Conto
0
2.3mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Visitas nocturnas


Me desperté inquieta en medio de la noche, hacía frío y no llevaba suficiente ropa que me protegiera de la baja temperatura. Sonidos del exterior me alentaron a salir de la cama. Caminando sobre la punta de mis pies me aventuré al exterior de la habitación. Lentamente abrí la puerta mirando en todas las direcciones posibles.

La casa se encontraba sumida en la oscuridad. Dirigiéndome hacia la cocina me abracé a mí misma, fuera llovía a cantaros y con cada relámpago que destellaba en el cielo todo el lugar se iluminaba haciéndome saltar del susto en el sitio. Bajé las escaleras intentando no hacer ruido. Temía que algún maniático me asaltara en cualquier momento.

Desde que vi la noticia de aquel loco que escapó del hospital psiquiátrico me había vuelto más asustadiza que de costumbre. Simplemente no me la podía sacar de la mente.

Rápidamente me deslicé en la cocina y encendí la luz, entonces me encontré con su mirada azul. Aquel gran hombre se encontraba mojado de pies a cabeza. De su cabello caían grandes gotas que se escurrían por su pecho y abdomen perfectamente marcados. Me robó el aliento. Toda mi piel se erizó. Mi corazón comenzó a latir a un ritmo desesperado.

El hombre llevaba puestos apenas unos pantaloncillos y en su mano izquierda descansaba inerte una gran pala. Me observó con hambre en los ojos haciéndome sentir expuesta pero no me cubrí porque me gustaba. Lentamente me acerqué a él para deslizar mis dedos en la piel de su cintura. Su fuerte mandíbula se apretó tanto que bien podría cortar acero. Pude verlo tragar ruidosamente.

—¿Lo lograste? —pregunté mordiendo mi labio inferior.

—Lo logré —respondió con voz profunda. Recorrí con mis manos su torso suavemente. Al llegar al cuello lo atraje hacia a mi besándolo salvajemente. Estaba feliz de que por fin se había deshecho de aquella bestia salvaje que vivía en nuestro techo y nos impedía dormir cada noche. El me devolvió el beso con la misma devoción. Después me lo llevé a la habitación a darle el calor que tanto necesitaba.

19 de Agosto de 2019 às 21:51 2 Denunciar Insira 1
Fim

Conheça o autor

Nataly Calderón -Soy una chica casi normal que vive al norte del sur, soñadora a la que le encanta el romance. Me gusta leer de todo un poco. Escribir es una de las cosas que más me apasionan. Tengo un hermoso e inteligente hijo con el cual comparto mi delirio por los chocolates. Me gusta cantar pero odio que me escuchen. Soy bastante solitaria, no sé cómo hacer amigos pero puedo ser una gran amiga cuando me dan la oportunidad. Luzco muy joven a pesar de que tengo 29 años ( cosa que siempre he odiado).

Comentar algo

Publique!
Luis Chávez B. Luis Chávez B.
Felicidades Nataly 👍
27 de Agosto de 2019 às 14:19

~