1.3k
35.5k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждую пятницу
reading time
AA Поделиться

red; myg

Era una de las grandes cuestiones de la humanidad.

¿Ser o no ser?

¿Fue antes el huevo o la gallina?

¿Sería buena idea tener sexo con la menstruación?

No era tanto un planteamiento diario, porque desde que fuiste consciente de aquel estrambólico proceso de tu cuerpo y mente, también lo fuiste de las reacciones masculinas a ello.

Desde tu hermano gritando de puto pánico "¡Te estás desangrando!" al ver una mancha en tu pantalón de pijama, hasta años más tarde, el "Ew, pero es sangre" de tu primer novio.

Sí, era sangre.

Sangre como la que cubría casi todas las malditas películas de la saga de Saw que ambos, tu primer novio y tu hermano, veían con entusiasmo.

Pero no, tu sangre les daba miedito.

Suspiraste dejando tus brazos caer a ambos lados sobre el colchón. Hacía un año que estabas con tu actual pareja, Min Yoongi. La conversación nunca se dió realmente, que no hubiese sexo durante la menstruación era algo que simplemente habías empezado a dar por hecho años atrás.

¿Cuál era el problema ahora? Pues que llevabas 4 días más caliente que el cenicero de un Bingo.

Y por supuesto, tu novio no era de mucha ayuda.

Giraste un poco tu cabeza sobre la almohada para observar a aquel pequeño y peligroso bastardo. Podía parecer un ángel fácilmente, con sus dulces rasgos, casi femeninos de lo finos que eran.

Pero Min Yoongi era cruel.

Cuando fingía no percatarse del efecto que sus miradas distraídas, sus pucheros o sus leves sonrisas tenían en ti.

Yoongi estaba rodeado por esa falsa indiferencia que podía tenerte pataleando en el suelo por su atención y lo máximo que conseguirías era una mirada perezosa y un "Compórtate, idiota".

Así de adorable era Min Yoongi.

Os habíais conocido un año y medio atrás durante el rodaje de uno de los videoclips musicales de su grupo. Tú eras directora de fotografía y tu empresa había sido absorbida por Big Hit.

Habías sido bastante escéptica al respecto. Tus gustos musicales estaban bastante lejos de los grupos comerciales y solías sospechar bastante de la honestidad de su música.

Resultaba algo difícil de creer cuando un tipo con maquillaje y una novia modelo con dos metros de piernas, te cantase que eres perfecta tal y como eres recién levantada.

Sospechoso.

Sin embargo, Bangtan era diferente. Tu escepticismo fue desapareciendo conforme trabajabas con ellos, para ser reemplazado por una profunda admiración y respeto hacia ambos, su trabajo y su calidad como equipo.

Poco tiempo transcurrió hasta que se os propuso firmar un trabajo de exclusividad profesional, limitando vuestros proyectos a Big Hit.

Así fue como comenzaste a trabajar más y más con los chicos y en consecuencia, con Min Yoongi.

A menudo hablabais de música, arte y filosofía. Yoongi era todo lo contrario a lo que en tu cabeza conformaba la imagen de un idol. Era humilde, difícilmente impresionable por lo material, sencillo y entregado a lo que él consideraba su misión en la vida: su trabajo.

A veces llegabas al estudio por la mañana sólo para encontrar que él aún no se había ido, pasar las noches en vela era algo casi cotidiano para Yoongi. Y aunque estabas en completo desacuerdo, en el fondo admirabas su silenciosa pasión.

Así fue como comenzaste a enamorarte de él.

Intentaste frenarlo con todas tus fuerzas cuando te diste cuenta, pero ya era tarde.

Y cuando aquella noche sonreíste sentada a su lado en el estudio, escuchando su última creación, de la nada, Yoongi se inclinó sobre ti y te besó lenta y profundamente.

Luego se apartó sin decir nada y siguió trabajando.

Suspiraste recordando todo aquello y no pudiste evitar que viniera a tu mente tu primera vez con él.

Oh, eso no mejoraba tu estado.

Suspiraste girándote en la cama y Yoongi murmuró algo aún dormido.

Hiciste un puchero mientras observabas su rostro somnoliento. Su cabello liso y oscuro cayendo sobre su rostro. Aquella perfecta curvatura de sus ojos, la adorable forma infantil de su carita, sus labios pequeños y rosados que ocutaban la sonrisa más dulce que habías visto. Y no pudiste evitar inclinarte para besarle suavemente. Sus párpados temblaron y pensaste que se despertaría, pero pronto su cuerpo volvió a relajarse en el profundo sueño.

Deberías dejarle en paz.

Tu voluntad volvió a fallar cuando lentamente retiraste el edredón lejos de su cuerpo y descendiste hasta apoyar tu cabeza en su estómago. Sonreíste sintiendo su vientre subir y bajar al son de su tranquila respiración y entonces decidiste que Yoongi era demasiado sexy como para poder seguir durmiendo en paz aquella mañana.

Tu mano descendió hacia sus pantalón gris de deporte (el cual se había comprado para dormir porque Yoongi odiaba hacer deporte) hacia la zona de su entrepierna. Tus dedos recorrieron la tela del pantalón y alzaste una ceja al sentir la dureza del miembro de Yoongi bajo ella. Mordiste tu labio inferior mientras tus dedos se amoldaban a la forma del miembro de Yoongi y comenzaste a acariciar suavemente moviendo tu mano arriba y abajo.

Un suave gemido salió de la boca de Yoongi y tú reíste suavemente viendo como suspiraba en sueños ante la agradable sensación. Lamiste tus labios, parando el movimiento de tu mano para tirar del pantalón hacia abajo. Sabías perfectamente que Yoongi sólo usaba calzoncillos cuando era estrictamente necesario, así que no te sorprendió que no los llevase.

Su erección mañanera brincó de una forma adorable, cayendo sobre su estómago. Tus dedos volvienron a aferrarla, esta vez sintiendo la calidez de su piel y continuaste acariciando. Su punta tenía un color rosa oscuro adorable que iba perdiendo poco a poco a medida que bajaba por el tronco blanquecino del color de Yoongi. Aquel tono pálido hacía que las venas se marcasen azuladas bajo su piel y te encantaba.

Estabas acariciando embelesada como si estuvieras ante una obra de arte del mismísimo Renoir, pero no, hablabas del miembro de Yoongi.

Te inclinaste lentamente, sin dejar de acariciar hasta que tus labios se presionaron en la parte baja de su pene, casi al final del tronco y besaste despacio, asegurándote de que eran besos con lengua. Subiste poco a poco, recorriendo todo el tronco y alzaste la mirada para encontrar a Yoongi despierto, con sus ojos fijamente en ti.

—Oh, haz como si no estuviera aquí. —Dijo, alzando una ceja— Ya veo que vosotros dos estabais a lo vuestro...

Reíste suavemente, negando con la cabeza y observaste su sonrisa aparecer.

Cada vez que sonreía, querías comérsela.

No la sonrisa.

Separaste tus labios para meter la punta en ellos y Yoongi retuvo la respiración, siseando entre dientes. Sus rodillas se doblaron un poco y tú te recolocaste entre sus piernas ahora abiertas para darte mejor acceso. Cerraste los ojos y decidiste perderte en el delicioso sabor salado de Yoongi, con tu cabeza moviéndose arriba y abajo en un ritmo lento pero intenso. Aquel sonido grave que provenía de la garganta de Yoongi era una motivación extra y cada vez que gemía era una pequeña victoria para ti. Sus dedos se enterraron en tu cabello, acariciándolo con cariño mientras tu succionabas, lamías y besabas con pasión su erección. Te lo sacaste de la boca, sin dejar de mirar a Yoongi y con una sonrisa, descendiste hasta que tu lengua acarició uno de sus testículos. Yoongi gimió echando su cabeza hacia atrás en la almohada y tú continuaste lamiendo y jugando con tu lengua en sus testículos mientras tu mano mastubaba su duro y ahora húmedo miembro por tu saliva y su líquido preseminal.

—Joder—Jadeó, apretando los dientes—¿Qué pasa contigo esta mañana?

Reíste bajo, desocupando tu boca para poder contestar.

—No lo sé, quizá sea mi menstruación. —Apoyaste tu mano en el colchón y con la otra aferraste su erección desde la base para mantenerla quieta mientras escupías sobre la punta— Mis hormonas están algo alteradas...—Te metiste la punta en la boca escuchando el gemido de Yoongi y volviste a retomar el ritmo lamiendo y succionando la sensible cabeza de su erección durante unos veinte segundos antes de apartarte unos segundos y volver a metértela en la boca, ésta vez con la intención de ver cuán profundo podías abarcar su miembro. Sentiste su cuerpo entero tensarse ante tu intento y sus dedos se apretaron en tu cabello cuando tu terquedad acabó causándote una gran arcada y tuviste que apartarte tosiendo con lágrimas en los ojos.

Nota mental: No intentar hacer todo lo que ves en las películas porno.

—¿Estás bien?

Yoongi se sentó de un salto, inclinándose sobre ti para comprobar que no te morías mientras tú recuperabas el aire.

Wow, nada era tan sexy como verte luchar por no morir ahogada cual trucha fuera del agua. Pensaste con sarcasmo.

—¿Mejor?

—Sí...sí.

—Bien.

Tu cuerpo de repente se vio en el aire durante unos segundos antes de golpear el colchón tan fuerte que rebotaste y te costó unos segundos entender que era Yoongi el que te había literalmente lanzado contra él.

Su boca se presionó contra la tuya agresivamente mientras se colocaba encima de ti y sus labios bajaban por tu cuello mientras sus manos amasaban tus pechos encima de la ropa desvergonzadamente.

—Y...Yoongi—Jadeaste, sin poder evitar encontrar difícil hablar mientras él te tocaba de esa forma. Escuchaste un "huh" en tu cuello y tu respiración se cortó al sentir su erección sobre tu estómago— Te...tengo la regla y...

Él se apartó y supusiste que se le había olvidado ese detalle, por la forma en la que estaba intentando follarte.

—¿Es porque te duele? —Dijo, mirándote.

—Ehmm...¿El qué?

—Cantar en Do Mayor —Rodó los ojos—¿Pues qué va a ser? Hacerlo con la menstruación.

Parpadeaste confusa.

—No...o sí. Yo qué sé. Nunca lo he hecho ¿Cómo voy a saberlo?

Yoongi frunció el entrecejo luciendo aún más confuso que tú.

—¿Cómo que nunca...? ¡Yo pensaba que no querías hacerlo porque te dolía!

—¡No! Era porque los hombres no quieren...ya sabes, cuando el campo de batalla está lleno de sangre...

—¿De qué mierda estás hablando? —Yoongi te miraba como si estuvieses diciendo que la Tierra era plana, entre una mezcla de perplejidad y otra de "eres tonta del culo". Lo querías incluso cuando usaba esa expresión— ¿Sabes qué? Luego me lo explicas, ahora no tengo tiempo.

Abriste mucho los ojos, separando los labios para pedirle que esperase pero él no te dio tiempo de reacción. Tu pantalón bajó junto con tus braguitas y te dio miedo imaginar cómo estaría aquello ahí abajo pero no pudiste centrarte en el miedo mucho más porque Yoongi ya te había penetrado.

Entonces te diste cuenta de que aquel sonido salió de tu boca.

Chillaste.

Yoongi se quedó quieto y en su rostro podías ver la tensión cuando no supo bien cómo interpretar aquel grito tuyo.

—¿Estás...?

—OH JODER, SÍ.

Se le escapó una pequeña risa de alivio y sus manos se colocaron en tus caderas aferrándolas al sitio para que dejases de moverte y comenzó a marcar un ritmo lento pero continuo, comenzando suave.

Tú cerraste los ojos, lloriqueando su nombre, de placer. No sabías explicar bien lo que estaba pasando pero era como si tu sensibilidad se hubiese multiplicado por tres y pudieses sentir hasta la textura de las venas de Yoongi mientras te penetraba.

Joder, era como si tu vagina estuviese tan despierta que sólo le faltase hablar.

Tu cuerpo se retorció mientras gemías tan fuerte que probablemente alguien en el edificio se hubiese despertado por tu culpa.

Aunque no podía importarte menos.

Las manos de Yoongi se apoyaron a ambas partes de tu cabeza y él descenció hasta que su tostro estuvo a centímetros del tuyo. Pensaste que quería besarte, así que alzaste tu cabeza hacia él pero una de sus manos aferró tu mandíbula con algo de aspereza, mientras la intensidad de sus ojos te quemaba.

—Jamás vuelvas a preguntarme y mucho menos asumir que algo acerca de ti o de tu cuerpo me da asco ¿Entiendes? —Su agarre en tu mandíbula se tensó hasta rozar lo doloroso y te encantó. Gemiste suavemente cerrando los ojos mientras el ritmo de sus caderas continuaba y asentiste con dificultad— Bien, ahora date la vuelta para que te folle.

Jadeaste cuando soltó tu rostro, con tanta fuerza que tu cabeza cayó sobre la almohada y te apresuraste a incorporarte para seguir sus órdenes tan pronto él estuvo fuera de ti.

Al hacerlo, captaste la imagen de Yoongi desnudo, su erección firme manchada de rojo y sus ojos llenos de deseo. Algo en tu interior se volvió más cálido con esa imagen. A él no le importaba.

Te giraste, colocándote sobre tus manos y rodillas y pronto sentiste a Yoongi alineándose en tu entrada para empujar dentro de ti.

A partir de ahí no hubo ningún pensamiento coherente. Una de sus manos aferraba tu cadera, al otra recogía tu pelo en una coleta de la que tiraba frecuentemente mientras te follaba rápido y duro desde atrás.

Lloriqueaste, suplicaste, gemiste y gritaste, pero nada parecía despertar la piedad de Yoongi.

Hasta que fue demasiado.

Te corriste como nunca habías recordado antes en tu vida y estabas segura de que bien podría haber sido un micro desmayo cuando caíste sobre el colchón. Yoongi salió de ti con cuidado y te ordenó que no te movieras durante unos segundos, hasta que sentiste el cálido espesor de su semen caer sobre tu espalda y trasero. Escuchaste los jadeos de él, mientras se acariciaba pacientemente, derramando hasta la última gota sobre ti.

Una vez acabó, se desplomó al lado tuya en el colchón y te miró con una sonrisa antes de acercarse a besar tus labios dulcemente.

Sentiste una calidez en el pecho. Quizá fuesen tus hormonas que te hacían demasiado sentimental (entre otras cosas) o quizá era el hecho de darte cuenta de que Yoongi amaba tu cuerpo y tu naturaleza como mujer tanto que tu feminidad no era una restricción para él.

Siempre estabas quejándote de que no lo era, pero lo cierto era que Yoongi era tan romántico.

—Cuarenta y ocho.

Frunciste el entrecejo sin entender a qué se refería.

—¿Q...qué?

—Poniendo de media un polvo al día, durante los cuatros días que dura tu menstruación, multiplicado por un año que llevamos juntos. Son cuarenta y ocho polvazos que me debes.

Okay, mejor lo dejabas en que Yoongi tenía su propia y única forma de ser romántico.

Y te encantaba.

23 августа 2020 г. 14:30:12 39 Отчет Добавить Подписаться
298
Прочтите следующую главу warm; jhs

Прокомментируйте

Отправить!
Carla Silva Carla Silva
venir desde Wattpad hasta acá ha valido la pena.... valió cada maldito segundo
Nicolas ferrer Nicolas ferrer
Iba a hacer el meme de la app, pero seria mentira :(
ao ana ortiz
vine a la app solo para poder leer de nuevo este libro gracias por publicarlo de nuevo <3

Less Min Less Min
Vine hasta esta app solo por este libro ❤❤❤
Danna Sincler Danna Sincler
Estaba ansiosa por que lo vuelvas a publicar realmente uno nunca se cansa de leerte, Eros es arte al igual que tú 🖤🍷
Sophie Sophie
Vineee a esta app solo por ti y volver a leer éste relatos es un placer de vida 😉🔥
Vakira Valadez Vakira Valadez
No puedo dejar de pensar en las sábanas... Es que se van a manchar!!!!!! Quitar una mancha de sangre es más difícil Y luego semen con sangre....

  • Vakira Valadez Vakira Valadez
    Se me sale lo señora August 27, 2020, 05:30
  • Minnie Jaegger Minnie Jaegger
    Yo pensaba lo mismo, en las sabanas y lo mucho que hay que fregar para que salgan las manchas xd la próxima en la ducha jujuju August 27, 2020, 17:59
Dannah Martel Dannah Martel
AMO Es mi favorito ♡
MJ Mia Jordan
Que emoción volver a encontrarte por aquí. Me encanta este Yoongi salvaje y sin miedo ni asco. Gracias por escribir historias maravillosas, besos Mary 💕
Lilxkth Lilxkth
Por ti, solo por ti me descargué esta app, para leer tus increíbles obras. :)
Francheska Rojas Francheska Rojas
Amor es instalarse una aplicación solo para leer los relatos de noonatrash
Kic@_lvp [email protected]_lvp
Min Suga se mi esposo!!!
yoongi_meowmeow yoongi_meowmeow
Esto es lo que necesito en la vida, te amo noona, y a min yoongi tambien 💜💜💜
☽𝕄𝕆𝕆ℕ☾ ☽𝕄𝕆𝕆ℕ☾
Es una obra maestra 🥺
CY Claudia Ynga
Gracias por tanto ❤
CY Claudia Ynga
Gracias por tanto ❤
Alessandra  Alessandra
Amo este libro! De verdad es muy genial. Gracias por volver a deleitarnos con tus obras, y tener la posibilidad de leerlas ❤️
Sanhaa Rivers Sanhaa Rivers
ESTE RELATO LO LEERE HASTA QUE PUEDA CUMPLIRLO T.T TE AMO NOONA
Fernanda Domínguez Fernanda Domínguez
AMOOOO, muchas gracias!! Me encanta Eros, lo espere con muchísimas ansias ♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️
Tiburonsin Sk Tiburonsin Sk
Agradecida con el de arriba por dejarme leer nuevamente esta joya. ❤️
SC Sofia Carol
Al fin podemos leer de nuevo esta joya, gracias Noona💜!
𝖘𝖆𝖒 𝖜𝖔𝖑𝖋 𝖘𝖆𝖒 𝖜𝖔𝖑𝖋
Este es de mis favoritos, de verdad. Qué gusto poder volver a leer todo esto! Gracias!
Buenas Noches Buenas Noches
Noona gracias por ser tan fuerte y volver a publicar esta maravilla
Min Hana Min Hana
Nunca voy a superar estos relatos🤧 gracias a ellos fue que empecé a aceptar muchas cosas de mí que veía como anormales🤧🤧💖
nani boo nani boo
ok... ahora mi vida está completa de nuevo, mientras red exista yo puedo existir
Tony Montana Tony Montana
Muchas gracias por publicarlo, este es uno de mis favoritos 💜✨
Sasha Rodriguez Sasha Rodriguez
Siempre que lo leo parece la primera vez, simplemente maravilloso noona
Dess Dess
Esto contribuye a mi lectura número 1000 de este capítulo. Lo he leído tantas veces que ya me sé los diálogos KSJSJSKSN.
RM RK Mace
Mi relato fav. Grandioso que no te rindas con estos relatos
Brenda Moran Brenda Moran
Rompiendo tabúes como siempre, uno de los mejores relatos. Me encanta, cari!!
Allison Allison
Awwww uno de los mejores, en realidad todos son buenos, me mata la espera
_ARIA_ _ARIA_
Y este es por mucho, uno de mis relatos favoritos Noona 🥺🥰😍.
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 6 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Похожие истории