Nadie me lo dijo Seguir história

D
Dámian Morales


Es su historia todos la sufren todos la viven. Pero yo la siento así.


Histórias da vida Todo o público.

#paz #felicidad #depresion
Conto
0
3.3mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Quien lo sabia


No me interesa como comenzó, lo importante es que se quedo y no se va a ir. A veces, creo que no esta y sin duda creo que puedo seguir adelante, sin remordimiento, sin miedo. Pero vuelve. No se que provoca este sentimiento este dolor casi mortal que me acompaña todos los días, esto es horror, apocalíptico pero es mejor dejarlo como un capitulo mas de mi vida que ocupara la mayor parte de ella.

Nunca llegare a dar el nombre de aquel que me causo dolor, de aquella que me rompió el alma solo me queda esperar a que me vuelva a visitar para pelear una vez mas y morir intentándolo. Ya lo trate una vez, no lo intentare otra. Continuare con aquel juego, tirare de la cuerda y una vez mas perderé. No existe odio para esto, no pienso dedicarle nada mas de mi aliento a el. Quiero cambiar.

Los planes no se cumplen, las metas no se alcanzan y ella crece y crece sin parar. Sin estropearse se eleva este resentimiento, es normal, es cotidiano, esta diagnosticado. Sin mas ya es parte mía y no va a cambiar.

La felicidad abunda en tantos lugares, en tantas ocasiones y en tantos temores que buscarla ya parece absurdo, porque la veo, la quiero seguir, me quiero quedar con ella. No existe coherencia alguna en este lugar, quiero seguir con ella porque no me lo permite, porque este maldito animal no me deja vivir en paz. Pasan semanas sin manifestarse me deja tranquilo, me deja disfrutar y caer sucumbido por la risa y sin embargo, vuelve.

Quizás lo merezca, quizás es apropiado para mi, el me necesita y yo lo necesito a el.

¿Angustia se llama?¿depresión? ya no recuerdo cual de aquellos males era, si es que acaso eran considerado males. Dependen del momento del lugar y a lo que conlleva el mismo. En mi caso estos no me llevan a ningún lugar apropiado, no hay ninguna parada segura en la cual bajarse. Solo existen intentos y según mi propia experiencia todos terminan mal. Un día de estos soleados con mucho viento llego, no me dio tiempo para prepararme lo afronte me pego y sucumbí ante el. El vagón al cual me subí estaba impecable recién pintado recién manufacturado, sin embargo las estaciones afuera del lugar estaban totalmente destruidas y sin ninguna seguridad para bajarse, sin embargo, me baje enseguida. No comprendía lo que me pasaba y decidí cortarlo de raíz no quiera sufrir de esa manera de nuevo.

Así se convirtió en mi acompañante, la vencí una vez pero me dejo cicatrices muy profundas que solo la tinta pudo ocultar. No se cual es este fin, porque tome este medio que va a cambiar, yo lo puedo cambiar pero se y confió en que volverá.




7 de Fevereiro de 2019 às 01:03 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Histórias relacionadas