1

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 1 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму