kookie_red7 ••𝚀𝚞𝚊𝚛𝚊𝚗𝚝𝚒𝚗𝚎••

Taehyung todos los viernes le pide a su tía Yerim quedarse a dormir en su casa. A las 7 Bogum pasa por el para "cenar", regresando siempre a las 10. Entonces Yerim se pregunta porque viernes con viernes si su sobrino sale a cenar, lo encuentra en la cocina hurgando comida antes de dormir. — Tae, si fuiste a cenar ¿porque tiene hambre? — Es que no me llene tía. — No mientas más, ya se que en vez de ir por la cena, fuiste primero por el postre. 🧁BogumXTaehyung 🧁Historia 100% mía 🧁One Shot 🧁Basado en hechos reales (͡° ͜ʖ ͡°)


Фанфик 18+.

#taehyung #vharem #GumTae #bogum #postre #yerim
Короткий рассказ
52
1.6k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Postre

:・゚✵ :・゚✧ :・゚✵ *:・゚✧:・゚✵ :・゚✧:・゚


Un castaño metía prendas diminutas en su mochila con bastante cuidado, había elegido con cautela el outfit que usaría ese día, mordió su labio al imaginarse modelando el pequeño conjunto de tela casi transparente con piedritas que le hacían ver como diamantes. Esa noche sería perfecta. Estaba demasiado concentrado imaginando lo que haría justo cuando la luna saliera y la oscuridad se volviera su amiga para ocultar lo que iba a pasar, que no noto a la mujer recargada contra el marco de la puerta, en una mano una gran taza de té, los lentes casi resbalando por el puente de su nariz, la pijama ya colocada aunque aún eran las siete y los pies descalzos.


— Estas muy ansioso por tu salida pequeño Tae.—dijo la mujer causando que el castaño brincara en su lugar.


— Tía Yerim—se giró el castaño para ver a la rubia — Me asustaste, y si estoy emocionado por conocer ese nuevo restaurante al que iré con mis amigos. —mintió moviendo sus pies nerviosamente.


Kim Yerim no era una mujer que pudieras engañar con facilidad, intuía lo que pasaba pero no quería adelantarse, esperaría paciente a ver como actuaba su sobrino. Su hermano Namjoon le había encargado vigilar de cerca al menor, pues aunque tenía apenas 17 años parecía que su cercanía con nuevos compañeros le estaba afectando, causando que Taehyung comenzará a mentir y fugarse de su hogar.


— Ya veo —dio un sorbo a su té —¿Cómo dices que se llama ese restaurante? —cuestiono mirando fijamente a su sobrino que ya comenzaba a sudar.


— Amm — el castaño apretó sus manos — Se llama… — pensó en que decir — su nombre es “La casita azul” — no sabia si existía un lugar así pero confiaba en que su tía, una mujer cercana a los 40 no salia por los viernes a explorar las zonas de ocio en la ciudad.


— Creí que se llama “La Bodega”, digo así dijiste ayer —levantó una ceja y se contuvo a reír. Ella no era tonta, a Taehyung parecía que se le olvida que ella fue joven.


— S-si — rasco su nuca nervioso — Es que ahí iríamos pero ahora todos queremos ir a este otro lugar. —su labio tembló.


— Y ¿quienes irán? —volvió a sorber de su té.


— Ira Jimin ¿te acuerdas de él? — la rubia asintió — También Eunha, Lisa, Hoseok y… — suspiró — Bogum —dijo bajito.


— ¿Bogum? — pregunto Yerim fingiendo no escuchar bien. Taehyung asintió — ¿Él es el chico mayor que ustedes? ¿El que anda en una moto? —el menor asintió rápido.


— Si es él, pero Bogum es bastante tranquilo —volvió a mentir. Bogum no era para nada tranquilo, menos cuando él estaba bajo él en la amplia cama de la casa del mayor.


— Mira que bien ¿ a que hora pasan tus amigos por ti? — vio la cara del menor palidecer.


— Este… día vendrá Bogummy por mí, veremos a los chicos en el restaurante. El no debe tardar en pasar por mi.


Yerim moría por soltarse a reír a carcajadas, su sobrino era tan obvio. Asintió fingiendo estar convencida.


— Bueno cielo, te dejo terminar de arreglarte — se dio la vuelta y el castaño suspiró aliviado hasta que Yerim volvió sus pasos — Por cierto ¿para qué llevas esa mochila? ¿piensas robarte la comida o que?


Atrapado, fue lo que pensó Taehyung, ya no sabía qué más mentiras decir. Ahora si su plan de pasar la noche con Bogum se había arruinado ¿qué diría su tía si abría la mochila y veía la diminuta tanga, el lubricante, su neceser de maquillaje y los condones?. El pitido de una moto le hizo temblar ligeramente, Bogum ya había llegado.


— Ya llegó Bogum tía — se colocó sus tenis aun con las manos temblando, arregló sus cortos shorts y alisó su camisa con decorado de flores. Caminó hacía la mujer y aclaró su garganta antes de hablar.— ¿Ya me puedo ir?.— cuestionó bajito.


— De acuerdo cielo, recuerda te quiero aquí antes de las diez… — el menor iba a renegar pero Yerim no le dejó — Si solo vas que cenar niño, no creo que en tres horas no puedas terminar tu platillo. Anda vete antes que me arrepienta de que te subas a esa moto.


El castaño asintió y feliz salió de la casa de su tía. No era la primera vez que visitaba a la hermana de su papá con algún motivo oculto, pero nunca se le había ocurrido decirle a sus padres que se quedaría a dormir con Yerim para después mentir a la mujer rubia y salir a tener una buena ronda de sexo con su sexy novio mayor.


Vio a Bogum esperando por el recargado contra la moto, sonrió. Se veía tan guapo con sus jeans oscuros, su camisa negra y su chaqueta de cuero, su cabello largo oscuro se movía por el viento. No había duda que su novio era el más guapo, al menos para sus ojos.


— ¡Hola amor! — brinco para ser sostenido por el mayor quien no dudó en apresarlo entre sus brazos y comenzar a repartir besos.


— Mi amor, ya estaba desesperado por tenerte— dijo Bogum apretando la cintura del contrario — ¿Estas listo para la diversión?— el castaño mostró su mochila y el mayor sonrió amplio.


Ambos se sonrieron sin saber que Yerim los espiaba desde la ventana. La mujer no era una tonta, sabia que su sobrino y "su amigo" pasarían de la cena para comerse el postre primero. Los jóvenes se fueron a gran velocidad en la motocicleta, entre risas y besos llegaron al motel que les esperaba. Bajaron tomados de las manos y en la oscuridad se colaron a la habitación listos para la acción.


Bogum tomó al menor en brazos para dar una vuelta mientras lo besaba, los delgados brazos se agarraron con fuerza al cuello del pelinegro. Eran jóvenes y hormonales, Taehyung había perdido su virginidad con el chico rudo de la moto, había caído por los tatuajes sobre la piel blanquecina, por los mechones largos y por la manera sucia en que le hacia el amor en las cuatro paredes de esa habitación.


Taehyung se levantó emocionado listo para ponerse las prendas finas y delgadas que había seleccionado. Guiño un ojo antes de comenzar a cambiarse en el baño amplio, la tela se ajustaba a su piel de miel, suspiro profundo antes de salir caminando de puntitas, su torso con un arnés de material brillante, unas joyas pequeñas decorando su cuerpo, en su pelvis la tanga invadiendo su nalgas, estaba listo para ser devorado, el sin duda era el mejor platillo principal.


— ¡Mierda bebé! —se levantó del colchón donde esperaba a su chico, tomó la cintura y su boca no tardo en buscar los labios contrarios, sus manos acariciaban la piel caliente.


Entre besos y juegos de placer Taehyung fue despojado de su linda tanguita brillante para quedar solo con el arnés, la boca de Bogum tatuó besos en su piel, las manos del mayor tocaron cada punto exacto que le hacia gritar sin importar que su garganta terminara ardiendo. Acostado con su rostro hundido entre las almohadas y sus nalgas meneándose ante los ojos del pelinegro, mientras los dedos lubricados se hundían en su entrada adaptando las paredes para recibir el glande que goteaba ansioso por ingresar.


Las tres horas parecían esfumarse mientras los cuerpos chocaban, Taehyung abrazaba con las piernas las caderas contarías mientras su entrada era profanada por el pene del mayor, ambos sudando, gimiendo, disfrutando. Bogum sintió las paredes internas del menor apretarse en su virilidad logrando que soltara su esencia entre el látex que les separaba de estar piel con piel. Los dos terminaron a la vez, cansados se mantuvieron abrazados, buscando controlar su respiración agitada.


— Demonios bebé, mi pene esta super sensible... —habló el mayor pegando a Taehyung a su pecho desnudo. — Pero no sabes como me provocas, me encanta hacerte mio, escuchar como gimes mi nombre como la primera vez.


— ¡Basta! no digas esas cosas —dijo sonrojado el castaño.


—Pero bebé acabas de darle unos sentones de infarto a mi pene y te pones tímido por un cumplido.—los dedos del menor pellizcaron la tetilla del mayor — ¡Auch! de acuerdo tu no me diste el mejor sentón de la vida —molestó y sujetó la cintura del castaño.


— Eres un tonto —se acerco para besar los labios contrarios, mordiendo ligeramente el belfo inferior. Taehyung giró en la cama para coger su celular y comprobar que su rica cena había llegado a su fin. — Es hora de volver o mi tía va a sospechar. —se sentó en la cama haciendo una mueca de dolor.


—De acuerdo cielo — se acerco para besar los hombros desnudos y luego la nuca —Te quiero Tae.


— También te quiero Bogummy, ahora date prisa, no quiero que la tía Yerim le de quejas a papi y me prohíba pasar los viernes con ella.


— Bebé ¿enserio crees que tu ria no se da cuenta de lo que realmente hacemos? —pregunto el mayor colocando sus bóxer y acomodando con sus manos sus bolas entre la prenda.


—Claro que no, ella confía en que salimos a cenar con amigos. —aseguro el menor.


Los novios salieron del motel entre la oscuridad, Bogum condujó por la ciudad con prisa, debían ser puntuales, a las diez estar fuera de la casa de la tía Yerim o Kim Namjoon se enteraría de que el pequeño Taehyung llegaba a casa con el estomago vació pero el culo lleno, cuando se suponía que con los amigos cenaba.


— Gracias por la mejor noche —dijo Bogum apenas llegó a la casa de Yerim —¿seguro no quieres que te compre algo de cenar? Puedo dejarte en la ventana una pizza o algo bebé — tomó la cintura y besó la frente.


— No es necesario, la tía duerme temprano. Buscare algo apenas las luces se apeguen.


Los novios se despidieron con un beso y Taehyung entro a la casa de su tía, le saludo de lejos pues estaba seguro el aroma de Bogum reinaba en su piel, eso y la combinación de su sudor por el acto realizado, se encerró en la habitación y se dio un baño para borrar toda evidencia. Una vez las luces se apagaron, salio de puntitas del cuarto listo para por fin cenar, su estomago rugía sin parar. Cogió algo de fruta, jamón, pan y queso. El sexo lo dejaba tan hambriento, comía en la oscuridad hasta que la luz de la cocina se encendió y su rostro moreno se puso pálido.


— ¿Tae? —pregunto Yerim entrando a la cocina con su pijama.


— Hola tía — dijo nervioso el menor, intento con sus manos cubrir la comida pero fue inútil, Yerim había visto todo.


— Tae, si fuiste a cenar ¿porque tiene hambre?— preguntó curiosa y sonriente.


— Es que no me llene tía.—mintió confiando que Yerim le creería.


— ¡Ajam! No mientas más, ya se que en vez de ir por la cena, fuiste primero por el postre.


— No se de que hablas tía.—volvió a mentir el menor totalmente sonrojado por haber sido descubierto.


— Seguro, Sabes, yo también fui joven y muchas veces hice lo mismo que tu. Tae no esta mal que tengas sexo con tu novio, eres joven lo entiendo, solo cuídate —se sentó frente al menor —Y para la próxima dile a ese vago que te lleve a cenar antes.


Taehyung sonrió, había sido descubierto pero su tía Yerim parecía ser mas comprensible que su padre. Estaba decidido que los viernes en casa de la tía no faltarían, claro ahora si aceptaría la comida a escondidas, pues su panza ya no podía aguantar más.


[Fin]

27 августа 2020 г. 0:00:23 1 Отчет Добавить Подписаться
21
Конец

Об авторе

••𝚀𝚞𝚊𝚛𝚊𝚗𝚝𝚒𝚗𝚎•• ホぁ !estas entrando a un sitio de pornoche. ⠀⠀⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⠀ →Sweek: kookie_7 →Ao3: kookiered_7 →Wattpad: GgukSeven

Прокомментируйте

Отправить!
Karina Aguilar Karina Aguilar
Realmente hermoso me encanta las historia de Taehyung con sus amigos buenisimo realmente te felicito eres una gran escritora
~