Abnegación y deseos. Seguir história

A
Alex R. Salazar


El deseo latente y sexual nubla los sentidos. Te sumerge en un mundo de abnegacion y sumisión absoluta que hace perderte en los placeres de otros y uno mismo...


Erótico Para maiores de 18 apenas.

#sumisión #deseos
1
3.6k VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Mi perdición

Me desperté, en medio de la noche. Me dirigí a la cocina a tomar agua, adormilada, caminando entre las luces tenues de la madrugada. Lo encontré en la barra del desayunador, con unos ojos inquietantes. Lo miré, tiré de mi bata corta que llevaba para acomodarla. Él siempre ha tenido una presencia intimidante y misteriosa. Le  comenté que tenía sed, para romper el silencio  de la noche y la tensión,  pero no me contestó. Abrí el refrigerador y me incliné por el bote de agua, lo rocé intentando agarrar el vaso, tomé uno y serví un poco de agua, nerviosa y descuidada sin poder sostenerle la mirada. Me era difícil estar cerca de él, intentando controlar el deseo.  Finalmente nos miramos, sabiendo lo que iba a pasar. Tomé el último trago de agua, en la obscuridad de la cocina; con los demás invitados durmiendo a unos cuantos metros. Empecé a sentir la adrenalina por mis extremidades. Me tomó de la cintura, sentí sus manos tibias bajar hasta mi espalda baja. Empecé a respirar un poco más profundo. Acercó su cuerpo al mío. Sentimos que debíamos hacerlo. Lo tomé de la mano, intentando separarlo de mí. Pero sin la fuerza necesaria. Intentando no caer de nuevo en la llamada de su mirada. Era todo lo que necesitaba para hacerme suya. Vuelvo a dar  unos pasos lejos de él, como si fuera suficiente para no ser mi perdición.    Sonrió al ver  mi intención por alejarme, incluso creo que lo excitó. Me tocó el muslo y deslizó su mano entre mis piernas para  hacerme gemir. Me tapó la boca, en señal de un imponente silencio. Yo apartaba la mirada con vista al pasillo por  donde podría venir alguien. No deberíamos estar haciendo esto, pensé o lo dije. Nos sentimos uno al otro, me tocó la espalda, las piernas y acarició mis senos. Se detuvo en mis pezones sintiendo lo excitada que estaba. Me miró a los ojos y supe lo que vendría después. Lo sentí más agitado y yo ansiosa de lo que iba a pasar. Me subió a la cintura la bata corta de seda e hizo a un lado mi ropa interior. Metió su dedo en mí y sonrió de saber que yo ya estaba preparada para él. Me penetró mirándome a los ojos, implorando silencio e imponiendo abnegación. El silencio era excitante, el roce de su cuerpo iba en incremento como si nos consumiera cada vez más. De pronto se detiene y me mira de forma vacía y sin interpretación. Me toma del brazo y me gira de espaldas a él. Lo siento entrar de nuevo, yo en el contraste de la barra fría donde se apoyaban mis senos y su cuerpo vibrante a punto de ebullición dentro de mi. No importaba más que seguir en esa sensación.  El sonido de nuestros cuerpos y excitación acaparaba mi mente . Por un momento olvido su solicitud de silencio y gimo. Él detiene de pronto su movimiento, como advertencia a no continuar por mi descuido. Lo miro, suplicando a que siga y noto el éxtasis y perdición en sus ojos. Empieza de nuevo, pero con más fuerza y hago el intento por controlar cualquier grito de placer que me provocan sus movimientos. Me tira del cabello y yo intento no gemir  al venirme. Me pega más fuerte a su cuerpo, acelera su respiración y lo siento terminar dentro de mí. De pronto suelta de mi cabello y me aparta de él de  inmediato como cayendo en cuenta de lo que acabamos de hacer. Lo miré, tomé otra vez el vaso y sin decir más, volví a llenarlo de agua y regresé al cuarto. Él, inmóvil y callado en el mismo lugar que lo encontré, como si todo hubiera sido  irreal. Pero la sensación que todavía tenía por dentro me condenaba a lo contrario.

 

29 de Dezembro de 2018 às 21:38 1 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Lesbianas Venezuela Lesbianas Venezuela
Excitante relato, corto, pero muy excitante. Me hubiese encantado que fuera una historia con capítulos, pienso que tiene bastante potencial para ello, por favor, consideralo. ¡Saludos!
18 de Fevereiro de 2019 às 15:51
~