La bruja de la cueva Seguir história

mishiss Mishisss

Un Humilde contador de cuentos para niños, se aventura al bosque para descubrir el porque los niños del reino están desapareciendo.


Aventura Todo o público.

#bosque #medieval #rey #lobos #Cueva #magia #niños #cuento-corto #bruja
Conto
0
1.6mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

La bruja de la cueva

Las puertas gigantes echas de mármol y cristal se abrieron delante de mí, quería poder tocarlas, pero las ataduras no me dejaban ni si quiera moverme. Los dos altos guardias atrás mío me empujaron para continuar caminando, pisando la larga alfombra roja que me llevaba directo al rey. Caminando sin dejar de escuchar los insultos y murmureos que venía de la gente al pasar.

Hasta estar delante de mí, sentado y observándome, el rey, bastante grande, con una grande barba negra y frondosa, no presento mucho interés en mí, al menos no hasta que llego el chico delgado y pelo castaño a decirle mi nombre.

— Así que eres tú, quien tanto afirma a ver matado a la bruja

— Majestad, le traje uno de sus dedos para confirmarlo — Dije para defenderme de lo que seguro seria mi muerte

— Si tanto asegura que esto es verdad — Se levanto de su trono — Cuéntenos y sáquenos de dudas, ¿Como logro matarla?

— Esta bien, le contare mi rey — Di una reverencia antes de empezar a contar ...

Los niños desaparecían, cada día eran menos, muchos aseguraban que la bruja se los estaba llevando, otros que se caían al pozo en medio del bosque. Yo nunca creí ninguna de las dos versiones, sin nada que perder, ni una madre, esposa e incluso sin algún heredero de mi pequeña choza, decidí emprender-me a la aventura, tomé todo el agua y comida que pude, no creí que tardar, pues si ella se llevaba uno al día, sus viajes no serían tan largos, ni tampoco el pozo tan lejos. Fui con mi amigo el herrero, el gran señor de casa me dijo que no fuera, que seguro la bruja me devoraría en minutos, solo le pedí una espada y no seguí su consejo.

Teniendo todas mis cosas listas salí del pueblo, caminando entre árboles y pastos altos, mi primera opción sería buscar el pozo, en cualquier caso, si los niños no caían en ese lugar, la bruja necesitaba agua para vivir.

Nunca creí que el viaje será tan cansado, pero realmente las raíces de los árboles salían de la tierra, pidiendo un rayo de sol, buscando agua, en ese momento entendí. Las raíces me estaban indicando el camino hacia el pozo, teniendo esperanza continué.

Ya estaba oscureciendo, no tenía como ver a donde pisaba, y entonces lo escuche, un frio y largo aullido, sabía que no estaba solo, me estaban cazando, mi primera reacción fue correr, tratando de mantenerme en pie a pesar de que mis piernas me pedían a gritos el detenerme, pero escuche otro, luego otro más, estaba rodeado, me sentía muerto. Pensé un poco más, no podía acabar todo en ese lugar, como si alguien me hablara, una mujer, me dijo "Prende fuego, con una roca y tu espada" tal y como me lo dijo, lo hice, uno de los lobos se me acerco, pude ver sus ojos hambrientos, y enojados, pero el fuego lo detuvo, se dio media vuelta y escuche los pasos entre la oscuridad al mi alrededor, los lobos se estaban alejando.

Continué mi viaje hasta encontrarme con el pozo ya cuento estaba amaneciendo, armado de rocas, con un techo de madera que ya estaba siendo cubierto casi por completo de las enredaderas, pasto al su alrededor y el hermoso aroma de cada una de las flores, en ese momento en mi mente se cruzó la horrible imagen de los niños flotando en el agua que seguro ya estaba muy baja, sus pequeñas manitas llenas de sangre por a ver tratado de escalar afuera, con miedo de saber la verdad me asome al pozo, pero solo vi agua cristalina, ni un solo niño, dejando solo la opción de la bruja.

Encontré un camino alado del pozo, parecía viejo, como si alguien caminara por ese lugar casi a diario, tenía pisadas y estaba lleno de lodo, tome mi espada y seguí el camino con mucho cuidado hasta llegar a una cueva, entre y me sumergí en la oscuridad, hasta encontrar una área iluminada, por velas, y en una de las esquinas estaba ella, en una cama, dormida, me acerque con miedo, la mataba o yo moría, eso era mucho para un simple campesino, una mujer horrible, con el cabello desarreglado negro y largo, una nariz grande y con una gran verruga, solo al verla sabía que desprendía maldad de ella, sin dudarlo más, la mate, encaje la espada en su cabeza, y le corte un dedo, para mostrar que logre salvar a los demás niños del reino.

— Quiero ver el dedo — El rey observo al guardia de mi lado derecho, quien se acercó y le entrego el dedo que yo le di horas antes.

— Si, esta es una cortada para alguien como usted, quiten las ataduras, él es nuestro héroe ¿Que no ven?

Me quitaron las ataduras, me entregaron la recompensa y antes de salir por las puertas el rey me pregunto cuál era mi oficio yo con una sonrisa conteste "Solo soy un humilde contador de cuentos para niños" él se río por tal oficio tan ridículo, sin saber que, gracias a él, ahora tengo grandes riquezas, sin saber la mentira que le conté.

¿Cuál mentira?

Si llegue a la cueva para matarla, pero eso no fue lo que paso, al verla la reconocí, era aquella niña que de pequeños siempre jugo conmigo, hasta que un día desapareció, se fue sin que yo le pudiera decir lo mucho que yo la amaba, ahora vivo en el bosque, en esa cueva, con mi hermosa esposa, alta, de cabello largo negro y ondulado, con labios y nariz perfecta, ojos azules y piel blanca.

Ahora, soy el más afortunado, por ser un simple contador de cuentos.

18 de Julho de 2019 às 06:21 1 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Mishisss Me gusta escribir, pero muchas veces por falta de tiempo o creatividad, no acabo las cosas.

Comentar algo

Publique!
Galo Vargas Galo Vargas
Hola! Somos del equipo de verificación de historias de Inkspired, y quisiéramos verificar la tuya. Pero para eso, necesitamos que por favor corríjas ciertos errores como la falta de tildes y signos de puntuación en las oraciones. Ni bien lo hagas, por favor responde a este mensaje para proceder con la verificación. ¡Gracias!
~

Histórias relacionadas