1566617928 Francisco Rivera

Sentimiento amoroso puesto a prueba en medio de dificultades insospechadas como las que atravesamos a partir de 2020...


Romance Contemporâneo Todo o público.

#romance #-Quédate-en-Casa
Conto
0
3.8mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

¡Aquí, Eva...! ¿Y, Adán...

Hola.


Me encuentro enternecido por una promesa hecha a mi Creador, solicitada desde la noche anterior de los tiempos en que no existe cuenta de horas, minutos y segundos.


Voy a presenciar una segunda formación vital, complemento de aquella primera versión de hombre ensayada por Dios.


Ahora cuento con el nombre de "Adán" y celebro de manera natural ser un ser irrepetible; he despertado del sueño de extracción de costilla que, en palabras más, palabras menos, el Autor de Todo declara que se trata de una versión reciclada y superada, desde Él, pese a que soy el primer donante que, sin previa consulta, consiento su voluntad, sin emitir respingos o rezongos de ningún tipo.


Obvio esa circunstancia, y remo a contra corriente; mi ser siente un beneplácito eléctrico que recorre, no sólo mi cuerpo, mente y alma, sino toda mi varonía; además, por si fuera poco, Él me asegura sentir repetidos e incesantes momentos inexplicados.


De cabeza a pies desbordo un abrupto arrastre en mi naturaleza masculina; previene qué hace de mi en molde o arquetipo anticipado de lo que es su Propia Imagen y Semejanza.


Es decir, soy el prototipo del Inmortal Arquitecto Cósmico, y los efectos que se conservan dentro de mi propio ser, son a su vez, una caja de resonancias Intra y Extra Estelares...


Un siguiente asunto me causa honda inquietud, al presenciar la elaboración de una silueta de criatura de segunda creación, bastante diferente de mí.


Tengo entendido que está inundada de luz y en estado de reposo infinito.


Su brillo es capaz de cegar al más pintado de mis descendientes.


Cada uno de sus destellos colorea cada uno de sus cabellos.


Mi Creador sentencia que tal criatura demuestra actitudes juguetonas de falsas impresión de ser, en ella, lo que en ella conjunta a manera de acto de dones entregados y entendidos como parte de inagotables recursos mujeriles.


Sin, sobrepasan su propia condición de producto, hecho a Imagen y Semejanza de Él, pero en versión varona: eterna, sobrenatural y multivariada en Pura Cepa de Fémina, Mujer e Insondable Hembra...


Al testificar esa configuración asignada a la susodicha, no alcanzo a encontrar ese rasgo incomprensible con todo lo que su ser encierra.


Tampoco alcanzo a advertir tamaña sorpresa de ostentación; creo que el Maestro sostiene un devaneo o incertidumbre respecto de la moza que hace andar, pensar y actuar ante mi persona.


Sin duda, sobrepasa ese acto creativo y mi nombre diferenciado de género: ¿Me hago desentendido en tanto ser Adán ante esa aparente transparencia y regalada coquetería... de Eva; desde Eva y para Eva...?


A mi pesar, y como si se trata de un desconocido para ella -recuerdo de manera vaga lo que cada día hago antes de sobrevenir el sueño de costilla-; ella siente y consciente pasar de un mero estado de peaje creador al momento extraño de conocernos e intentando ser buenos seres creados -uno frente a otro-; conservar vecindad debida; alcanzar en otro momento ser su primer y ferviente pretendiente.


Luego, hechas confianzas de convivencia, debo declarar mi amor total, sin actuar como enamorado huidizo que huye o re huye a los recovecos de su terrible condición femenina que me pasma y me retrae; me colma y me desborda; me atosiga y me embelesa...


Hasta donde es posible, trato de renunciar a convertirme en sólo un energúmeno, interesado en poseer su cuerpo...


Renuncio a someter su mente y voluntad a las características del estado de varonía masculina, machorra y hombrada... con que me dota, mi Dador de Vida....


Y, espero conseguirlo para no ser un ser de una línea de ser lo que no me gusta; de contradecir al Maestro: ¡Espero que no me cueste mucho trabajo lograrlo...!


Tras suceder lo que ocurre dentro de esas circunstancias, Él me pide que, cada vez que ella requiere cualquier cosa, asunto o antojo, debo limitarme a colmar sus deseos sin arrebatos pasionales de ningún tipo...


¿Lo espero conseguir, una vez que intimemos confianzas mutuas; y de ahí, en adelante...?


Como recomendación de complemento, el Maestro me insiste en que reflexione sobre lo siguiente:


— ¡Adán, aquí...!—, y yo, condescendiendo con paciencia aconsejada por su Omnímoda Voluntad y Arcano Creación, si ella solicita cualquier ayuda...


— ¡Adán, aquí...!—, si lo solicita dentro del Jardín Paradisíaco, para cumplir ante la Dama-Madre-Prolífica, cuanto necesita, quiera, suceda en cada uno de los diarios recorridos de inspección general que me hace hacer; dejando de lado mi carácter y naturaleza de Adán, para seguirla por todo el perímetro de esa Gran Landa de Nunca Jamás...


— ¡Adán, aquí...!—, me dice lo siguiente, que es a su vez una interrogante general:


¿Recordar el asunto aquél del ocio femenil, aunado a su superior comezón de curiosidad que la lleva a plantear un obsesivo recorrido peatonal, para descubrir y admirar la vegetación del Jardín Divino, sin anticipar aviso, ni hacer trámites de rigor ante la Oficina Burocrática del Creador de lo Existente?


— ¡Adán, aquí...!—, cual exigencia mujeril hecha ¿Sin comentarlo siquiera al Creador de ambos?


— ¡Adán, aquí...!—, para hacer más silencios cómplices de cada una de las versiones hechas, de más o de menos, como si se se diese a entender que se trata de un impredecible "teléfono descompuesto".


Es decir, del agregado de datos, ideas, historias, cuentos y demás relatos que, no se recuerdan bien; continúan declarando versiones disparatadas y resultan versiones distintas de lo que, en primer lugar, se supone que era otro el asunto inicial....


— ¡Adán, aquí...!—, para interpretar metáforas a modo; asociadas al libro de los mitos cuestionados e incuestionados, en arreglo a una cierta incorporación de pasajes bíblicos; de versiones estructuradas por una autoría desconocida; de derivaciones de muy antiguas e imprecisas tradiciones orales donde todos los pueblos del mundo resultan omisas, ante lo siguiente:


1.- El emblemático: "¡Aquí, Eva!", dicho tantas veces por ella, dentro de posibilidades de intercalación, acomodadas entre un Alfa y una Omega en perpetua contradicción.


2.- Dicha expresión resulta a partir del Creador, ocupado todo el tiempo en trazar linderos del espacio interior, del espacio exterior y de confines extraños; haciendo ampliaciones a su misterio creador ante los científicos de la historia de la ciencia; sorprendiendo el hecho de descubrir -a cuenta gotas-, lo que Él y desde Él, siempre se reserva; sobre todo, cuando empeña ese ocurrir todo sin tiempo ni medida de tiempo humano; es decir, encontrar Un-Vaya-Uno-a-Saber-Hasta-Dónde-Anda...


3.- ¿Y, Adán...?


Yo, empeñado en concluir lo in nombrado; con pena de recibir un castigo terrible de parte de este Arquitecto de Destino Incomprensible.., si pienso y hago lo contrario.


Yo, haciendo precauciones personales ante la progenie humana, acostumbrada a lo que ahora ocurre desde esta actualidad de Pandemia, bajo sospecha de mensajes que se ostentan en hacerse pasar como medio y no como mensaje; confundiendo el sentido de lo que se dice, respecto de lo que ocurre.


Yo, debatiendo mi persona ante distancias de prudencias virtuales y reales.


Desde encierros de confinamientos sociales ante distancias que pretenden sanear cualquier vida ajena, pero sin asegurar sus propias vidas, sean éstas: tuya, mía, cualquier otra..


Sin acostumbrarme a entender lo que ocurre desde sucesos que brotan, sin orden ni concierto, como los que ahora ocurren en 2020 y, quizá, sobrevengan otras variantes en 2021...


"¡Aquí, Eva! ¿Adán, dónde...?", parece que toma sentido...


¿Qué os parece...amistades lectores, escritoras de todo el mundo de estos días extraños e incertidumbres de medias tintas, por cuanto se calla lo imprescindible sin decir lo necesario que deba decirse para no prevenirnos mejor?


¿Hay o no hay drama esencial en lo que ahora ocurre?


¿Hoy hay lo que hay en el diario vivir confinado; y es así, en verdad, y existe o no existe otra verdad, aún no revelada?


¿Servirá de algo expresar lo titulado en un drama compartido en todas partes y obviado en ningún lado?


¿Qué os parece...?


Cuánto parece... ¿Es lo que parece...?

7 de Abril de 2020 às 23:45 1 Denunciar Insira Seguir história
1
Fim

Conheça o autor

Francisco Rivera Escritor activo en varios géneros que desea dar a conocer su producción y llegar a público masivo monetizando en debida oportunidad sus creaciones propias, con apoyo de Inkspired.com/es

Comente algo

Publique!
Francisco Rivera Francisco Rivera
Abordando drama en oportunidad de # Quédate en Casa, y en guardia activa...
April 07, 2020, 23:45
~
TERRA PLUS NON PERFECTA
TERRA PLUS NON PERFECTA

Narro en prosa, relato desventuras; amo contra toda suerte de individuos en femenino; amisto monstruos; convierto seres mágicos o mitológicos en humanos; el exotismo y la fábula los derramo ante incrédulos, misántropos y mentirosos... ¿Hacemos un cuentito...? Leia mais sobre TERRA PLUS NON PERFECTA.