SANGRE NEGRA #1: RESURRECCIÓN OSCURA. Seguir história

alex-ochoa1545362448 Alex Ochoa

Noah Price´r, un joven de 23 años muere trágicamente durante un viaje de campamento tratando de escapar sin mucho éxito de un grupo de personas extrañas que devoraban un venado crudo a mitad del bosque. Días después Noah, despierta en el interior de una cueva confundido y atormentado por vagos recuerdos de lo que le paso. Sin imaginar los terribles eventos que ocurriendo en su ausencia, junto con una metamorfosis que transformo su cuerpo en el de un ser escalofriante y de piel oscura como la noche misma. Atrapado en un cuerpo sin voz que asusta a cualquier ser humano que lo ve, Noah deberá a prender a vivir ocultándose del mundo que conocía alguna vez y de los terribles seres que aquella noche devoraron al resto de integrantes del campamento mientras una luna roja se alzaba en la inmensidad del cielo nocturno de Fitchburg, Massachusetts. No obstante, tal vez con el tiempo nuestro héroe descubrirá que aquellos seres eran el prinicpio del menor de sus problemas ¿Qué es lo que realmente acecha en la oscuridad?


Paranormal Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#hombre-lobo #resurreccion #noche #oscuridad #monstruos #245 #sangre #brujas #vampiros #fantasía #ocultismo
11
3.6mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 30 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

Prologo: El final de la Linea

Con gran agonía Noha, planto su pie sobre la arena fangosa y avanzo con un rostro enmarcado por el sufrimiento mientras sujetaba su costado derecho adolorido. No era doctor, pero era lo suficientemente perspicaz para entender que tenía al menos un par de costillas rotas e incluso, en el mejor de los casos parte del hombro derecho dislocado si el brazo no estaba completamente destrozado. Lamentablemente, en su situación actual no contaba con el tiempo ni con la fuerza de voluntad necesaria para examinar con detenimiento el estado de su extremidad derecha; sin embargo, temía lo peor.

 

— ¡Dios mío...! — vocifero y a duras penas logro sostener con el tronco de un árbol, dejando escapar segundos después un terrible grito desgarrador que se extendió por la inmensidad del bosque ensombrecido por la oscuridad de noche. Finalmente, el ultimo gramo de adrenalina que había impulsado su cuerpo a moverse desapareció dejándolo a merced de una terrible sensación similar a la de centenares de perdigones atravesando su cuerpo; perforando la carne, y astillando sus huesos. —No, aun no puedo detenerme... — Se dijo a sí mismo bastante agotado, sintiendo como cada exhalación perforaba su alma como una aguja perforando la frágil tela. Segundos después agito ligeramente la cabeza, abriendo y cerrando los ojos con preocupación; su vista comenzaba a nublarse —Esto no puede estar pasando ahora…- gimoteo con impotencia, al darse cuenta lo desgastado que se encontraba su cuerpo; aunque era algo bastante normal si consideramos el hecho de que llevaba corriendo casi toda la noche en tan lamentable estado.

Como un presentimiento de lo que ocurría, un frio recorrió la espalda de Noha, y este bajo la mirada por un momento hacia su pecho. La sudadera verde que en un principio utilizaba, ahora se encontraba teñida en gran parte por una mancha de color escarlata que provenía de un punto oscuro en el centro de la mancha.

El simple hecho de ver esta imagen, provoco que perdiera de golpe las pocas fuerzas que le quedaban, e inmediatamente cayo de rodillas a un costado del árbol sujetándose el pecho con la mano izquierda. Al tocar por unos instantes el área con su propia mano, sintió la humedad de su sangre y palpo lo que parecía ser un orificio en el centro de su sudadera. Sin pensarlo mucho introdujo su dedo índice atreves del orificio de su ropa solo para sentir un objeto de textura rocosa. Al presionarlo con fuerza, esto le causo dolor. E Inspeccionándolo durante algunos segundos más pudo notar que estaba astillado sobre su propia carne.

Todo parecía apuntar a que aquel desconocido objeto era la causa principal del sangrado. Sin saberlo, de alguna forma durante el transcurso de la noche aquel objeto se incrusto en su pecho ¡¿Pero cuando?! Era la pregunta que torturaba la mente del pobre Noha, conforme se recostaba a las raíces del árbol, bastante debilitado. No paso mucho tiempo antes de que le diera a la respuesta la menor de las importancias; a esas alturas buscar una respuesta a lo que le había ocurrido no solucionaría realmente sus problemas, e incluso tal vez solo lograría lo deprimirlo aún más. Lo mejor para él era ahorra algo de energía, si quería continuar con esa débil agonía denominada existencia.

 

—Al final ni siquiera yo pude escapar de la muerte…— esbozo una ligera sonrisa con ironía, al comprender que su esfuerzo, el dolor y su sufrimiento no había servido para nada; él iba a morir. –A pesar de que logre escapar este será mi fin— miro la sangre en su mano, recordando el momento en el que abandono el campamento dejando gritos de terror y llanto tras de su espalda. En ese momento lo único que pasaba por su cabeza era alejarse la mayor distancia posible de aquel terrible lugar mientras un grupo de entes extraño celaban la vida de todo ser que encontraban en el campamento, para luego devorar la carne de sus víctimas —¿Qué eran esas cosas? — se preguntó ahogado en un sentimiento de temor absoluto, vislumbrado débiles recuerdos borrosos de aquellos seres con los que habían tenido la desgracia de encontrarse.  

 

En ese momento sobre el cielo nocturno decencia lentamente una luna de tonalidad rojiza. Su luz no era capaz de atravesar las ramas de los arboles alrededor de Noha, sin embargo, un ligero fulgor logro pasar por las ramas del árbol sobre su cabeza bañándolo con su luz. Al notar esto, Noha levanta la mirada a través del orificio entre las ramas y vio claramente aquella luna sangrienta sintiendo quizás por primera vez en aquella noche un sentimiento de paz que se quedaría grabado en su alma hasta el momento en el que cerró agotado sus ojos para no volverlos a abrir nunca más.

7 de Janeiro de 2019 às 00:28 1 Denunciar Insira 4
Leia o próximo capítulo Capítulo 1: Preámbulo.

Comentar algo

Publique!
cc cristopher cabrera
eres un genio amigo este y genetic coctel de adn son grandes obras!
14 de Setembro de 2019 às 05:37
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 2 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!