Countdown to The Authors' Cup 2020. Sign up now for chance to win prizes!. Читать далее.
Короткий рассказ
7
3.0k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

19% de batería

Eso es lo que resta en mi equipo; una cantidad pequeña si se compara con la carga completa, menos de un quinto de la capacidad. Sin embargo, ¿qué tarea no podría llegar a ser llevada a cabo con dicha cantidad? Por supuesto que valdría la pena intentar hacer de esa luz eléctrica una luz en la vida propia.

Lo sabes mejor que nadie.

Sabes perfectamente que no acostumbro estas cosas, que escribir una carta de amor no es la manera en que resuelvo las cosas. Por ello deberías imaginarte el grado de desesperación en que me encuentro por saber si aún vale la pena pensar en ti, en un mundo donde pudiéramos estar los dos juntos otra vez como ha sido hace tanto tiempo. ¿Acaso no te gustaría decir que sobreviviste a una pandemia, a tres o cuatro amenazas de fin del mundo, a una que otra amenaza de guerra entre países que en verdad podría destruirlo todo?

Tal vez las pesadillas solo sean la manera en que se pierde el control sobre los sueños, sean una especie de inverso de los sueños, como los barcos que si intentan ir en contra de las corrientes marinas lo único que podrán encontrase es adversidad y posteriormente la muerte en un naufragio donde se pregunten hasta la agonía por los posibles errores cometidos sin ver más atrás, hasta el momento en que un cambio de dirección provocó todo lo que cataclismo actual del que ahora se lamentan.

Tal vez no sean pesadillas, ni sea un naufragio, sino una especie de encierro, como quien en la oscuridad no encuentra la puerta de salida de una habitación que desconoce y donde choca con todo lo que le rodea provocando ruidos, daños en su propio cuerpo. Y que a mayor desesperación por dar con la salida sin saber ni por qué teme estar a oscuras ni encerrado, solo va haciendo de lo que podría ser un sitio de calma, refugio y paz, el espacio de evidente muerte.

Tal vez tampoco sea una pesadilla en una habitación a oscuras al interior de un naufragio, tal vez es solo un golpe en la cabeza que accidentalmente se ha dado producto de algún objeto en el piso que le hizo tropezar y que ha olvidado como mecanismo de defensa y protección del contenido en su cerebro. Tirado en el suelo y en una posición que le provocará un dolor de espalda por días, las riendas de su razón han sido tomadas por un mecanismo que no controla y que ahora, de la nada, ve la posibilidad de divertirse un rato sin que pretenda nada en especial. No está por venganza, no está por la oportunidad de dejar atrás un cuerpo del que se siente prisionero o un hechizo que ha hecho de él un ser que está atado a una habitación, una casa, un barco o una pesadilla.

Pero, tal vez, no se trate de un golpe en la cabeza que provoca una pesadilla en un sujeto que está en la habitación más oscura de un naufragio en sus últimos momentos de serenidad. Tal vez, solo sea la incapacidad de decir algo tan sencillo como… Perdón, lamento el daño que te he provocado y lo único que me gustaría es que decidas por ambos. Tiene el absoluto derecho de decidir y la obligación de hacerlo antes de que alguien se golpee en la cabeza y provoque una pesadilla que llegue más allá de su propia cabeza, habitación y barco en naufragio.

Sea cual sea la decisión, gracias amor.

25 июня 2020 г. 1:23:14 0 Отчет Добавить Подписаться
5
Конец

Об авторе

ugoh Chávez Nació, creció y se reprodujo en estado de cautiverio en la ciudad de Querétaro. Ha publicado por invitación, por convocatoria y por amistad en compendios de cuentos y revistas de México, España, Colombia, El Salvador, Perú, Argentina, Paraguay, Emiratos Árabes y de Chile, mole y pozole. Su propuesta narrativa explora los horizontes de extrañeza en figuras conceptuales que complican los procesos de subjetivación contemporánea. Duerme poco y suele destacar por extraño

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~