Narraciones Arcanas Seguir história

josueizar JOSUE

En alguna plaza de un pueblo del mundo, un anciano narra cuentos para todo aquél que quiera escucharlos.


Conto Todo o público.
1
2.4mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

EL PEQUEÑO SALTAMONTES

En algún lugar del mundo, muy muy alejado del reino de Azharim, un anciano era querido en un pequeño pueblo por contar historias de un mago al cual el llamaba “Kael”, siempre todos los días que podía iba y se sentaba en la plaza , el centro del pueblo contando sus historias para todo aquél que lo quisiera escuchar.

DESCONOCIDO: ¡Reúnanse, niños!, ¡vamos, vengan solos o con sus familias a mi alrededor en esta plaza!, ¡Hoy les contaré una historia del mago mas poderoso y conocido en todos los reinos!, ¡él era el que podía lograr cualquier hechizo y con sus poderes ayudaba a quién lo necesitaba!, ¡vamos, acérquense, que ya comienza la historia!

Era hace una vez, en un lugar muy alejado, en donde la magia estaba presente en todos lados, existía un gran hechicero, el cuál con sus grandes poderes logró detener varios desastres naturales y acabar con muchas guerras, era elogiado y amado por eso, y un día un niño se le presentó, quería saber más sobre este hechicero así que decidió ir a su casa para pedirle que lo aceptara como aprendiz.

NIÑO: ¿!Señor Kael!?, ¿!Señor Kael!?, ¿!Se encuentra en casa!?

La puerta se abre y sale un anciano vestido con unos ropajes extravagantes, con una larga barba y un bastón dorado con la forma de sol en su punta.

KAEL: ¿Qué sucede pequeño niño?, ¿Te has perdido?

NIÑO: ¿!Qué!?, ¡Claro qué no!, ¡He venido a exigirle que sea mi maestro en las artes arcanas!

KAEL: ¿QUÉ? , ¿Tu maestro , ¿Estás seguro de lo que dices pequeño?

NIÑO: ¡Claro que sí!, mi mas grande sueño ha sido ser un gran mago, incluso seré mejor que tú , señor Kael.

KAEL: ¿Así qué mejor que yo?, Pues veamos sí es cierto eso, ven pasa.

(NOTA: NIÑOS NUNCA ENTREN A CASAS DE EXTRAÑOS O VAYAN CON ELLOS).

El niño ingresa a la casa del mago anciano Kael y nota calderos, libros, criaturas, pinturas… todo lo qué un mago podría tener, siguen avanzando por la casa y se pronto, aparecen en un campo gigante de pasto, tan gran qué no se veía el final.

NIÑO: ¿! Qué!? ,¿Pero cómo hemos llegado aquí?

KAEL: Magia pequeño niño, magia. Ahora, ten está varita e intenta invocar un pequeño golem de plantas.

NIÑO: ¿!Y como se supone que yo pueda hacer eso!?

KAEL: ¿Cuántos años tienes pequeño?

NIÑO: Pues… tengo 9 años, señor.

KAEL: ¿¡ 9 años!? ¡Yo a esa edad ya podía invocar gigantes tormentas y enormes tornados, ¿no ibas a ser el mago más grande? , ¿incluso más que yo?

NIÑO: Eh… bueno… yo…

KAEL: Regla número 1 niño, jamás digas que puedes hacer algo si en realidad no es así, solo conseguirás que nadie crea en ti al final.

NIÑO:… Lo siento.

KAEL: Reconocer los errores es parte de crecer niño, ahora sostén esa varita y cierra los ojos.

NIÑO: ¡Listo!

KAEL: Ahora punta hacia el piso e imagina qué un ser esta naciendo a partir de las plantas, cree en qué esa criatura emergerá de la tierra y seguirá tu voluntad.

NIÑO:… Sí.

El niño con todo su energía hace lo que el mago Kael le indica, pero no logra poder invocar al golem de plantas y comienza a frustrase.

NIÑO: ¡Esto no sirve!, ¡La magia no es real!

KAEL: ¿Así, eh?

Kael toca el piso con su vara y de éste sale una criatura gigante echa de plantas y roca.

NIÑO: ¡Wooooow! , ¿ Tú lo hiciste?

KAEL: ¡Claro que sí niño necio!, la magia no es algo que puedas aprender de la noche a la mañana, debes entrenar y poco a poco lograras controlarla.

NIÑO:… ¿Me podrías enseñar?

KAEL: Necio pero reconoce sus errores, ¡claro que sí niño!, compartiré mis conocimientos contigo, pero no será nada sencillo, deberás esforzarte cada vez más para poder controlarla.

NIÑO: ¡Si!

Y así el Niño visita al mago Kael constantemente para entrenar una y otra vez el control de la magia, pasan los días, semanas, meses y el niño comienza a obtener resultados.

8 MESES DESPUÉS:

NIÑO: ¡Golem, sal!

Un increíble golem de mediano tamaño echo de roca y cubierto de raíces de árboles sale del suelo, dejando impresionado al pequeño Niño.

KAEL: ¡Muy bien pequeño!

De pronto un gran ruido suena cerca del pueblo y Kael y el Niño salen corriendo para ver que sucedía.

KAEL: ¿! Qué es lo qué esta ocurriendo ¡?

NIÑO: ¡Ahí, mira!... ¡Es un troll!

Un troll gigante estaba asechando el pueblo, se dirigía a el para destruirlo y poder comer personas para su alimento.

NIÑO: ¡Señor Kael! , ¡El troll quiere destruir el pueblo!

KAEL: Ya veo… niño, debes encargarte de él.

NIÑO: ¿! Qué!? , ¿! Pero cómo voy a poder vencer a un troll!?, mis golems aún no llegan a ese tamaño.

KAEL: Pues deberás encargarte de él, es tu tarea.

NIÑO: ¿!Pero cómo lo hago!?

KAEL: Simplemente crea un golem más grande de lo que has creado y ataca al troll, vamos niño, confía en ti.

NIÑO: … ¡Está bien! , ¡Aquí voy!

El Niño con toda su energía apunta su varita hacia el piso y logra invocar a un golem, el golem más grande que haya invocado hasta el momento.

NIÑO: ¡Lo hice señor, lo hice!

KAEL: Me alegró por tí muchacho, ahora encargare del troll.

NIÑO: ¡Sí!

El Niño envía al Golem a enfrentarse al Troll, lo agarra y logra vencerlo, el troll cae inconsciente y Kael lo teletransporta hacía un lugar muy alejado del pueblo.

NIÑO: ¡Lo hice!

KAEL: ¡Así es niño!, si confías en ti y trabajas duro podrás lograr lo que sea, solo nunca te rindas.

NIÑO: ¡Muchas gracias maestro!, ¡Por favor , siga compartiendo sus conocimientos conmigo!

KAEL: ¡Pues claro!, Por cierto Niño, ¿Cuál es tu nombre?

NIÑO: ¿Ah? ¡Cierto! Nunca le dije mi nombre, es Amael, Señor.

KAEL: ¿Amael? … El mago Amael… ¡Me gusta ese nombre!, bueno Amael, debemos ir a entrenar, aún tienes mucho que aprender.

AMAEL: ¡Sí!




23 de Setembro de 2019 às 01:42 1 Denunciar Insira 1
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Diego Espínola Diego Espínola
Genial, te invito a leer mi novela y que me des tu opinión.
November 02, 2019, 22:05
~