Conto
0
4690 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Una presa en el bosque



El atardecer se deja caer suavemente sobre el bosque mientras Max vuela por los aires, girando sobre sí mismo. Su sangre va tiñendo de rojo los troncos y arbustos cercanos, y la caída de bruces al suelo retumba entre las sombras que libera la venida de la noche.

Una alta silueta de largo cabello gris oscuro avanza hacia él, con dos rojos y brillantes ojos de cazador, envuelto en sombras negras. Extiende sus brazos hacia abajo mientras camina con pasos mudos. Sus garras se alargan paulatinamente mientras sacuden la sangre de su presa en el pasto.  Su boca siniestra se abre, diciendo con calma:

— ¿Tuviste suficiente? Sabes que no tienes oportunidad.

Max levanta el torso y escupe un cuajo de sangre. Luego se limpia la boca con la manga del brazo derecho y sonríe:

— Apenas estoy comenzando —el joven se pone en cuclillas de un salto, se gira hacia su rival y se lanza con todas sus fuerzas para devolver el golpe.

La calma se convierte en furia, unos siniestros colmillos emergen bruscamente y la presa es atrapada en el aire por las enormes fauces del cazador.


El grito de dolor se escabulle rápidamente por cada espacio libre que encuentra, espantando a los pequeños animales que se refugiaban dentro de las mínimas aberturas de los troncos y raíces de los árboles. La presa es azotada en el aire, de un lado hacia otro como un simple trapo, salpicando sangre en todas direcciones. Los colmillos lo presionan fuertemente mientras se hunden en la carne del cuello y el brazo izquierdo dentro de las fauces es lo único que evita el desprendimiento de su cabeza.

A pesar del dolor, el joven intenta resistirse a punta de patadas y rodillazos. Todo esto en vano, ya que el monstruo no para de azotarlo y presionarlo con más fuerza.


Pero una presa arrinconada es la peor amenaza para un cazador.


El silencio llega de golpe y dos dedos de la mano derecha se clavan como garras en los ojos de la bestia. Ésta se retuerce de dolor y afloja los colmillos, permitiendo escapar a su presa.

— Te agradezco la valiosa lección que aprendí hoy —la voz de Max se disipa en las sombras de la noche ante el desconcierto del monstruo, el cuál agita sus garras en todas direcciones sin saber de dónde provenían las palabras.

— ¡Maldito! ¡Me las pagarás! —grita enfurecido el cazador—. Ahora sí iré en serio y acabaré contigo sin piedad —el sujeto levanta la cabeza, cierra los ojos y se concentra en silencio. Luego de un momento, vuelve a abrirlos, pero ante su sorpresa éstos siguen sangrando a borbotones—. ¡Pero…!

— ¿…tus ojos no se recuperan? ¡Oh, no puede ser! ¡Si eres taaaaan poderoso y yo soy taaan débil e indefenso! —El joven se burla mientras el sonido de su voz y las risas se escuchan cada vez más cerca.

— ¡Imposible! No tenías oportunidad contra mí… —el cazador se detiene bruscamente y queda estupefacto al darse cuenta de lo que había sucedido—. A menos que…

— ¿…hubiese estado jugando contigo todo este tiempo sólo para aprender nuevas habilidades? —la voz de la presa se escucha con nitidez detrás su nuca, pero antes de que el cazador pudiese reaccionar, dos enormes garras lo sujetan bruscamente por los brazos.

— ¡No, no, no!…—en vano trata de safarse y en su lamento supo lo que había sucedido. ¿Los papeles se habían invertido?— ¡No, no, no puede ser…! —Él nunca fue el cazador, ni por un momento.

Unos enormes colmillos crecen bruscamente y se clavan con violencia en el cuello de la verdadera víctima. Gritos de dolor se van ahogando con lentitud entre las sombras de los árboles. A lo lejos se escucha un carruaje y varios caballos que siguen el desastre dejado por la batalla. El sol se esconde, abandona este mundo de la mano de aquél que se creía un cazador y el bosque queda completamente sumergido en sombras…

…y una tenebrosa carcajada crece entre ellas.

24 de Novembro de 2018 às 01:18 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Marco Huaiquin Me encantan las historias de fantasía épica y desde pequeño me ha gustado dibujar y escribir sobre mis propios personajes e historias. Creo que es hora de mostrarle al mundo lo que puedo hacer.

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~