PINKY - El Caballito de mar Подписаться на блог

sarrabal Susana Arrabal Con Pinky un caballito de mar muy especial aprenderemos a reconocer las emociones. Cuentacuentos de las aventuras de Pinky y sus amigos en el fondo marino. registrado en safe creative Identificador 2006174447670

#historias #caballito-de-mar #pinky
AA Поделиться

El pulpo cantarín

Hacía días que el fondo marino estaba un poco agitado. Se celebraba la fiesta de San Marino. Una fiesta que reunía a todos los peces de la zona y había un sinfín de actividades.

Los peces más pequeños no tenían escuela, porque debían participar en todas las actividades que la Junta marina había organizado.

Éste era el primer año que Pinky participaba, aunque no tenía muy claro si lo podría hacer bien o no.

Había varias actividades programadas. Pinky se acercó al tablón donde estaban todas las actividades para decidir a cual se debía apuntar.

Iba con su amiga Nara, la medusa que brillaba en la oscuridad y tambien con Paco, un pulpo juguetón que era su vecino.

Paco tenía muy claro que se apuntaría al juego de cantar. En ese juego se debían aprender una canción en una hora y cantarla delante del público. Cada persona del público tendría una piedrecita de color y la metería en una botella de cristal si les había gustado la canción. Ganaría el cantante que tuviera más piedrecitas de colores en su botella.

Pinky intentó desanimar a Paco para que no cantara, lo hacía realmente mal, y todos se reirian de él. Cuando estaban en la escuela, Paco siempre cantaba y todos le gritaban para que se callara. Pinky no sabía como hacer para que Paco no cantara, porque era su amigo, y no le gustaba que nadie se riera de él.

De repente Pinky tuvo una idea y fué a buscar a otros pulpos para que la ayudaran en su tarea. Mientras, Paco se apuntó al concurso. Estaba muy contento y movía sus patas como si estuviera bailando.

Hubo otros peces que tambien se apuntaron a ese concurso de cantar, pero el que estaba más contento era Paco.

Nara se apuntó al concurso de comer placton, un conjunto de bacterias y algas muy ricas para los peces. Ella estaba siempre comiendo, así que pensó que era un concurso especial para ella.

Pinky con su crin rosa, iba de aquí para allà, buscando cada vez a más pulpos. Ahora había más de 50 pulpos con ella. Pinky se movía rápida, y aún no se había apuntado a ningún concurso.

Siguió buscando a ver si encontraba algo interesante, no queria cantar, tampoco el concurso de comida...Ya está, había un concurso de nadar. Ese sin duda era para él. Pinkie era el caballito más rápido.

Pinky se preparó para empezar a nadar. Había muchos peces en la línea de salida. Pinkie veía a lo lejos a Nara y Paco que la estaban animando. A Pinkie le gustaba tener amigos, porque siempre le acompañaban en tus actividades.

Tres, dos, uno ... YA.

La tortuga Emma cantó la salida y de repente todos los peces empezaron a nadar, muy muy rápidos. Pinkie iba en primer lugar, cuando apareció un pez de lunares, redondo. Era gordito pero nadaba muy rápido.

El secreto de este pez de lunares era que tenía unas aletas muy grandes, así que cada vez que se movía avanzaba mucho más rápido que Pinkie.

Estaban a punto de llegar a la meta, cuando el pez de lunares se enganchó en una red de pesca, ahí fué cuando Pinky le adelantó. Ya casi estaba llegando, pero mirando hacia atrás vió que el pez de lunares azules, seguía enganchado en la red, así que no lo pensó y volvió hacia atrás. Con su boca rompió un trocito de la red, y de esa forma el pez de lunares salió a toda prisa.

Pinky se quedó quieto, podía haber ganado, pero ahora el pez de lunares volvía a tener ventaja. Pinky siguió nadando pero no pudo alcanzar al pez de lunares. Lo vió entrar en la meta, mientras el público aplaudía y se sintió triste. A Pinky no le gustaba perder, pero se dió la vuelta porque estaba a punto de empezar el concurso de Nara.

Todos los peces estaban en una linea, delante tenían su placton, sonó un silvido de Otto, la orca más fuerte del fondo marino, y empezó el concurso.

Nara comía sin parar, pero había un pez globo que abría una boca tan y tan grande que en dos minutos se zampó toda la comida.

Nara se quedó con los ojos abiertos, no entendía que con todo lo que ella comía, la hubiera ganado un pez globo. Miró a Pinkie con cara triste, pero Pinky le dijo que debia sonreir, que era un juego, que no pasaba nada.

Nara se reunió con Pinky, porque le tocaba el turno a Paco. Era el último concurso y todos los peces estaban allí.

Paco ya sabía la canción que iba a cantar, la estaba ensayando hacía una hora.

Llegó el momento de cantar y Paco empezó a lanzar gritos, porque no sabía cantar. Cuando Pinky se dió cuenta, hizo una señal a todos los pulpos. Ellos empezaron a mover sus tentáculos, haciendo que el agua se moviera y alterara el sonido de la canción de Paco.

Uno de ellos lanzó tinta azul, otro roja, otro amarilla...

El agua se movía y los colores también, lo hacían a ritmo de los gritos que daba Paco. Con tanto movimiento los peces se fijaban más en los colores que en el sonido, y cuando por fin Paco acabó de cantar, todos empezaron a decir otra.. otra ...otra

Paco no se lo podía creer, estaba empezando a ser famoso, todos querían que cantara otra canción. Nunca había estado tan contento,. Cuando se acercó a Nara y Pinky, aún le duraba la sonrisa.


Y como en todos los concursos, llegó el momento de la entrega de premios.

En primer lugar le dieron el premio al pez globo, por ser el más glotón, ya que comió muchísimo.

En segundo lugar le dieron el premio a una sirena, por el concurso de cantar. Paco se quedó triste, porque pensaba que lo iba a ganar él, aunque en el fondo sabía que no era justo porque no sabía cantar tan bien como la sirena.

En tercer lugar le dieron el premio al pez de lunares por ser el más rápido.

Cuando el pez de lunares fué a recoger el premio llamó a Pinkie y dijo que el premio no debia ser para él porque Pinky lo habia ayudado a salir de una red, en la que se había enganchado. Pinky demostró que primero debía ayudar a otro pez antes de ganar un concurso.

El pez de lunares le dió el premio a Pinky.

Pinky sabía que el pez de lunares sería su nuevo amigo. Así que llamó a Nara y a Paco y decidió que el premio que tenía era para los cuatro (Pinky - Nara - Paco y el pez de lunares)

En el fondo marino saben que siempre hay que participar en los concursos, y que en ocasiones no se gana un premio, pero siempre siempre se ganan amigos.





10 июня 2020 г. 0:01:28 0 Отчет Добавить 3

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Похожие истории