kuma-kuroko Kuma Kuroko

"¿Lo escuchas? Un eco desconocido que quiere ser descubierto. No lo rechaces, no huyas, no lo desprecies... Deja que te envuelva, deja que te abrace ¿Lo escuchas mejor?" AU!Harry Potter Pairing: OT7 - NamKookMin [Kim NamJoon x Park Ji-Min x Jeon Jung-Kook] -Sope/YoonSeok [Jung Ho-Seok x Min Yoon-Gi] - TaeJin [Kim Seok-Jin x Kim Tae-Hyung] Advertencias: Lemon/Smut, Lenguaje Obsceno, Fluff, Hogwarts, OOC, Fantasía, Poligamia, Gore, Misterio. Portada: Kuma__Kuroko Siguiente: Incognito: Memoria Abyssi #2; Incognito: Mors Tenebris #3


Фанфик Группы / Singers 18+.

#ravenclaw #hufflepuff #gryffindor #slytherin #yoonmin #btsfanfic #au #alternativeuniverse #love #jikook #hopemin #jinkook #namjin #vkook #jinmin #vmin #sope #yoonseok #yoonkook #taejin #kookmin #namminkook #nammin #ot7 #fantasy #magic #morpho #fanficespañol #harrypotter #hogwarts #confort #hurt #suspense #gore #mistery #juvenil #smut #bangtansonyeondan #romance #bts #rm #v #suga #taehyung #yoongi #hoseok #jungkook #jin #namjoon #jimin
109
5.8k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый вторник
reading time
AA Поделиться

Unión Repentina

—L-Lo siento.

Muerde sus labios y aprieta el cuaderno de dibujo que lleva, arrimándose a las paredes del concurrido lugar y viendo a los lados ¿Dónde están? ¿Cómo se desaparecen tan rápido? Intenta ubicar a sus padres, sin éxito alguno. Todo lo que ve es gente andando de un lado a otro, usando ropa estrafalaria y brillante que bien puede sacar de los libros que leía con seis años.

Lejos de parecerle encantador, lo está asustando.

Da un quejido bajo cuando más y más personas aparecen. Traslucidas y azulina, pegadas a las que están en este plano terrenal. Ladea la cabeza, frunciendo las cejas y entrecerrando sus pequeños ojos triangulares. Alcanza a sentarse en el suelo y abrir el cuaderno, pasa las hojas, llenas de distintos y pequeños retratos. Toma un lápiz pequeño de su bolsillo y de tanto en tanto alza la mirada.

Viendo a una señora que compra algo en la tienda de en frente, teniendo al acecho una figura igual de pequeña, arrugada y sonriente.

— ¿Qué haces?

El dibujo se arruina por el movimiento brusco, gira la cabeza, encontrándose a un niño de expresión brillante y una sonrisa enorme. Tiene cabello naranja tirando a pelirrojo y ojos azules. Se inclina un poco, rehuyendo la mirada.

—Es un poco escalofriante ver a las personas fijamente.

Tarda lo suyo, pero responde:

—No la estaba viendo a ella.

—Eso parecía.

Al notar que lo está cohibiendo más que sacarle conversación decide parar con el tema.

—Soy Jung Ho-Seok, voy a Hogwarts este año, igual que tú ¿Cómo te llamas? —pregunta sentándose a un lado.

—Yoongi… Min Yoongi. —Aclara su apellido, alejándose apenas un poco, incómodo por la cercanía repentina.

—Ah~ Si eres coreano, por un momento pensé: Es palidísimo, puede ser chino ¡Quizá es un japonés! Y entonces fue como ¿Un japonés aquí y no en Japón para ir Mahoutokoro? ¡Eso tampoco tiene sentido!

— ¿Maho que?

—La escuela de magia japonesa.

— ¿Hay más?

Hoseok hace un círculo con la boca al notar lo confundido y sorprendido que está. Sumado a lo pequeño que luce, es como ver a un gato apaleado y tirado en una esquina de la calle, esperando ser adoptado.

— ¿Tus padres son muggles? —Asiente tímido—. ¿Y por qué estás solo aquí? No deberías estar andando por aquí sin saber nada ¡Te puede pasar algo! —afirma escandalizado.

—E-es que se perdieron. No sé dónde están y m-me moví, se supone que cuando pasa debo quedarme quieto, pero me atormenté y y-ya no sé-

Hoseok lo toma de la muñeca y antes de que zafe el agarre, con ligera molestia por el contacto sin permiso y repentino, es capaz de sentir ¿Algo? Extraño. Similar a una aguja clavándose en su brazo, una especie de calidez extraña que se extiende desde la mano de Hoseok, circulando por todo su cuerpo. Parpadea confundido, con una sonrisa repentina y sensación de alegría que jamás ha experimentado de esta forma.

—Aww, te ves lindo sonriendo.

— ¿Qué hiciste? —pregunta separándose, con deje asustado y la calidez perdurando en su sistema, sin permitirlo estar triste o preocupado por su estado actual. Su cabello se ve más oscuro ahora.

—Soy un mago empático—responde ladeando la cabeza, notoriamente menos feliz que hace unos instantes—. Puedo hacer que sientas la emoción que yo quiera siempre y cuando te quite la que estás sintiendo.

—Oh…

— ¡No te angusties! Mi familia es mágica, mientras encontramos la tuya, nosotros te acompañamos.

Jala a Yoongi para que vaya con él. El muggleborn permanece cohibido y tímido a pesar del recibimiento tan amable de todos en la familia de Hoseok. Incluido que le compren buena parte de lo que va a necesitar y que con padres muggles, seguro costaría la vida en entender. Pasaron alrededor de dos horas cuando finalmente la familia de Yoongi aparece, con la Sra. Min a poco de llorar de alivio.

—Lo sentimos mucho, es que nosotros nos perdimos también y- Ay no. —Yoongi se queda abrazado a su madre, entre apenado y queriendo esconderse.

—No importa~ Es encantador. Podemos ayudarlos cuando sea el primer día de clases. Hasta donde sé, no explican cómo entrar a la plataforma. —Ofrece la madre de Hoseok con gentileza. Hoseok no tarda en jalar a Yoongi consigo, saltando mientras lo abraza.

— ¡AH! ¡IREMOS EN EL MISMO CAMAROTE!

—Su-suéltame, me asustas.

~ * * * ~

—No te alejes mucho, Tae.

Hace un puchero antes de salir de la tienda, cargando el perro que sus padres están pagando. Lo van a hacer, así que no hay por qué asustarse. A menos claro, que deje ir al perro sin querer. Sale corriendo apurado a atraparlo. Una pequeña bola de pelos que bien le cabe en las dos manos.

— ¡AH! ¡GRACIAS! ¡ME SALVASTE LA VIDA! —dice deteniéndose frente al niño de baja estatura y mejillas grandes al igual que los labios.

—Es un perrito muy lindo ¿Hay más? Aun no me compran mi mascota. —pregunta entregándolo. En contra posición, su voz es muy fina. Taehyung al tiene muy gruesa.

—No vi ningún otro en la tienda, aunque quizá lo tienen guardado.

El contrario hace un puchero, metiendo las manos en sus bolsillos y el cabello lacio poniéndose de color celeste. Apretuja apenas al perro en sus manos, con los ojos brillantes y emocionados por aquello.

—Eres un morpho.

— ¿Eh? Sí, lo sien-

— ¡Nunca conocí a uno! ¿También irás a Hogwarts? —Asiente tímido—. ¡SEREMOS COMPAÑEROS DE CLASE! —Exclama emocionado con su cabellera tornándose púrpura con cuantiosos rizos—. Soy Kim Tae-Hyung ¿Cómo te llamas? —pregunta emocionado. Él otro luce igual de emocionado, con el celeste tornándose rosa rizado.

—Park Ji-Min.

Se arriman a un lado, cuchicheando los dos de cambios que han podido hacer con sus aspectos, que quizá sea cosa del destino haberse conseguido en este preciso momento, faltando una semana para el primero de septiembre y con ello, para llegar a Hogwarts. Siendo mejor ir conociendo al menos a una persona para pasar el rato en el tren.

Lastimosamente, los padres de Jimin aparecen y tiene que irse, no sin antes darle el número de celular para hablar después. Taehyung ladea la cabeza, creyendo ver una marca negra en la nuca de Jimin. Ideas mías tal vez. Silba, caminando para volver a la tienda de animales mágicos.

— ¿No puedo tener una alpaca? En América tienen alpacas. Quiero una alpaca. Será blanca y yo le pondré un pañuelo rojo ¡Se llamará RJ!

—No, Jin, no puedes llevar una alpaca a Hogwarts.

— ¿Un Sugar Glidder?

—Tampoco.

—No quiero nada—Hace un puchero marcado, Taehyung se asoma, curioso por la conversación tan peculiar. Mientras los adultos se alejan para decidir ellos que animal llevar, el menor de hombros anchos da cuenta del espectador—. Sí, sé que mi rostro es hermoso y te deslumbra hasta el punto de quedarte mirando, pero es un poco escalofriante que lo hagas. —informa a Taehyung, quien pasa a tener el cabello fucsia por la vergüenza.

—Lo siento…

—Es un lindo perro, crecen rápido para que no se los coma nada y llevar cartas—El perro ladra, sacando la lengua—. Aunque son una raza rara…

—Lo agarré solo porque parece odiar el mundo y necesita un abrazo. —El otro ríe por la nariz y de repente Taehyung se ve obligado a reír.

Porque esa risa de limpiavidrios es la cosa más graciosa que nadie podrá oír.

—Soy Kim Seok-Jin. Seguramente Hufflepuff en un futuro ¿Y tú? —Se presenta ladeando la cabeza, una sonrisa pequeña y linda en los labios rellenos y rosas. No más que los de Jimin, apenas más delineados que redondos.

—Kim Taehyung… ¡Ah! ¡Yo también seré Hufflepuff! ¡Seremos compañeros de casa! —Encoge de hombros con sonrisa cuadrada, Jin pone la mano en su barbilla, levantando las cejas en gesto juguetón.

—Tendrás mi bella presencia embelleciendo la tuya. Juntos, dominaremos Hufflepuff. —Taehyung se balancea, riendo. Que niño tan simpático.

. . .

— ¿Necesitas ayuda?

—No, es que-

Arruga la cara y la estantería acaba por caer al suelo junto a los libros que tenía encima. Los estornudos en conjunto revelan que hay una tercera persona aquí. Exhala, sosteniendo el par de libros enormes que quería tomar y estaban hasta atrás del resto.

—Ya lo recojo…

—Yo te ayudo, f-fue culpa mía.

—Nono, soy torpe, todo se me cae o rompe.

Jimin se une a ellos por cortesía, alcanzando a definir un poco de ambos. El que tiró todo es relativamente alto, cabello negro y piel apenas más morena en diferencia suya. Rostro redondo y labios anchos. El otro es ¿Peculiar? Cuanto menos. Da la impresión de que acaba de salir de un bosque.

El cabello sujeto de manera precaria y rara, algunas manchas de tierra en la cara y una cicatriz pequeña en el pómulo. Nariz pronunciada y labios finos. Al acabar de recoger todo sacude las manos.

—Uh… ¿Ahora qué hago? —pregunta con el libro en las manos.

— ¿Qué quieres decir con que haces? —pregunta el alto. Jimin ladea la cabeza.

— ¿Solo me lo llevo? Mamá y papá me dijeron que viniera a buscarlo mientras ellos buscaban otras cosas, pero- Yo nunca he… estado aquí… así… —balbucea abochornado, encogiéndose.

—Lo tienes que pagar en la caja—responde Jimin señalando la salida por la que se va—. Se da dinero y luego es tuyo. —Hace un círculo con la boca y asiente, aproximándose y olisqueándolo de forma indiscreta.

—Hueles a mago bueno… y a golosinas—Arruga la nariz, sonriente—. ¿Con cuánto se paga esto? Me dieron esto, pe-

—Mejor te acompaño a pagarlo. —Apura a decir el alto, en pánico de ver que el niño tiene tanto dinero encima y lo saca tan ¿Fácil?

Lo va a llevar con él a partir de ahora. Mientras él paga, Jimin se lo queda viendo, encontrando curiosa su actitud y el color de ojos dorados. Unos enormes ojos de cervatillo. Al notar la mirada gira y baja la cabeza.

—Me llamo Jungkook. Es un gusto.

—Soy Jimin—Sonríe ladeando la cabeza, con el cabello tornándose rosa y dejando atrás el color café. Jungkook queda con la boca entreabierta y aplaude con una sonrisa—. ¿Nunca habías venido a comprar?

—No. En mi casa no hay de estos.

— ¿No? ¿Cómo vives?

—Es que estamos a mitad del bosque.

Varios mechones se le tornan purpuras, inseguridad y duda.

— ¿Ah?

—Listo—Entrega la bolsa—. ¿Qué más debes comprar? No puedes ir solo si no entiendes cómo funciona el dinero. Te ayudo, mis padres vendrán por mi más tarde—Anuncia el más alto—. Soy Namjoon, por cierto. —Ambos saludan con la mano y el cuello doblado para ver arriba.

A juzgar por lo que lleva, también es de primer año ¿Cómo es tan alto? Y en el caso de Namjoon ¿Por qué son tan pequeños?

— ¿Tus padres dónde están? —pregunta a Jimin. Este gira a todos lados y luego lo ve a él.

— ¡No sé! —Sonríe enorme y radiante, balanceándose en sus talones.

—Bueno…—Exhala preocupado—. Supongo que podemos ir fuera y andar un poco hasta que aparezcan.

Jungkook lo toma de la mano para sorpresa de Namjoon y por imitarlo, Jimin hace lo mismo. Jimin no para de hablar, teniendo a Jungkook profundamente entretenido con ello. Namjoon se une a la conversación únicamente cuando escucha sobre Hogwarts.

—No sé dónde hay que tomar el tren—Admite Namjoon, avergonzado—. Mi madre es Muggle y mi tía, abuela, tío y primo también; soy mago por mi papá así que —Exhala nervioso por la explicación—. ¿Ustedes sí saben? —Jungkook niega con la cabeza.

—No, pero tengo un amigo que si ¡Podemos ir todos juntos! —dice Jimin.

—Ah ¿Bien? Supongo…

Namjoon tuvo que ayudar a un niño de ojos triangulares a no perder a su perro, pues se le había ido de las manos. Se pregunta porque todos son tan bajitos. Afortunadamente, encontró a los padres de Jimin, de Jungkook y los suyos vinieron por él.

Todos ellos inconscientes del enredo que se formó y de la forma tan indirecta de conocerse unos a los otros.

25 сентября 2020 г. 0:50:50 1 Отчет Добавить Подписаться
11
Прочтите следующую главу 2. Camino al colegio

Прокомментируйте

Отправить!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 57 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму