Короткий рассказ
2
5.5k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Toca a mi ventana


Recuerdo aquel aire de invierno, esa mirada al cielo, aquel pasto cristalizado, ese chocolate caliente por las mañanas, era de nuevo un 24 de diciembre, otro más.


— ¿Recuerdas cuánto te amo?


Yo tonto hablando conmigo mismo pensando que ella se hace tal pregunta, otra vez este miserable pensamiento que busca respuesta; respuesta del por qué termino todo de la forma que no queríamos.


A veces me acompaña en mi ventana un pequeño pajarito, me han dicho que por frío picotea mi ventana o que tal vez tiene hambre; pero me he dado cuenta de que siempre llega a mi ventana cuando la tristeza aparece de nuevo en mi vida.


— Eres tu pajarito bello, de colores horribles, con antiestético marrón combinado con negro, eres tú de nuevo pajarito bello.


Es de nuevo 24 de diciembre, y una foto familiar se encuentra encima de la chimenea, y solamente veo de nuevo al cielo, pensando en aquellas estrellas que no aparecen porque es temprano, temprano para darme cuenta que me encuentro solo y alejado de aquellos que amo.


— Hola, amigo pajarito, sé que soy estúpido al pensar que me entiendes, pero debo de admitir que tú presientes o entablas conmigo una empatía a distancia. ¿Qué te trae de nuevo aquí?


Recuerdo despertar sin calcetines, enrollado, y con una almohada mojada de lágrimas; es de nuevo 24 de diciembre, veo de nuevo la ventana, esta vez recuerdo a aquellos pequeños niños que paseaban en el jardín, ellos al verme corrían gritando:

— Tío, vendrá Santa Claus esta noche y nos tienes que ayudar a preparar sus galletas.


— ¿Cómo estás, pajarito?, cada día te veo más viejo, veo que tus alas están un poco maltratadas, seguramente tienes hambre, entra y te daré un poco de comer, ¿te parece?


Otro 24 de diciembre, me he preparado una taza de té, de esas que mi madre me hacía cuando era pequeño, eran los únicos días que mi padre estaba contento, y es imposible no recordarme de mi viejo, de mi vieja, de toda la infancia que viví con ellos.


— ¿Otro 24 que me acompañaras?, claro amiguito, pasa adelante, te daré de comer… al final me acompañas siempre para estas fechas, es lo menos que puedo hacer.


Esta vez decidí enrollarme en las chamarras todo el día, prender la televisión e ignorar por un momento mis recuerdos, pero de nuevo fue inevitable no pensar en mi soledad, pero esta vez no me acompaño mi amigo, algo se sentía distinto.

Eran las 11:59 y por un momento me sentí mal, deje la taza de chocolate, y vi la foto de mi querida familia, aquella que perdí ese 24 de diciembre; de repente mis ojos se cerraban, de nuevo llego mi amigo, ya un poco viejo, y solo pude sonreír, se vino a despedir después de 20 años de compañía.



Narrativa corta Vol 1.

5 de Septiembre, 2020

6 сентября 2020 г. 5:44 6 Отчет Добавить Подписаться
6
Конец

Об авторе

Gerson Ivan Católico, publicista y escritor en fase de prueba. Sigueme en Twitter: @gersonivan_gt Instagram como: @gersonivangt

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~