Corre, Ana, corre Seguir história

jzafra Jordi Zafra

Ana y Gisella, dos jóvenes hermanas solas en casa tienen que salir corriendo cuando un intruso se cuela en su casa. Lo que no sabían es que ese intruso entró por venganza.


Suspense/Mistério Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#horror #thriller
Conto
0
502 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

¿Porqué?

-¡Corre, Ana, corre!.- gritaba Gisella desesperadamente.
Mientras Ana corría por el bosque oía el grito de su hermana a lo lejos...
Ana entró en la casa vecina, que se encontraba a casi 2km de la suya.
-¡Emma! ¡Emma!.-los gritos de Ana hicieron bajar las escaleras a la joven Emma.
-¿Qué pasa Ana? ¿Porqué lloras?.- preguntaba.
-Un hombre entró a robar en nuestra casa, y Gisella y yo al oír como entraba en casa bajamos e intentamos defensarnos.-medio ahogada, Ana intentaba contar lo que estaba pasando.-pero no pudimos, ese hombre disparó a mi hermana en la pierna y tuvimos que huir. Pude encerrar al hombre en la casa. Mientras yo sujetaba a Gisella intentábamos llegar hasta aquí, pero a medio camino me pidió que la dejara porqué si no el hombre nos cogería a las dos.-a Ana le caían las lágrimas por la mejilla, y ya casi no podía seguir la historia.- La escondí entre dos árboles, pero creo que la encontró. ¡Creo que está muerta!.-ya casi sin aliento dijo finalmente.- !Llama a la policía ahora mismo, yo no tengo el móvil, el hombre no tardará en llegar!.-
La mujer sin sorprenderse de la historia que acababa de contar Ana le respondía:
-¡No!.-
-¿Cómo?¿Pero que no me has oído?¡Han matado a mi hermana!.-gritó Ana.
-¡Lo sé!¡Yo tuve la idea!.-
Mientras Ana confusa miraba con miedo a su vecina, un hombre vestido de verde militar entraba en la casa con el cadáver de Gisella en brazos. Ana gritó. Gritó muy fuerte. Sintió un fuerte dolor de cabeza y cayó al suelo.
Se levantó amarrada en una silla y con su vecina Emma mirándola.
-Hola de nuevo Ana.- dijo Emma.
-¿Porqué?¿Porqué me haces esto?.- preguntó Ana.
-¿De verdad preguntas porqué? ¡Pues porque tus padres mataron a mi hijo!.-
-¿Qué?.-
-Sí Ana. Una noche mi hijo Fran fue a buscar a nuestro gato que se había escapado, yo fui detrás de él. Vio al gato al otro lado de la carretera y decidió ir a por él, pero tus padres estaban borrachos y al pasar Fran por la carretera...- Emma no pudo acabar la historia.
-¡Oh dios mío! No sabía que habían sido mis padres los culpables de la muerte de tu hijo.-
-¡Pues sí, eran los culpables! Pero ni se dignaron a parar el coche cuando lo mataron.-
Ana no podía creerse las palabras de su vecina. Estaba horrorizada.
-Llevaba meses planeando esta noche con mi marido. Os vigilábamos. Queríamos venganza.- Emma decía esas palabras llenas de ira.- Así que cuando tus padres se han ido a trabajar, mi marido ha salido a por vosotras. No sabes el gusto que nos va a dar ver las caras de vuestros padres cuando os vean muertas en el salón. Van a sentir el dolor que nos hicieron sentir a nosotros.-.
Ana gritó pidiendo ayuda, pero nadie la oía, la casa más cercana era la suya, y se encontraba a 2km. Mientras Ana intentaba desamarrarse sintió un fuerte pinchazo en la espalda y lo último que oyó fue:
-¡Ojalá pudieras ver las caras de horror que pondrán tus padres al verte muerta a ti y a tu hermana!.-.





17 de Setembro de 2019 às 00:00 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Histórias relacionadas