Culpa Seguir história

julian_zarco

Un chico nos cuenta una deprimente anécdota de cuando conoció a una nueva compañera en la escuela.


Conto Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#Facundo #sofía #culpa #bullying #colegio
Conto
3
662 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Culpa

Corría el año 2017. Yo estaba en 4° año de secundaria cuando Sofía entró a nuestro curso. Desde el primer día que estuvo, ella siempre se sentó sola en la fila de atrás y no hablaba con nadie. Solo hablaba cuando los profesores le decían que leyera en voz alta o si teníamos algún trabajo grupal que hacer en clase; pero más allá de esas excepciones, todo el año escolar se la pasó sola, cabizbaja y con sus auriculares puestos, perdida en su mundo.

Aún recuerdo como si fuera ayer lo mal que me sentía verla tan aislada del resto del colegio. Siempre tuve las ganas de ir y hablarle, de preguntarle cómo está y si le pasaba algo… Pero nunca tuve el coraje para encararla. Sentía que me iba a ignorar, o que directamente me mandaría al diablo y me rechazaría. ¿La razón de por qué sentía algo así, siendo que ella era alguien con la que nunca hablé? Pues resulta que ocurrió algo el día que llegó Sofía al curso que hizo que se enojara mucho conmigo: tuve una pelea por Twitter con Florencia, la hermana de Sofía. Admito que yo fui quien comenzó la pelea, y en vez de disculparme y tratar de resolver las cosas de manera tranquila, fui un idiota y comencé a tirarle una sarta de insultos y de comentarios sumamente ofensivos a Flor. Y como Sofía estaba muy apegada a su hermana, obviamente se enojó mucho conmigo.

Pero incluso después de haberme disculpado con Florencia y de que las cosas se hayan calmado, aún me daba miedo hablarle a Sofía por miedo de que aún se sintiera rencorosa por lo que pasó. Sentía como si unos manos me arrastraran hacia atrás cada vez que me intentaba acercar a ella. Este sentimiento perduró hasta nuestro último año de secundaria.


Pasaron 2 años desde que Sofía llegó a mi curso, en las últimas semanas de las vacaciones de invierno, más específicamente, un 17 de Julio de 2019. Me voy a acordar de esta fecha para toda mi vida…

Durante esta época, Sofía estuvo de novia con Facundo, el chico más desgraciado de la clase. Él era increíblemente egoísta y no le importaba nadie que no sea él mismo. Se la pasaba molestando y haciendo Bullying a todo el curso. Y estaba claro que Facundo nunca sintió nada por Sofía, y simplemente salía con ella nada más para lograr perder su virginidad. Jamás logramos entender tampoco por qué Sofía estaba de novia con alguien como Facundo. La mayoría simplemente decía que Sofía tenía gustos raros; pero ahora que lo reflexiono, creo que ella estaba con él nada más para no sentirse sola…

En fin, volviendo a lo que estaba contando. Recuerdo que durante aquella fría mañana de miércoles, Sofía y Facundo se habían sentado en el banco justo delante de mí. Mientras esperaba a que llegara el profesor y los demás chicos, Sofi y Facu ya habían comenzado a pelear mientras yo intentaba leer un libro para matar el tiempo. Pero no pude concentrarme en la lectura, y lo único que podía escuchar eran a Sofi y a Facu gritándose, si no malrecuerdo, porque ella no le contestó unas llamadas el día anterior a Facu.

Aún retumban en mi cabeza los gritos de Facundo y los tirones del pelo que él le daba a Sofi, mientras ella trataba de disculparse diciendo que no pudo porque estaba ocupada ayudando a su abuela, mientras su voz se iba rompiendo cada vez más entre sollozos. Y mientras más escuchaba a Facundo gritándole y llamándola por nombres obscenos, más iban creciendo mis ganas de golpearle en la cara e intentar hablar con Sofía… pero no pude hacerlo. Mi pequeño trauma con la hermana de Sofi y la pelea que tuvimos aún me impedían hablarle sin el miedo de que ella me rechazara. La culpabilidad me tenía atado a la silla y me impedía hablar. Aparte, no podría haberlo golpeado a Facundo. Era súperdebil en esa época.

Esta pelea entre Facundo y Sofía siguió por un par de minutos más, hasta que de repente, Facundo le metió una muy fuerte cachetada a Sofía en la cara, antes de que él se fuera al baño a hacer sus necesidades. Mientras tanto, Sofía se quedó conmigo en el salón, llorando fuertemente, conmigo mirándola desde atrás. Y no les puedo empezar a hacer énfasis en lo enojado, lo triste, y lo culpable que me sentí en ese momento. Tuve que mover cielo y tierra para no largarme a llorar en medio de la clase cuando llegó el resto de los chicos del curso.

Ya me había olvidado de todo lo ocurrido el día anterior a la mañana siguiente, mientras tomaba mi uniforme escolar y me preparaba para otro día más de clases. Una vez terminé de ponerme el uniforme, tomé mi celular y empecé a revisar algunos mensajes que los chicos mandaron por el grupo de WhatsApp del colegio. Sin embargo, entre algunos chats que tenía entre amigos y grupos del colegio, el que más destacaba era un mensaje que Sofía me mandó ese día a las 2:30 AM, que simplemente rezaba:

¿Dónde estabas cuando te necesitaba?

Yo me quedé un poco confuso por el mensaje, sin entender muy bien qué quería decir ella con eso. Y mientras pensaba en aquello, alguien tocó la puerta de mi habitación:

—Pase —dije yo, antes de que mi mamá asomara su cabeza por la puerta.

—Hijo, te aviso que se suspendieron las clases por el resto de la semana —dijo mi mamá, con un tono de voz un poco roto y una cara de tristeza y depresión.

—¿En serio? Pero… ¿Por qué? —respondí yo, extrañado de que las clases se hayan suspendido tan repentinamente.

Y la respuesta que me dio no creo que la pueda sacar de mi mente:

—Se suicidó tu compañera Sofía hoy a la madrugada —respondió mi madre. Y en ese momento me quedé en shock. Recordé el evento completo que hubo entre Sofía y Facundo y la cachetada que él le dio a ella; ¡y ahora comprendía lo que el mensaje que ella me había mandado quería decir!

Fue en ese momento donde todo se derrumbó, y caí en una enorme depresión de la que casi no salgo vivo en más ocasiones que las que yo puedo contar. Cada noche después de aquella mañana, recuerdo lo que pasó en el salón de clases entre Facundo y Sofía, mientras la culpabilidad recorre mi espalda y las lágrimas salen de mis ojos como cataratas.

Al día de hoy, me arrepiento de no haber dejado de lado la pelea que tuve con Florencia de lado y acercarme a Sofía antes de que haya sido demasiado tarde. Me arrepiento de haber sido tan miedoso como para parar a Facundo antes de que le haya pegado a Sofía. Me arrepiento de no haber actuado antes.

26 de Outubro de 2019 às 20:35 3 Denunciar Insira 2
Fim

Conheça o autor

Julián Zarco Una persona muy aburrida que busca ser un gran escritor

Comentar algo

Publique!
Baltazar Ruiz Baltazar Ruiz
Un relato muy intenso, creo que todos hemos pasado por algo similar, que nos sume en la culpa de vez en cuando...
28 de Outubro de 2019 às 18:51

  • Julián Zarco Julián Zarco
    Gracias por tu comentario! :) Y si, la verdad es que lo escribí con la intención de ser intenso y oscuro, pero a la vez reflexivo. Gracias por leer!! :D 28 de Outubro de 2019 às 18:59
~

Histórias relacionadas