LA LUZ Seguir história

monochrome-angel sebastián pulido

las personas no le temen a la muerte, le temen a no saber que viene despues, ¿Què abra al final del tunel? ¿Su luz es el resplandor del cielo, o, seran las llamas del infierno? Los unicos que lo saben son los muertos y ellos no hablan... ¿O si?.


Horror Histórias de fantasmas Todo o público.

#portales #luces #la-muerte #fantasma #suspenso #terror #cortos
Conto
1
1.1mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

LA LUZ

Era de noche y me estaba cepillando los dientes cuando la luz del baño comenzó a fallar, se quedó a oscuras por un momento y en medio de la oscuridad escuché un susurro incompresible, pensé que era mi hermano hablando desde el otro lado de la puerta, pocos segundos después la luz regresó, al terminar de cepillarme fui a mi cuarto el cual comparto con mi hermano, me recosté en la cama repasando las cosas que hice durante el día, había sido como cualquier otro día siguiendo mi rutina diaria, que era probablemente la misma que la de los demás adolescentes, levantarse, desayunar, ir al liceo, regresar a casa, hacer la tarea que llevaba atrasada, cenar, dormir y repetir, pero hubo algo extraño ese día, iba caminando y vi una luz en el fondo de un callejón, la luz se intensificó segándome para luego desaparecer, ignorando lo ocurrido apague la luz y me dormí.


Comencé a escuchar varias voces susurrándome al oído, vi a un hombre parado frente a la puerta de mi cuarto, este repentinamente apareció junto a mí, estando tan cerca logre verlo mejor, era alto, llevaba un traje negro, su piel también era negra y carecía de rasgos faciales, el hombre pasó un rato mirándome con los ojos que no tenía y extendiendo sus manos me estrangulo, el impacto fue tal que me desperté, no podía moverme, mis oídos pitaban, mi cabeza dolía, y apenas podía respirar, mirando la oscuridad y con poco aire en mis pulmones se sentía como si me ahogara en un mar de sombras, como si aquel hombre siguiera estrangulándome, trate de calmar mi respiración y poco a poco se fue normalizando, sin embargo aun no podía moverme.


Mire la hora en el reloj que estaba en la mesa de noche eran las 3 am, llamé a mi hermano quien seguía durmiendo en su cama al otro lado del cuarto, un bulto envuelto en sabanas blancas se levantó y camino hacía donde estaba, recuerdo estar feliz de que me escuchara, pero pronto esa felicidad desapareció, la sabana se le cayó y pude ver que no se trataba de mi hermano sino el hombre de negro, se paró nuevamente a mi lado, señaló la puerta y esta se abrió mostrando un espiral de luz en el que se podían visualizar varias figuras humanas y otras que no lo eran, estaban susurrando cosas que no podía entender, el hombre de negro me tomo del pie y me comenzó a arrastrar hacía la puerta, intenté liberarme mas era inútil seguía paralizado, a medida que me acercaba a la puerta fui comprendiendo lo que decían las figuras “Ven a la luz”, grite y grite sin conseguir nada, pasamos la puerta y el hombre de negro la cerro, ahora me encuentro en un lugar desconocido narrando esta historia para advertir a los demás, hagan lo que hagan no vayan a la luz.

3 de Setembro de 2019 às 16:47 3 Denunciar Insira 4
Fim

Conheça o autor

sebastián pulido Soy un escritor de poemas y relatos cortos mayormente del tipo romántico, pero así como me gusta el romance también me gusta el terror, lo sobre-natural y la fantasía, pasen y vean

Comentar algo

Publique!
Tenebrae Tenebrae
Vaya, muy buen desenlace. Siempre se ha dicho que cruzando esa luz se alcanza cierta clama, pero juegas con eso y más bien enseñas que lo más aterrador continúa después de la luz. Perfecto.
Baltazar Ruiz Baltazar Ruiz
Muy interesante!
6 de Setembro de 2019 às 17:52
Rafael Ortiz Gimenez Rafael Ortiz Gimenez
Me atrevo a decir que todos hemos poseído ese compañero que aparece en un lugar del que no podemos huir, nuestros pensamientos. Buena recomendación, Sebastian
5 de Setembro de 2019 às 17:01
~