Grandes Dioses Elementales: El Emblema de Fuego Seguir história

jesus-rojo-perez1564186863 Jesus Rojo Perez

Una novela ligera donde los Dioses y semi-dioses se enfrentan para proteger su mundo gracias al manejo de armas legendarias que les permite llevar dicho titulo y donde las adversidades, drama y acción están siempre disponibles en su vida. El Joven Nobuo Nori al no entender lo que sucede realmente en su mundo, conoce a Aiko Akira y a su grupo de rebeldes que planean derrocar de una vez por todas el yugo del Emblema de Fuego gracias al manejo de armas elementales creadas por los dioses.


Fantasia Épico Para maiores de 18 apenas.

#fantasia #accion #dioses #anime #armas
2
1454 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todos os Domingos
tempo de leitura
AA Compartilhar

"El elegido" Capítulo I

[Sonido de la lluvia fuera de una casa] Susurros: ¡Tú… eres solo un títere, hare contigo lo mismo que le hice a ella!, Nobuo Nori despierta exaltado lleno un frio e irritante sudor tras dar imágenes a una de sus peores pesadillas.

Nobuo: ¿Quién es ¡ELLA!?, demonios.., fue solo una pesadilla jamás pensé que teniendo 19 años aun tuviera estos tipos de sueños.

De repente sin previo aviso su cuarto fue iluminado por un resplandor tan brillante que de los nervios hizo que Nobuo fuera a la ventana en un solo salto, fue fugaz pero logro ver como un objeto cayo junto con el relámpago.

Nobuo: Debo estar aún nervioso con la pesadilla que tuve, ire a dormir nuevamente.

Al día siguiente.

Madre de Nobuo: ¡NOBUO, VEN A DESAYUNAR!.

Nobuo: ¡MALDITA SEA! ¿Qué hora es? ¡Por el amor a dios es muy tarde!.

Nobuo sale corriendo dormido por las escaleras y este cae en seco contra el piso.

Nobuo: Ayy!, ando muy estúpido como para caminar, RAPIDO tengo que comer lo que sea e irme a trabajar.

Madre de Nobuo: Buenos días cariño, prepare tu comida favorita para esta mañana, oniguiri con salsa de soya rellenos de carne con queso.

Nobuo: Gracias mama pero voy muy tarde llevare para el camino este pan tostado.

Madre de Nobuo: Pero ¡NOBUO!, el desay….

La puerta da un estruendo que deja en silencio la casa.

Nobuo: RAPIDO, RAPIDO!.

Nobuo se monta en su bicicleta y va a una gran velocidad, pasa entre las calles y las aceras.

Nobuo: ¡Demonios! Se me olvido ponerme el casco.

Nobuo da un leve giro a la izquierda y es donde su poca suerte aparece, el sonido de una orquesta metálica reacciona sobre los delgados vidrios de las tiendas que se encuentran allí presente, Nobuo se da cuenta que está en el piso, pero no sabe que le ha pasado solo puede ver que hay un camión frente a él y que su bicicleta está destrozada.

Nobuo: ¿Qué hago en el pavimento?, acaso ¿solo me caí?. Intentare levantar….

Un Dolor como si fuera un impulso eléctrico afecto su pierna de tal manera que este no aguanto el sufrimiento y su pobre y escaso grito fue seco. Su cabeza solo daba vueltas, miro una vez más su bici y vio el camión, posteriormente cayo inconsciente.

Mientras tanto en el hospital.

Enfermera: Señora Yuno, tranquila su hijo estará bien, se encuentra en terapia intensiva, no hay de qué preocuparse.

Madre de Nobuo: ¿Pero qué sucedió? ¡Explíquenme!.

Enfermera: Señora Yuno.., necesitamos que se relaje venga, le daremos un café lo peor ya paso.

Madre de Nobuo: ¿USTED CREE QUE VINE AQUÍ A POR UN CAFÉ ENFERMERA?, VINE POR MI ¡HIJO!

Enfermera: Lo sabemos pero el hecho de que grite en el hospital no quiere decir que mejorara la salud de su hijo, ahora por favor razone y quédese tranquila en la sala de espera, su hijo ya saldrá por esa puerta y junto a él su vida intacta.

La madre de Nobuo respira hondo y procede a centrarse, mientras su mirada desesperada y con un torbellino de sentimientos queda plasmada entre el techo.

Madre de Nobuo: Dios, porfavor. Mantenlo con vida que daría hasta la mía. Solo por ver a mi hijo intacto.

[Entre risas malvadas] Susurros: ¡Tú… eres solo un títere, hare contigo lo mismo que le hice a ella!, ¿QUE SUCEDE, piensas que puedes escapar de la realidad?, BAH!! Jajaja no me hagas reír.

El sonido de la máquina de pulsaciones se hace más agudo al pasar los segundos.

Nobuo: ¿Estoy muerto?....., ¿qué me paso?.

Nobuo recuerda que estaba antes en el asfaltado y nuevamente en su pensamientos ve la bicicleta y el camión.

Nobuo: Ah… ya entiendo…, creo que fui atropellado…

Enfermera: Buenos días Señorito Nori, veo que está usted mucho mejor ahora.

Nobuo: ¿Qué me paso?, sufrí un accidente ¿cierto?, solo recuerdo mi bici destruida y un camión al frente mío.

Enfermera: [entre risas] Si señorito, usted realmente se salvó por un gran milagro, agradézcale a Dios.

Nobuo: ¿Dios?, ya veo…, Donde está mi madre, ¿ella vino?.

Enfermera: Siga descansando, sus familiares están bien y esperan a que se mejore para poder llevarlo a casa, no se esfuerce ya después podrá estar mejor.

Nobuo recuerda ese dolor que lo dejo inconsciente en esa calle, y procede mover nuevamente la pierna, y como si de un sueño se tratara, no sintió nada en lo absoluto.

2 semanas después…

Nobuo está en su casa por fin, se encuentra en su habitación mirando la ventana divagando sobre lo que vio la otra noche.

Nobuo: ¿Qué era eso?, era como un meteorito, o un metal, cayendo junto con el rayo…

Nobuo se cruzó de brazos sin importancia y dio vuelta hacia la cama.

Nobuo: No tiene caso, y ¿porque pienso en eso?…. Seguro era mi imaginación.

Nobuo escucha ahorcadas que provienen del piso de abajo, este baja corriendo y encuentra a su madre en el piso sin poder respirar, ve un líquido de color Rojo oscuro siendo vomitado.

Nobuo: ¡MAMA! ¡MAMA! ¿QUE TE PASA?

Su madre en un estado imposible de poder comunicarse agarra el brazo de Nobuo como si su vida dependiera de ello.

Nobuo: ¡MADRE!, ¡YUNO DIME ALGO PORFAVOR!.

Las ahorcadas aumentan y se intensifican, Nobuo dentro de su inocencia no sabe qué hacer, y lo único que se le ocurre, es llamar a una ambulancia.

Su madre en el piso empezaba a tener un tono de piel más claro, la sangre ya chorreaba con mayor intensidad en el piso, Nobuo vio que su madre se despedia con una lagrima que corría en su mejilla, lo agarro y lo abrazo, con las ultimas fuerzas que tenía. Llorando Nobuo le gritaba que no se fuera, que se quedara con el… Nobuo sabía muy bien que su madre moría, y no entendía el porqué.

Nobuo: ¡MAMA! No me dejes solo, Papa ya se fue, y no tengo hermanos no te vayas ¡por favor!

En un parpadeo de ojo se dejaron de escuchar el terrorífico sonido de las ahorcadas, y fue cuando vio a su madre con la vista perdida. Nobuo en llantos desgarradores, le pedía a ese dios que le devolviera a su madre mientras la sangre de la misma recorría parte de su cuerpo, que daría lo que fuera porque ella regresara, pero una vez más su inocencia le da una mala jugada, los paramédicos llegaron 2 minutos después de su fallecimiento, y estos lograron dar con el motivo de su muerte, sus pulmones simplemente explotaron sin razón aparente.

Nobuo después de 3 semanas de llanto y agonía por la muerte de su madre, queda nuevamente frente a la ventana de su cuarto.., la casa sin ningún sonido que de testimonio de que yace allí otra persona, mirando fijamente el lugar donde vio el relámpago.

Susurros: ¡Tú… eres solo un títere, hare contigo lo mis….!.

Nobuo despierta esa noche exaltado por soñar nuevamente con esa voz, se levanta y con gran velocidad ve hacia la ventana, sudando su vista se clava sobre "La Gran montaña de Truenos", pues ese fue el nombre que le dieron tras que cada tormenta cae varios relámpagos allí, posteriormente se pone una chaqueta y se dirige hacia la montaña sin ningún temor.

Nobuo llega a la cima de la montaña, pero no logra ver el objeto que vio caer hace semanas, este sigue recorriendo la montaña, reviso entre las cuevas, y en las quebradas. Pero nunca consiguió el artefacto, fue entonces que entre un montón de lodo y tierra ve un agujero de aproximadamente 30cm de alto, el procede a excavar con sus propias manos, pero la tierra estaba demasiado caliente.

Nobuo: ¿Qué carajos…?

Agarro una rama muy gruesa y empezó a excavar con mayor facilidad, fue cuando vio.., dos dagas de color azul celeste las cuales tenían un aspecto de colmillos y con un filo que podía cortar cualquier cosa, Nobuo lo agarra pero allí mismo lo suelta, pues estas estaban todavía calientes. Nobuo queda admirándolo durante 15 minutos y se da cuenta que hay una carta en el agujero.

Nobuo: ¿Cómo es que no se quemó?, eso está muy caliente.

Nobuo toma la carta y procede a leerla.

“Aquí yacen las Dagas del lamento, cualquier ser que las tome y piense usarlas, tendrá que experimentar lo indeseable.”

Nobuo ve que en su reverso ya se un párrafo más completo, y se da cuenta que no es una sola hoja, sino dos.

Reverso de la primera hoja: “He intentado detener al Dios de la tormenta, este desea el odio y caos sobre este planeta, el "Titan" no debe ser destruido ni corrompido, lastimosamente no pude contra ellos, están por todos lados. Si eres el elegido toma estas cuchillas y escondelas, tu deber ya es empuñarlas contra el dios de la tormenta o de lo contrario tendremos el mismo futuro todos.”

Nobuo ve la segunda hoja.

Segunda Hoja: Primer Mandamiento El danzante espectral.

En esta hoja está plasmada una especie de patrones que se deben hacer al usar las dagas.

Nobuo quedo observando cada paso.., pero no entendía para que era, este agarro las dagas con la ayuda de su suéter, y se las llevo para su casa.

Al dia siguiente este después de desayunar queda mirando el objeto, y ve que aun botan humo, aun después de ponerlas bajo agua.., agarra nuevamente la segunda hoja y empieza a entender un poco los patrones.

Esto parece como un baile.

Nobuo Nori agarro la hoja y la cubeta a rebosar de agua con las 2 dagas y las llevo afuera de su casa, este dejo la carta en el piso, y cuando fue a meter las manos dentro del agua, un pequeño chispazo como de un corto circuito tratase toco su mano, Nobuo quedo impresionado pero al mismo tiempo adolorido

Nobuo: ¿¡DIOS QUE ES ESTO!?, MI MANO!.

Nobuo agarro 2 guantes de plástico y agarro las dagas, no estaban tan calientes como ayer.., pero son algo pesadas. Empezó a blandir con ellas como si se enfrentará a un adversario invisible.

Esto es imposible, son demasiado pesadas…, me pregunto si podré hacer lo mismo que dice el papel.

Nobuo empezó hacer lo mismo que aparecía en el papel, los días y las tardes se la pasaba practicando, gracias al poco ahorro que dejo su mama, lograba mantenerse por sí solo; tendría que trabajar cuando quedara sin dinero.

Practico durante 5 semanas, y una vez cumplida dicha semana, intento usar las dagas sin los guantes, en cuanto rozo su dedos con ellas, otro impulso eléctrico lo afecto.

Nobuo: NOJODAS!, porque siempre me electrocuta.

Allí entendió que por más que lo intente nunca iba a poder empuñar las dagas con las manos desnudas.

A las 12:45 de la tarde oyó un silbido era muy fuerte, como si de un avión caza militar que intenta romper la barrera del sonido se tratase, al voltear la mirada, vio como un objeto muy parecido a las dagas en su entonces cae en el mismo lugar.

De inmediato el sentido de supervivencia se manifestó en Nobuo.

Nobuo: ¿Qué demonios me está pasando?, mi respiración aumento en cuanto vi esa cosa caer. ¿Porque tengo tanto miedo?. Quiero ir a ver si esta vinculado o tiene algo que ver con estas dagas pero mi cerebro dice que hulla, ¿qué debo hacer?.

Nobuo sabía muy bien que tenía que huir, pero su intriga al ver ese objeto lo frenaba, asique agarro las 2 dagas con los guantes puestos, y salió corriendo hacia "La Gran montaña de Truenos". Entre tanto barro y piedras logro ver un pequeño resplandor, el no entendía que era, y pensó que se trataba de otra arma. Su corazón no paraba de latir bruscamente, y su respiración se aceleraba como si en la montaña no quedara oxigeno el cual aspirar. Y en cuanto llego al punto donde vio el resplandor, no había nada. Nobuo miro hacia todos los lados, y no entendía como un objeto podía moverse por si solo y tan rápido. Al mirar al piso se dio cuenta que el lodo tenia huellas, pero estas huellas estaban secas en el lodo. Fue cuando se percató que debía huir, pero era muy tarde.

Nobuo intento darse la vuelta pero ya era demasiado tarde, estaba detrás de el, con una voz muy aguda femenina, le dijo.

[???]: Asique un mortal posee “las Dagas del lamento” como osas poner tu asquerosa carne sobre ellas, ¿acaso no te enseñaron a respetar a los dioses?.

Nobuo no entendía que estaba pasando, no sabía quién era, pero sabía que ella conocía el artefacto.

Nobuo: No sé quién eres, ni entiendo que son estas dagas. Yo solo quie…

La depredadora lo interrumpió.

[???]: Maldito suelta esas dagas, no importa lo que hagas hoy tu muerte servirá de ejemplo para tu raza.

Esta usa un báculo con una esfera de color azul turquesa, un manto blanco y su mirada es literalmente electrificante, después de sus anteriores palabras esta hace un movimiento con el báculo y a continuación menciona "Tercer mandamiento lluvia eléctrica".

Nobuo voltea en todas las direcciones que su cuello le permite y ve que los cielos se nublan el no entiende que está a punto de presenciar, pero se da cuenta que un rayo casi le impacta y gracias a sus reflejos logra evadirlo.

Nobuo: ¡Pero que carajos te pasa! ¿Acaso quieres matarme?...

[???]: ¡Maldito mortal te dije que no tienes derecho a nada, solo a morir!

Nobuo entendió que estaba en un grave problema, y solo él podía arreglarlo, el empieza divagar en las opciones que tiene mientras logra con suerte evadir los ataques de la depredadora.

Nobuo: Si… huyo, podría matarme, y sabría donde vivo. Y si me quedo, podría llegar a morir de todas maneras, ¡MALDICION!.

Nobuo sabe que tiene con que atacarla, puede usar las dagas, pero son pesadas y aparte no a logrado dominar esa técnica que estaba en la segunda hoja. La depredadora manifiesta otra oración.

[???]: [Mueca de chupar dientes], ¡ya verás!, "¡Quinto mandamiento, serpiente inmovilizadora!".

Una serpiente que cuya longitud se aproximaba a los 2 metros con una textura eléctrica logra amarrar a Nobuo, este recibe una fuerte descarga eléctrica, de tal nivel que sus guantes se derritieron y sus manos quedaron desnudas, pero sin soltar las dagas, posteriormente este cae al suelo. La depredadora se acerca lentamente entre risas [Risas de odio y lamentos].

[???]: Por fin maldito mortal, ya estás muerto, tomare estas dagas si no te importa.

La depredadora al momento de entrar en contacto con las dagas, una fuerza la hace repeler su tacto con ellas como si de un campo invisible se tratara, esta salto inmediatamente hacia atrás, sorprendida ve que el joven Nobuo se pone de pie lentamente, y murmura algo que apenas se le logra escuchar.

Nobuo: [Murmuro] e…. es… eso.., realm… realmente dolió, mi cuerpo… se… sie.. Siente como si no respondiera…

Nobuo sentía que las dagas ya no les pesaban, como si fuera dos lápices lo que está agarrando, quedo admirando nuevamente las dagas, y observo que estas poseían un poder muy importante, era como si pudiera moldear la electricidad a su gusto.

[???]: VAYA QUE TIENES SUERTE, ¿QUE PASO MORTAL?, casi te puedes mantener de pie.

Allí fue cuando recordó Nobuo la técnica que aprendió durante sus días de práctica. Y pensó.

Nobuo: ok Nobuo, tu puedes, ahora las dagas no pesan y son como plumas…, solo tienes que hacer lo mismo que haces todos los días, tendré que usarlo.

La depredadora vuelve a usar la técnica anterior, y busca darle fin a esto.

[???]: ¡quinto mandamiento, serpiente inmovilizadora!. [Entre risas] esto será muy fácil.

Nobuo no titubea y la mira profundamente a sus ojos, prepara su movimiento acorde a la técnica y es donde se lanza sin más.

Nobuo: Primer Mandamiento, Danzante Espectral.

el sonido de un trueno retumba en la zona. La depredadora queda estupefacta, no sabe qué hacer ya que Nobuo está encima de ella, no tenía donde correr, estaba indefensa. Nobuo no le dio ninguna oportunidad para defenderse, pues esta ya estaba a corto alcance. La depredadora recibió un daño como si le hubieran hecho 1000 cortes superficiales, esta quedo inmóvil sin poderlo creer, pero aún seguía viva.

[???]: No… no puede ser… Maldición mortal, ¿qué te crees?, te matare, ¡tú ataque no me hizo nada!, ¡MUERE, SEXTO MANDAMIENTO BOLA DE ENE....!

Allí fue donde Nobuo entendió la técnica…

Nobuo: ¡Ahora lo entiendo todo!, no es una técnica para causar daños físicos a tu adversario, ¡se usa para cancelar todos los hechizos de tu rival!.

En ese momento, apareció una especie de agujero de gusano y otro enemigo apareció al instante, usaba una máscara con una especie de pico.

[??2]: Depredadora… que ¿RAYOS HACES?, como es posible que un niño te haya dejado así.

[???]: Mi señor, no fue mi intención, me confié y no….

[??2]: NO QUIERO EXCUSAS, dije que el señor quería un trabajo limpio…, y tú ni eso puedes hacer…, mereces un castigo.

[???]: ¡Mi señor no!, prometo no fallarle por favor perdóneme la vida, estoy cerca solo deje que recargue mi ene…………..

[??2] !Sexto mandamiento, Lanza de Dios relámpago!.

Una especie de lanza electrificada penetro a lo largo de la depredadora, haciéndola morir en el acto y desapareciendo posteriormente, Nobuo con mucho miedo, y nervioso apunto las dagas hacia su nuevo enemigo.

[??2]: ¿ah, intentas amenazarme niño?.

Nobuo de tanto miedo que tenía no pudo pronunciar lo que pensaba, sus piernas temblaban tras ver la aniquilación que le hizo a su propia compañera.

[??2]: [risas] Sere misericordioso, entrégame las dagas, y prometo dejarte con vida.

Este se acercaba hacia Nobuo lentamente.

Nobuo no creía que fuera a salir vivo de esta, no sabía qué hacer, lo único que le decía su instinto era, suelto las dagas, y déjate matar de una vez. Allí apareció otro ser que ataco al otro desconocido.

[??3]: ¡Cuarto mandamiento, Muro de Concreto!.

Entre Nobuo y el principal ser desconocido apareció un muro de concreto de color arena, con la cabeza de dos tigres, separándolos por muchos metros de largo.

El ser desconocido que era el enemigo de Nobuo; miro hacia arriba Y encima de una piedra había una figura, esta tenía un contorno muy fino, no parecía de un hombre.

El principal ser dio las siguientes palabras.

[??2]: [Entre risas] INCREIBLE, REALMENTE INCREIBLE…!, quien diría que alguien como tu estaría en este país…, no esperaba menos de la dueña del arma legendaria de tierra.

Todo el ambiente se tornó silencioso.

[??2] = [Aku shinja]: Mi nombre es Aku shinja.

Nobuo no entienda nada, realmente no sabía ya quién era su enemigo, lo que si sabía es que era imposible salir de esa pelea.

El nuevo ser que provoco el muro, volvió a recitar otra oración.

[??3]: ¡Primer mandamiento, Puños de guerra!.

Se balanceo contra Aku shinja., pero este resistió.

[Aku shinja]: tercer mandamiento, rayo.

Aku lo esquivo con una facilidad inigualable, su velocidad aumento 20 veces, como si fuera una luz o un relámpago.

[Aku shinja]: mmhh.. Me gusta como se ve esto, pero me tengo que ir.., dejare que el chico juegue un poco más con las Dagas del lamento a fin de cuentas, serán de mi amo, otra vez.

Ante Aku shinja se volvió abrir un portal y este se adentró por el mismo, desapareciendo sin rastro junto con el agujero.

[??3]: ¡ESPERA!, Demonios…, Dijo la chica que tenía una ropa un poco estropeada su rostro lo tapaba un pañuelo de lana de color beish, parecía de 18-20 años, tenía pantorrillas y muslos muy fuertes, brazos con buenos músculos, pero manteniendo el atractivo de una mujer, su color era canela con un tono muy claro.

Esta se voltea ante Nobuo, y le comenta…

[??3]: Asique….. ¿Eres el Elegido?.

27 de Julho de 2019 às 01:07 0 Denunciar Insira 1
Leia o próximo capítulo "¿Amigo, o enemigo?" Capítulo II

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 9 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!