Sentencia Seguir história

G
Game Camp


¡Vamos! Venga y lea esta corta historia, no deje solo a este protagonista, bueno, o no mas de lo que ya esta, jajajaja.


Paranormal Lúcido Todo o público.

#culpable
Conto
0
3.6mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

¿Condena al inocente?

El reconfortarle sentimiento de llegar a su hogar fue lo primero que sintió al cruzar la puerta de su sala.


Hoy era uno de esos días cuando sus padre no estaban en casa.

Es hijo único.


Pero esa relajación se fue al sentir nuevamente los golpes en su cuerpo y ver lo dañado que estaba su uniforme.


¿Qué piensa Usted querido lector?


¿Una pelea?,¿Un accidente? o en el más amigable caso, la desafortunada consecuencia de un violento juego entre amigos...

Inclusive eso seria lógico ¿Cierto?, pero los ojos sin vida al ser consciente de su estado y verse al pasar por un espejo de la casa nos dice que es algo más profundo y complejo.


¿Qué será?¿Qué será?

¿Bullying?¿Un robo armado?

Déjenme decirles que la respuesta a eso seria no,no y más no.


Bueno, si Usted supiese el porque no seguiría leyendo esto ¿Verdad?


Vuestro servidor le contara el sentido que le tocó a este joven protagonista y el porque de su terrible estado.


Su primera experiencia fue en sus primeros años en la secundaria ¡Ha... que buenos momentos pasan los jóvenes en todos esos años...!


El salia tranquilamente de su antigua escuela, solo y a paso ligero.

De pronto tuvo la sensación de que alguien lo miraba e instintivamente miró a su alrededor, lo único que pudo ver fueron unas personas alejándose a la distancia.

Siguió su camino sin darle mucha importancia y sin pensar algo en especifico cuando sintió algo chocando su espalda perdiendo el equilibrio y cayó boca abajo.


Aun en el suelo se volteo, estaba molesto e intento pararse pero al no notar a nadie o a algo que explicara su caída se quedo quieto de ingenuidad, sentándose para intentar comprender lo que acababa de pasar.

No habían nadie al parecer por lo que no tuvo vergüenza ni nada.


En esta posición, sentado, sintió frió de forma muy repentina.


Su mente se desconecto al sentir como dos manos lo agarraban de su camisa y comenzaban a sacudirlo con fuerza contra el suelo.


La expresión en su rostro reflejaba su total y entendible desconcierto. Quiso articular algunas palabras pero su sorpresa se convirtió en miedo cuando un golpe en su cara bloqueo todo intento de razonamiento de lo que pasaba.

El frío con el entumecimiento del cuerpo se fue gradualmente luego de ello.


Las personas que comenzaron a transitar por el lugar no se molestaban ni en mirar al muchacho petrificado del terror.

Luego de un rato se paró y se fue en silencio con la mirada pegada al piso.


Cuando llegó con sus padres, estos le pidieron una explicación de quien le había dejado tal moretón en la cara y arrugado tanto su ropa a notables jalones.


El problema es que ni el lo sabia.

Luego de mentir diciéndoles que sufrió una caída se fue a su habitación, se sentó en su cama e intento reflexionar lo que pasó, pero luego de tanto pensar se durmió y en unas semanas olvido el asunto.

Paso un corto tiempo y nuestro protagonista salió con unos amigos.

Todo normal, hasta que tuvo que regresar a casa de noche.


Se despidió de ellos y se fue.

Estaba solo en las calles oscuras sin ruido, un obvio mal presentimiento lo inundó.


Algo se acercaba... Él lo sabía.

El ambiente más pesado, el poco ruido que había de autos distantes desaparecía y cuando quiso correr con el pulso por los aires volvió a suceder.


Un repentino golpe en la cara lo mando contra la pared de la acera y aquel algo lo tomo de los hombros tan fuerte que lo inmovilizo.


Las sacudidas comenzaron, se sentía una desesperación intensa en cada una y como la otra vez estas le impedían pronunciar palabra alguna.

Todo fue de mal en mucho MUCHO peor para EL cuando esas manos de ese algo lo tomaron por el cuello.

¡ESTABA SIENDO ASFIXIADO!


Pataleó y forcejeó con lagrimas en sus ojos pero aparentemente estaba luchando contra nada. Sus fuerzas disminuían, apretando los dientes ya estaba en su límite.


Para su fortuna esta vez también desapareció poco a poco.


Totalmente fuera de sí comenzó a correr frenéticamente y al llegar a su casa se encerró en su habitación rompiendo en llanto.

Sus padre no se enteraron de esta segunda vez.


Luego de esto sus "encuentros" de este tipo se daban cada cierto tiempo.


En una calle cualquiera, en un paradero al tomar un autobús, incluso en los pasillos de su colegio.

Tan solo en su casa podía relajarse.


Al ver el estado en el que su hijo llegaba cuando ellos estaban en casa, sus padres al no obtener una explicación de lo que le pasaba lo cambiaron de escuela.


Nada cambio.


Tras un tiempo el chico descubrió unas cuantas cosas:


1)Dichos "seres" tienen cuerpos humanoides, ya que en muchas ocasiones, al inmovilizarlo, sentía sus extremidades y cuerpos contra él.


2)Estos podían entenderlo, aunque no sabia si completamente, pues en ocasiones donde el lograba gritar y preguntar el porque de la agresión, esta se detenía para irse completamente o intensificar la desesperación y fuerza de los golpes del atacante.


3)Y lo más importante era que se podía evitar esto, no siempre claro. Simplemente era sentir algún cambio en el ambiente y salir de allí con prisa.


Los años pasaron, su secundaria fue solitaria, y no es por nada.

¿Quién andaría con alguien que aparece totalmente golpeado cuando le quitan los ojos de encima?

Era el excluido de todo por todos y él ya no lo soportaba.

Las miradas en la calle, los susurros a su espalda por compañeros ignorantes de su situación, pero sabía que lo que le pasaba carecía de sentido común y no le decía a nadie sobre el tema.


YO, vuestro servidor y narrador en esta ocasión termina esa tarea aquí.

Vamos, siga leyendo. No querrá abandonar a nuestro protagonista a la mitad ¿Verdad? Puesto que ahora es su turno de contar el resto de la historia.

VAMOS! VAMOS!

.

.

.


Dejé mi maleta a un lado para recostarme en mi cama.


Estoy agotado.


Siento los golpes en mi cuerpo y tras un largo suspiro cierro mis ojos.


-¡¿Porque me pasa esto Dios?¡ ¿PORQUÉ?

Tapándome la cara con furia comienzo a llorar y a quejarme solo.

¿Cuanto a pasado desde que alguien, ademas de mis padres, me dirige la palabra?


Todo por esas agresiones, esas cosas, esos malnacidos seres.


Ya un poco recuperado coy a bañarme, al terminar veo moretones y arañazos en todo mi cuerpo, mis ojeras han aumentado...

Me pongo un polo, pantalón y un par de zapatillas.

Luego veo la comida preparada de mi madre y ceno en silencio. Mis padres vuelven muy tarde como para esperarlos.


Cuando termino siento algo horrible pero lamentablemente familiar.

El ambiente esta inusual mente pesado y frío.


-(No, es imposible que pase aquí)


Por instinto y experiencia me quedo quieto, alerta de cualquier cosa.

Los fuertes latidos de mi corazón hacían parecer que todo a mi alrededor retumbaba.


Me levanto de golpe totalmente tenso y me dirijo a la salida del comedor.

Estoy sudando.


Nunca a pasado en mi casa ¡NO DEBERÍA PASAR AQUÍ! ¡PERDÍ A MIS AMIGOS, MI VALOR Y ESTOY SEGURO QUE PERDERÉ LA CORDURA!

¡Este es el único maldito lugar donde puedo estar tranquilo!

¡¿Y TAMBIÉN ME LO QUITARÁN?!


Un tirón inhumanamente fuerte de mi polo hacia atrás paró en seco mis pensamientos.


Caigo sobre la mesa en la que estaba comiendo haciéndola girar, lo mismo con las sillas, los platos se rompieron al caer.


-A..Agh...A- El dolor solo hacia que me quejase.


Me paro con dificultad, cuando lo logro corro hacia la salida de mi casa pero antes de llegar algo me coge del brazo con suma firmeza

-¡NO! ¡DÉJAME!- Gritando con los ojos inyectados de sangre me suelto de un tirón y abro la puerta desesperado.


Estoy corriendo como nunca antes, ya ni reconozco el lugar donde estoy. Mi cabeza esta apunto de estallar y mi vista borrosa.


¿Porque siento un liquido en mi brazo?


Cuando me doy cuenta que mi brazo derramaba sangre por 2 largos cortes, o arañazos ya había dejado un pequeño camino de rojas gotas brillantes.


...Realmente arde.


Escucho sirenas de policía e inmediatamente veo a la distancia los autos, también veo correr hacia donde estaba a un sujeto.


¿Será un policía?¿No?


Cuando esa probabilidad cruza mi cabeza me logro calmar un poco, ahora comienzo a acercarme despacio, tal vez sea porque la imagen de un policía me da seguridad... Una estupidez gran en mi caso, total.., si me atacaban otra vez, el no podría ayudarme.


Pero notaba más cosas de ese supuesto oficial mientras más se acercaba.

¿Porqué ese policía no lleva uniforme?

Pero más importante...


¿Porqué lleva un cuchillo en la mano?


Mi cansado estado actual y la impresión me impidieron evitar el impacto.


Sintiendo una punzada en el pecho me desmayo.

.

.

.


Mis ojos se abren de golpe, el cielo mostraba su claro color celeste de medio día.


Estaba en el mismo lugar donde choque...con un... ¿Un policía?

Espera ¿No era de noche?


Mi cabeza está confundida pero aún así mi cuerpo se siente muy ligero.

Policías rodeaban la calle, estos si estaban uniformados.


Enserio ¿Qué pasó?


Veo mi brazo, no tiene marcas de heridas, también noto a un grupo de agentes hablando cerca mio.


Avanzo hacia ellos y le hablo a uno.


-Eh.. oficial, disculpe...


Lo llamo a pocos metros, lo suficientemente fuerte para que me aya escuchado pero este sigue hablando con sus compañeros.

¿Me está ignorando?

Decido insistir, después de todo ni siquiera se donde estoy.


-Disculpe, podría decirme la dirección de...¡¡¡!!!


Mi mano que quiso tocarle el hombro solo lo traspasó.


No puedo moverme.


¡Estoy seguro que debí tocarlo!


-¡OFICIAL! ¡VOLTEE OFICIAL!

Mis manos tratan desesperada mente de coger al policía pero ni el ni sus compañeros, al igual que antes, notaban mi presencia.


-¡HEY! ¿¡QUÉ DIABLOS!? ¿QUÉ PASA?


Invadido por el pánico mis piernas fallan y caigo arrodillado.

Los policías se van después de un rato.


Tengo un terrible frío, debo estar pálido.


Pero justo después de este este pensamiento un calor infernal se siente detrás mío y volteo.


-Ho... ¿Que tal protagonista?


Un sujeto elegante comienza a hablarme.


-¿Q..Quién eres tú? ¿Q..Qué me pasó? ¿P..Puedes verme?


Instantáneamente pienso, dejando al lado la falta de lógica de lo que me acaba de pasar. ¿El podría ayudarme?


-Jajajajaja.. ya veo, conque aún no termina tu historia...


No se que responder.


-Bueno te explicaré, de paso, nuestro lector se quitará algunas dudas.


Yo aún sigo arrodillado tratando de comprender todo lo que dice este tipo.


-Si tu vida seguía normalmente, muchacho, ocasionarías un atroz accidente y sinceramente no entiendo porque esos dichosos ángeles que se sienten superiores a todo no hacen algo como sacrificar al culpable por la vida de los inocentes.

Así que básicamente.

Te quedarás así, en te limbo personal, hasta que considere que pagaste el daño que pudiste hacer.


-¿Me quedaré así?


-Que dilema ¿no? ¿Porqué el castigo si lo que harás fue un accidente?

Es más, aún no has hecho nada.

Bueno, mejor prevenir que lamentar ¡JAJAJAJA!

Pero no os preocupéis, he estado escribiendo tu pequeña historia para que no quedes en el total olvido ya que realmente no tienes la culpa de nada, aún.....

Ve corre de desesperación, tal vez te topes a alguien que derramara sangre inocente en el futuro, como tú, y por consecuente, lo haré pagar por ello.


Luego de darme una demoníaca sonrisa de oreja a oreja el surgimiento de una luz cegadora... desapareció.


En mi mente no cabe ni la mitad de todas esas estupideces pero al instante vi algo que estaba justo donde me encontraba antes de acercarme al grupo de policías.


Un charco de sangre, si..., pero encima esta un cuerpo totalmente al descubierto con un resaltante cuchillo en el pecho.


........si......Ese soy yo......


-¡¡¡AYUDA!!! ¡¡¡¡AYUDA!!!!

Llorando y corriendo por calles que ni siquiera conocía grito a las personas que veo, no parecían escucharme o verme, tampoco pude tocar a ninguno, me siento enfermo, con ganas de vomitar y volver a mi casa.


-¡MALDITA SEA! ¡¿Q..QUÉ ESTA PASANDO?

Las calles se tornan oscuras y los edificios se ven más y más deteriorados ¿Es este el tal limbo? ¡¿ENSERIO ESTA PASANDO TODO ESTO?!


Mi desesperación aumenta a pasos agigantados.


¡MIS PADRES! ¡MI HOGAR! Por poca que sea ¡AÚN TENIA ESPERANZAS DE VIVIR UNA VIDA NORMAL!

Todo por esos seres, ¡SI! ¡ESOS MALDITOS! ¡¡SUS ATAQUES!! ¡¡¡GOLPE TRAS GOLPE!!!

¡¡¡¡¡SI NO ME ATACARAN NO HUBIESE PASADO ESTO!!!!!

Si no lo hicieran no hubiese salido de mi casa para acabar en esta ridícula situación ¡¡TENDRÍA UNA VIDA NORMAL!!


-¡ALGUIEN! ¡¡POR FAVOR!! ¡¡AYÚDENME!!


Comienzo a llorar más y cuando dejo de ver incluso el propio camino por el que corría sentí un choque y caigo sentado. No siento dolor.


Veo contra que choque... es ¡Es un chico!

Parece un poco mayor que yo y vestía ropa de estudiante.


Las demás personas se veían borrosas, pero él tenia una aura clara que contrarrestaba con el lugar donde me encontraba ahora.


Lucía desorientado tras caer.....Espera.... ¡¡¡Realmente lo toque!!!


Lo tomo del cuello de su chaqueta.


-¡Hey! ¡¿Puedes escucharme verdad?!


Comienzo a sacudirlo inconscientemente con fuerza pero no me contesta, ¿Que con esa cara de desconcierto? esta sudando y sus ojos están desorientados.


-¡Por favor! ¡Ayúdame! Debo volver a casa ¡¡RESPONDE!!


Mi cordura se esta perdiendo ¿Porque lo hacían? ¿Yo que les hacia a esos seres?

¿PORQUÉ DIABLOS ME ATACABAN SIN RAZÓN?

¡¡¡OJALÁ SE PUDRAN EN EL INFIERNO!!!


-¿¡PORQUÉ NO RESPONDES!? ¿¡ME ESTÁS IGNORANDO!? ¿SABES LO HORRIBLE QUE HA SIDO MI VIDA? ¡¡¡¡¿¿SABES LO INJUSTA QUE HA SIDO ES DESTINO CONMIGO??!!!!

¿LO SABES? ¡¡¡¡¡¿¿¿¿LO SABES????!!!!!


La ira me invadió por completo, y cuando se me pasó por la cabeza la posibilidad de que no pudiese verme, oírme o tocarme ya era demasiado tarde.


Comencé a golpearlo brutalmente.































14 de Maio de 2019 às 00:35 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~