Resistence S-05 Seguir história

indigoer Indigo ER

Hacía un siglo que la Cuarta Guerra Mundial había finalizado; ahora los mutantes gobernaban sobre los humanos; los cuáles a pesar de no estar contentos, temerosos agachaban la cabeza y obedecían. Sin embargo, Nathan jamás se quedó con los brazos cruzados, puesto que trabajaba entre las sombras; pero su estrategia dio un giro de ciento ochenta grados cuando un ser inesperado fue concebido.


Ficção científica Para maiores de 18 apenas.

#postapocaliptico #guerra #mutantes
Conto
0
2.7mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Resistence S-05

Los ojos ámbar de Alric chispearon cuando aumentó el vaivén de sus caderas, pronto sucumbiría al tan deseado orgasmo. Rugió cuando llegó a la cima y todo fue mucho mejor porque también su compañera lo había alcanzado junto a él, lo supo por la manera en la que su cuerpo se sacudió y el agudo sonido que escapó de sus labios húmedos.

Cady era una muchacha risueña y de complexión atlética, por su entorno fue preciso desarrollar ciertas habilidades para su defensa y sobrevivencia; su padre, Nathan, así lo exigía. Ese hombre serio y autoritario no se permitía ni la más mínima muestra de debilidad; su ceño siempre fruncido y la cicatriz que cruzaba su rostro le daba un semblante tosco. Cady pensaba que su viejo se había convertido en una roca debido a la muerte de su madre a manos de los mutantes; por ello creció con esa idea: todos los mutantes eran malos; hasta que conoció a alguien diferente.

Alric, sobrino del gobernante del sector S-05, decidió un día salir a recorrer las calles del sector. Su tío, el regidor William, sin ningún heredero, tenía la intención de nombrarlo su sucesor. Alric era un idealista, no estaba de acuerdo con la manera en la cual los humanos eran tratados y pensaba que cuando tuviera el poder en sus manos podría cambiar las cosas, por lo menos en ese sector; gracias al cielo su tío pensaba igual. Pero no era tan fácil, los cambios no se harían de la noche a la mañana, el Concejo era muy estricto y sobretodo conservador predicando la ideología: 'Los humanos son seres no evolucionados, y como tales hay que tratarlos'.

Esa tarde, entre las callejuelas ubicadas al norte del sector, vio a aquella muchacha de piel canela y ojos oscuros tal cual carbones; ría ante la ocurrencia de otro humano que parecía de su misma edad. Ambos humanos al notar la escolta con el emblema del gobernador dejaron de bromear y agacharon la cabeza; era la hora media del día, los trabajos en las fábricas eran por las mañanas y tardes, estaban en su tiempo de descanso pero aún así no querían enfurecer a quien fuera el que iba custodiado por los guardias. Desde ese instante Alric supo que deseaba escuchar esa risa de nuevo, y así lo hizo; comenzó a frecuentar el área norte del sector S-05 no sólo en la hora media del día, sino también por las noches, cuando los humanos regresaban a sus arcaicas chozas. En un principio fue difícil entablar siquiera una conversación con la muchacha, pero su esfuerzo valió la pena, así supo que se llamaba Cady y trabajaba en una lavandería industrial, sólo vivía con su padre que desaparecía por lo menos tres noches a la semana después del trabajo, era común que hubiera hombres que gastaran las pocas monedas que ganaban en alcohol.

Alric y Cady se rindieron a la atracción que sentían y una noche nublada compartieron la cama, una vez que sus cuerpos compartieron el calor no pudieron detenerse hasta copular, sólo de esa manera y pronunciando las palabras "te quiero" estuvieron satisfechos.

—Hueles a sexo— dijo William en cuanto se encontraron en el vestíbulo de la mansión; —¿estuviste con la joven humana?—, él ya sabía de su existencia; al principio reprendió a su sobrino pues no había precedente de una relación así, sin embargo consideró la gran posibilidad de que sólo fuera mera curiosidad.

—Sí, y fue maravilloso.

William levantó una ceja, —espero hayas tomado precauciones, dejar preñada a una humana es arriesgado, sus cuerpos no son tan fuertes como los de nuestras hembras.

Y como si el gobernador fuese un profeta, las semanas dejaron en evidencia el resultado de la unión.

Cady al principio presentó mucho cansancio, luego nauseas y dolor de cabeza; su vecina bromeó con el hecho de un embarazo pero la muchacha se lo tomó en serio.

La confirmación de la noticia asustó mucho a Alric, pero no por el hecho de una nueva criatura, sino por las palabras de su tío: "sus cuerpos no son tan fuertes".

Decidido a proteger lo que ahora consideraba suyo, el joven heredero planeó llevar a Cady a su hogar, vivirían juntos en la mansión, las habladurías no faltarían, eso era seguro; podría hacerla pasar por alguien servicio pero no porque se avergonzara de ella, sino por su seguridad.

Nathan quiso arrancarle la cabeza a ese mutante cuando lo vio rondar a su hija. La figura esbelta, ojos gatunos ambarinos, orejas puntiagudas y piel seminaranja del mutante no le daban confianza en absoluto; pero Nathan era un estratega, decidió mantenerse al margen cuando notó que no había mucho peligro, mejor investigó al mutante y un plan maquiavélico nació en su cabeza al saber que Alric era el heredero; los dioses no pudieron ser más misericordiosos con él cuando supo que su hija estaba embarazada del mutante. Tener a un híbrido entre sus filas sería una ventaja, más aún si este era, por así decirlo, el nieto del gobernante.

Cady miró a su padre preguntándose si él sabía que estaba embarazada, tal vez por eso estaba enojado y planeaba darle una lección; siendo sinceros su condición social no era muy buena para traer una boca más al mundo.

—¿Por qué haces esto?

Nathan escuchó sollozar a Cady, ella estaba en una celda, la más acogedora en ese húmedo sótano.

—Por el bien de la humanidad.

—¿De qué hablas?— ignoraba el "pasatiempo" del hombre; Nathan era una tumba respecto a los planes que tramaba, sólo sus más allegados, los que realmente estaban comprometidos con la causa, sabían de la existencia de Resistence S-05.

—Hemos visto al mutante, ronda por el norte del sector— informó Chuck, la mano derecha de Nathan, al bajar las escaleras.

—Si comienza a preguntar nadie ha visto a Cady; ella se ha esfumado.

—Así será—, se retiró.

—¿Se refiere a Alric?— preguntó pegándose a los barrotes; sabía que su padre no gustaba de los mutantes, —Él es bueno, en verdad; no es como tú crees.

—Lo que yo crea no es importante— giró sobre sus talones y se dirigió hacia las escaleras por donde Chuck había desaparecido.

—¿Vas a dejarme aquí? ¡Padre, padre!

Nathan abandonó el sótano, sabiendo que nadie encontraría a Cady, ahora su hija en verdad era un preciado tesoro.


----------


*[¡] Notas del autor [!]*


Historia: 1.054 palabras.

Total (incluyendo esta sección), aproximadamente: 1,205 palabras.

No suelo contar las palabras, pero cuando son escritos para concursos y/o colecciones en las cual la extensión es requisito creo conveniente hacer esta observación.

Últimamente hago finales inesperados; usualmente me gusta hacerlos felices, pero ya debo salir de mi "zona de confort"

Esperando que Resistance S-05 haya sido de su agrado, me despido.

Éxito y paz.

Atte.

E.R. Índigo.

P. D.
Participación en 2016 en un concurso de “la plataforma naranja”.

18 de Agosto de 2019 às 02:36 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~