rafael-villafuerte1583025906 Rafael Villafuerte

Muchos de ellos buscan asesinar para sentir un placer o éxtasis que ninguna otra cosa en el mundo puede darles, aunque a veces los motivos no están claros ni para el propio asesino. Ningún asesino serial se hace de un día al otro, es un proceso lento alimentado por varios factores, la cólera, el resentimiento y el miedo son algunos de estos ingredientes.


Детектив 18+.

#perdón #reflexión #historia #engaño #precaución #fachada #víctimas #dolor #desesperación #misterios #peligros #conductor #serial #carretera #crimen
1
1.2k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый понедельник
reading time
AA Поделиться

¿Un mal día?

Alan Duarte manejaba lentamente su viejo auto amarillo bajo el sofocante sol del medio día, estaba prácticamente en medio de la nada, en el medio de un desierto. Hacía tanto calor que si en ese momento alguien echase un poco de aceite sobre el asfalto seguido de un huevo este se freiría al instante.

En la radio acababan de poner una canción de rock que al él le gustaba mucho así que comenzó a tararearla alegremente.

Si la policía de carreteras lo hubiera detenido en ese instante (cosa poco probable puesto que esta lamentablemente no destacaba por su eficiencia) no habrían encontrado nada sospechoso en él, y es que Alan era el vivo retrato de lo inofensivo, de lo confiable, con un cabello peinado cuidadosamente hacia atrás, una barba bien afeitada, camisa celeste, pantalón café, elegantes y relucientes zapatos del mismo color. Casi parecía un maestro de escuela, de instituto o de una universidad prestigiosa.

Para complementar aquella fachada Alan utilizaba un lenguaje amable donde excluía por completo el uso de groserías, era conciso y ligeramente alegre. Quien iba a pensar que detrás de aquel hombre tan "decente"y culto se ocultaba un hombre que maquinaba los más siniestros planes y había asesinado a cinco personas clavándoles en el cuello un enorme clavo de cuatro pulgadas de longitud.

Había escogido el clavo como arma para sus crímenes por ser silenciosa a diferencia de la pistola o revólver, con silenciador la pistola resultaba incluso más complicada de ocultar o deshacerse de ella si la situación lo ameritaba. Por no mencionar los rastros de pólvora que estas armas dejaban por todas partes al accionarse.

El puñal presentaba también inconvenientes, el principal era que casi siempre la víctima no moría con un solo apuñalamiento y en el caso de que lo hiciera, la cantidad de sangre que brotaría era abundante, eso es un problema porque no quería dejar huellas.

Él eligió el clavo por su simplicidad, era fácil deshacerse de el como también ocultarlo. Su técnica era sencilla pero eficaz, consitía en coger fuertemente el afilado objeto como si fuese un punzón y asestarlo al cuello de la desprevenida víctima.

Le había tomado varias semanas perfeccionar su método, para ello había comprado varios trozos de carne de res a los cuales metió durante horas al congelador de su departamento hasta que estos estuviesen tan duros como piedras, los sacaba entonces y trataba de agujerearlos violentamente. Al principio no hacía más que pequeñas endiduras insignificantes, pero con el tiempo su técnica fue refinandose y logró agujerear la carne de modo significativo.

En ese entonces empezó también a leer sobre la anatomía para conocer las zonas más vulnerables del cuerpo, lo que había aprendido le fascinaba y le sorprendía la fragilidad del cuerpo humano, no concebía como una simple herida en el pie que no era trataba debidamente podía terminar en amputación, o como un golpe en la cabeza podía producir un coágulo que a la larga culminaba en la muerte.

Había trabajado tres meses en un camal solo con el objetivo de aprender a seccionar un cuerpo de una forma limpia y apropiada, utilizando el menor número de cortes y drenando la sangre rapidamente sin salpicarla tanto (es más fácil desaparecer un cadáver por partes).

Realmente no se consideraba alguien muy inteligente aunque si previsor, todo o mejor dicho casi todo lo referente a sus crímenes lo había aprendido de páginas de internet.

Debían ser ya las once de la mañana, desvió el vehículo fuera de la carretera hacia una pequeña elevación rocosa para que nadie la viera, salió del carro empuñando firmemente una pala de mano, aguzó la vista mirando a todos lados hasta que ubicó metros más adelante de él una equis en el suelo polvoriento formada por algunas piedras, había encontrado el lugar que buscaba, quitó las piedras y comenzó a cavar deprisa. A medida que cavaba su mirada se encendía más y mas, hasta que de pronto quedó al descubierto el esquelético rostro de su última víctima.

Muchos psicópatas consevan algúnas pertenencias de sus vítimas o incluso partes de las mismas, pero él no era tan necio como para hacerlo, en lugar de ello las visitaba solo de vez en cuando. (Continuara).







26 июня 2020 г. 11:22:16 2 Отчет Добавить Подписаться
1
Прочтите следующую главу Detalles

Прокомментируйте

Отправить!
Roberto R. Roberto R.
Bien!

~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 1 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Больше историй