Estamos tendo alguns problemas de lentidão em nosso site. Pedimos desculpas e agradecemos sua paciência enquanto trabalhamos para restaurar a velocidade.
elbardo Brandon Lee Avila

Soy un EcuaCoreano, mitad coreano, mitad ecuatoriano. Mi vida ha sido algo extraña y aquí te cuento algunas cosas.


Histórias da vida Todo o público.

#vida #blog #real
5
4.6mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 10 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

Se fue sin despedirse

A los tres años, un poco más, no importa, aproximadamente a esa edad, mi padre desapareció de mi vida, se fue sin despedirse, sin haberme visto una sola vez, simplemente se perdió en la infinidad de este mundo. Desde entonces he vivido con mi madre en Ecuador.

La historia de ambos (mis padres) es compleja, como todas las relaciones. La verdad no creo que existan relaciones sencillas, las personas somos complejas y para nuestra desgracia, para todos la otredad es algo que nos cuesta aceptar, entender y abrazar.

Mi madre tenía diecisiete años cuanto yo vine a este mundo, me imagino en su corta edad el miedo que debió sentir. Mi padre por otra parte ya era mayor de edad y en busca de nuestro bienestar viajó a Canadá, el amable país norteamericano, fue a vivir con su hermano y por supuesto trabajar para darnos algo de comer.

Pasamos así los tres años y algo más hasta que, por una discusión o algo parecido, él se fue. Los coreanos son algo complejos. Olvidé mencionar, mi padre es coreano y yo pues soy la mezcla entre uno y una ecuatoriana.

Y esta es justamente un blog-historia de un EcuaCoreano que ha cometido miles de errores y a su vez cientos de aciertos.

18 de Fevereiro de 2019 às 17:25 0 Denunciar Insira Seguir história
2
Leia o próximo capítulo Abuelita, mi halmoni

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 13 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Mais histórias

Através de um sonho: a cura Através de um sonho:...