Ínferus Seguir história

azole Azole

❝La vida no oscila únicamente entre el bien y el mal, pues estos también se mimetizan juntos, sin que ninguno de los dos pueda ganar o escaparse. Rissa Woods es encontrada desnuda y magullada el mismo día en que Zay Hills salió de prisión, y pese a que ninguno de los dos tiene algún lazo tras estos hechos aislados, juntos comprenderán que los demonios avasallan con todo a su alrededor❞


Paranormal Todo o público.

#paranormal #demonios #terror #misterio #exorcismo
1
943 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Segundas-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

Desde el agua

Su cuerpo desnudo salió a flote después de un tiempo innecesario. Brillando, su espalda impoluta se curvaba por encima del agua, como un cocodrilo acechando a su presa, pero con una belleza angelical que todos distinguían, y que a menudo confundía cualquier impresión que se tuviera de ella. Rissa Woods levantó un brazo que tenía como decoración una alga que se enredaba por todo lo ancho y largo de su tersa piel para, por fin después de horas, tocar tierra firme. Se agarró de una rama y un par de astillas se incrustaron en su mano. Luego, con el otro brazo intentó atrapar torpemente el barro de la orilla del río con sus uñas y, cuando por fin pudo salir de ese río maldito, Rissa se dejó caer a cuerpo muerto sobre las ramas que pinchaban su espalda desnuda, y permitió que sus senos levemente magullados por el constante roce de las rocas bajo el agua, reflejaran todo el sol de aquella iluminada mañana por un par de minutos o quizás una hora. «Otra vez ocurrió», pensó. Otra vez había perdido el conocimiento en medio de la noche y había permitido que las pesadillas se hicieran reales.

Esa noche, Rissa Woods había perdido dos cosas: su ropa y los recuerdos de las últimas veinticuatro horas. No sabía donde estaba, mucho menos si se había tirado por voluntad propia al sucio río o cuando tiempo había estado bajo el agua antes de comerse todo el oxígeno una vez a flote, pero lo que sí sabía era que debía avanzar de una vez por todas o el frío, junto a los árboles más tristes que ella, la alcanzarían y la tomarían como rehén hasta matarla.

Así fue como Rissa tomó todo su pudor y lo escondió en alguna parte de su interior, junto al miedo, y caminó lo suficiente hasta encontrar la carretera y esperó quieta y silenciosa junto a la orilla, completamente vulnerable y con una uña del pié rota. Sabía que seguía en el pueblo de Willwoods porque reconocía el olor a estiércol y humedad. Además, su cabeza poco a poco había dejado de darle vueltas, y una vez que todo tuvo sentido, supo que no estaba a más de una hora a pié de la iglesia del pueblo, donde por fin esperaba encontrar cobijo y una manta.

20 de Setembro de 2019 às 01:33 0 Denunciar Insira 1
Continua… Novo capítulo Todas as Segundas-feiras.

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Histórias relacionadas