Omega Seguir história

kuma-kuroko Kuma Kuroko

"Soy un Omega que no permitirá que ni siquiera un Alpha como tú lo haga menos." Vikings!AU Pairing: NamMin [Alpha!Kim Nam-Joon x Omega!Park Ji-Min] - Others Advertencias: Lemon/Smut, Lenguaje Obsceno, Gore , Angst, Sad, AU, Muerte de Personaje Portada hecha por: @Heisabetth


Fanfiction Bandas/Cantores Para maiores de 18 apenas.

#muerte #bl #namjoon #alpha #bts #suga #yoongi #boylove #kimnamjoon #kimtaehyung #kimseokjin #junghoseok #hoseok #jhope #minyoongi #jeonjungkook #jungkook #parkjimin #jimin #omegaverse #taehyung #au #yoonkook #vhope #namjin #beta #bangtanboys #vikings #omega #bangtansonyeondan #tae #nammin #minjoon #alternativeuniverse #btsfanfic
0
1437 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Terças-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

I - La Última Habitación

— ¿Si atacaremos hoy?

Dio un prolongado suspiro restregando su rostro con ambas manos hasta ver a quien preguntó lleno de impaciencia. Asintió muy apenas y quedó sólo dentro de su carpa. Se fijó en la enorme montaña de oro que hay en la esquina derecha, así como algunas telas y un águila descansando.

Tiene mucho, quizá demasiado y eso que esto no cuenta como lo que debe repartir entre sus hombres, esa está en otra carpa. En teoría ya podría parar con esta expedición y volver satisfecho a su pueblo con las buenas noticias de haber logrado una aplastante y brillante victoria en terreno sajón.

No obstante, la realidad es que no quiere volver allá. Huye de ahí o de lo que simboliza estar ahí.

Hace poco -al menos para él cinco meses es poco—, falleció su esposo y Omega, Jin, por una epidemia que azotó a muchísimas tierras. No solo la suya. De hecho Jin fue el último en fallecer y bebe en el salón dorado junto a Odín.

Lo entristece y hasta cierto punto tuvo esperanza de que con un movimiento tan arriesgado como atacar tierras del oeste de frente... Iba a morir, que alguien acabaría con su existencia.

La verdad es que ha estado tan lejos de ir al Valhalla que Jin lo llamaría torpe hasta para morirse. No puede ser que peque de tan desgraciado solo por querer estar con él nuevamente.

Si los dioses no desean su muerte, tal vez es porque su futuro es que se mantenga con vida y cumpla con sus caprichos. Sea como fuera, aun la tristeza lo mantiene decaído. Tendrá que asumir que este tema no puede extenderse más y volver a casa. A final de cuentas también tiene a alguien esperando por él.

Este sería el último ataque y a casa. Pensaría si tendrá alguna esposa, amante o lo que sea para cuando esté de camino.

...

— ¿Hay algo importante aquí que hay tanta defensa?

—Que yo sepa, ni idea.

—Que informativo Jungkook.

Este rió sin gracia al tiempo que apuntaba y disparaba una flecha. Namjoon se quedó al cubierto, recobrando el aliento. este lugar es el más protegido con el que se han topado hasta ahora.

Más hombres, muros, barricadas, etcétera. Apenas una pequeña torre donde posiblemente hubiera alguien en la punta y si tan custodiado se encuentra tendrá algo de valor que ofrecer.

Espera que sea así o esto no valdrá la pena.

— ¿Yoongi?

—Divirtiéndose... Ya despejó la entrada.

—Vale. —dijo Namjoon con voz pesada al levantarse.

Tras bajar de la pequeña casucha emprendió camino hacia el lugar central del pequeño poblado atestado de guardias como si fuese al mismísimo rey a quien pretenden defender. Sea como sea no se le dificultó llegar, entrar, asesinar a los pocos que aún quedan en esa primera planta y proseguir con la subida.

Se hizo un poco trabajoso, pero su tamaño lo ayudó bastante a la hora de abrirse paso. Entró a una de las habitaciones y encontró gran satisfacción en el hecho de que tuviera grandes cantidades de oro y demás objetos de valor.

—Que extraño que no intenten llevarse esto para que no lo robemos. —Bajó un poco la mirada para observar a Yoongi que viene con tanta sangre encima que le escurre del cabello sin problema.

—Tal vez hay más y más valioso que esto en la parte superior.

—Posiblemente.

Está relativamente libre y ya no quedan tantos para poder decir que el sitio le pertenece. Tuvo un parón horrible al momento en que al abrir una puerta un niño salió corriendo por el pequeño espacio libre que queda entre su cuerpo y el marco de la puerta.

Veamos... ¿Qué pinta un niño totalmente solo en una habitación? ¿Es importante?

Con calma lo persiguió hasta que entro en la última habitación con hacha en mano. Trató de escuchar a través de la madera, pero todo lo que alcanza a distinguir son sonidos ahogados e inentendibles.

Acabó por abrir la puerta de un empujón y se halló una habitación vacía. Vale, esto es entre extraño y decepcionante. Tiró algunas cosas, desordenó un par de muebles y finalmente se dio cuenta de una habitación relativamente escondida.

—Silencio, silencio, silencio...

Mofó, hay un adulto y es casi seguro de que por proteger al niño se esconde. Sea como sea ya los tiene. Tiró del mueble y aunque fue levemente empujado pudo lanzar el hacha y clavarla en la puerta, justo a un lado de quien se paralizó sorprendido.

—Esperaba que tuvieras valentía y me atacaras, no que huyeras. Que giro tan-

—No llores, no va a pasar nada...

Namjoon se acercó hasta sacar el hacha y arrinconar al hombre que baja al niño y lo pone detrás de sí para protegerlo. Se lo quedó mirando con la cabeza inclinada ligeramente hacia abajo.

Es una persona de rasgos muy finos, bellos y cuidados. A juzgar por sus ropas y las prendas que lleva no es un sirviente y mucho menos un guerrero sajón. Diría que es de la realeza. Resopló. El otro parece más receloso y la risita de Namjoon no hizo otra cosa que acentuarlo.

—Omega. —Gruñe con gesto malicioso.

—Llévate todo lo que hay en la torre; este pequeño campamento, en la reserva a poca distancia dentro del bosque. Solo no te acerques. —debido a la sorpresa no lo interrumpió.

—Hablas mi lengua.

—Tuve el particular lujo de aprender. Ya oíste. Tienes todo a disposición. Sólo-

— ¿Quién eres? —el infante está siendo prácticamente aplastado contra la pared—. No te conviene mentir diciendo ser un simple sirviente. Quiero saber tu nombre.

—Soy—a pesar de la presión que genera en él, no luce intimidado. Por el contrario, luce más determinado y hasta soberbio —. Lee Park Ji-Min, rey de Mercia. Reino que estás invadiendo y profanando. —agrega entre dientes.

—Al menos cuentan con la bendición de un rey Omega hermoso —elogia mordaz —, así que, alteza real, que-

—Ca-casi no respiro...

—Es lo que hace aquí encerrado y lejos de su seguro trono tras altos muros.

Aun si no tenía la pinta de responder, no tuvo tiempo de hacerlo. El niño en cuestión se zafó de su "escondite" con la mala suerte que al hacerlo la puerta fue abierta por Jungkook. Por inercia este alzó su arma dispuesto a matar al niño y posiblemente lo habría hecho de no ser por Jimin. Este lo empujó, tomó el hacha clavada y dio tal golpe que Jungkook soltó la suya.

Jimin abrazó al cachorro al instante y retrocedió con este en brazos.

— ¡Ya te lo dije! ¡Toma incluso lo que ni conocías! Solo aléjate de nosotros.

Jungkook miró a Namjoon de reojo. Ese aroma que está desprendiendo es uno que claramente busca ser dominante. Retrocedió un par de pasos por precaución. Namjoon se acercó a Jimin con cautela y un ligero gruñido que contrario a lo normal no lo encogió. Esta con esa actitud y postura digna a pesar de la sutileza que carga.

—Namjoon-

—Larguémonos. Tomen todo y-

—Pa-Papi...

—Me lo llevo.

—Menuda sorpresa. —bufa Yoongi cruzándose de brazos. Habiendo llegado justo para esta escenita.

Namjoon sostiene a Jimin del rostro, logrando sacarle un quejido lastimero, apretando al niño en sus brazos. Lo satisface su gesto ahora sumiso. Sin embargo, en primera instancia el reto en su mirada...

Lo recuerda tanto a Jin.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

NamJoon:

📷

Jimin:

📷

Jungkook: Rubio

📷

Yoongi: Rubio

📷
30 de Julho de 2019 às 17:00 0 Denunciar Insira 1
Leia o próximo capítulo II - Cachorro en Brazos

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 11 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!