Bajo el Yugo del Amor Seguir história

janitmquintero Janit M. Quintero

Paula, ya con algunos años de experiencia y unos cuantos estudios más, se ha dedicado al mundo corporativo y a su familia, que consta de miembros muy notables en la sociedad venezolana, ya que Don Joaquín Pulido Uribe, su padre, es un empresario colombiano, fundador de un gran conjunto hotelero y casado además con Doña Agatha Fernández de Pulido, heredera del célebre Abogado venezolano Jorge Fernández Vélez. Estos formaron una familia, la cual consta de 3 hijos: Javier, Leonardo y Paula, esta última la única mujer de la triada. En su época más feliz la tragedia toca a los Pulido Fernández, cuando uno de sus hijos fallece en un accidente. En lo sucesivo, Paula se entrega a sus estudios y posteriormente a su trabajo, olvidando todo lo demás, incluyendo el amor. Su desempeño en la corporación familiar la hace la mano derecha de su padre, lo que despertará serias pugnas y rivalidades. Su pasión por los negocios la hace estudiosa del tema, tanto que se gradúa con honores de su carrera y maestría, también despierta en ella la necesidad de enseñar a los menos favorecidos, convirtiéndolos en emprendedores capaces de superarse. Esto, entre otros méritos la hace ganar una beca para un Doctorado en la ciudad de Bogotá, Colombia, justo en el momento más oportuno. En este devenir conoce a Guillermo y a Felipe, los dos caballeros tan opuestos y tan capaces de ponerla a decidir entre ¿insistir en su adicción al trabajo o arriesgarse a vivir Bajo el Yugo del Amor?


Romance Romance adulto jovem Todo o público.

#BEYDA #BajoElYugoDelAmor #amor #emprendimiento #DosHombresUnaSolaMujer
3
4.4mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Prólogo

Hay personas que llevan la cuenta de los días que faltan por transcurrir para su cumpleaños, preparan toda una fiesta, con exclusivos invitados, comida deliciosa, gran cantidad de bebidas y se acicalan con suficiente antelación como para centrar toda la atención en ellas. Finalmente cuando llega ese día despiertan con una amplia sonrisa que refleja toda la alegría y emoción posible... Pero ese no es el caso de Paula.

-¡Paula! ¡Paula! ¡Paula! Por Dios, hija... ¡Levantate! -Dice Doña Agatha a su hija con exasperación, mientras esta se cubre aún más con los cobertores.

-Es mi cumpleaños. Merezco dormir hasta tarde. -Espeta Paula con voz ronca y adormilada.

-No, hija. Nada de eso. Nos esperan en el spa para hacernos masajes, faciales, manicura y pedicura. Después debemos ir al atelier a recoger los vestidos, luego tenemos que ir a almorzar con tus abuelos y finalmente estar acá a más tardar las 2:00 p.m. para que Edu nos peine y maquille y Margarita nos ayude a alistarnos. Además, tus primas llegan justo a tiempo para que las arreglen a ellas también. Anhelan verte, así que ¡¡¡a levantarse!!!

-¡Ay, mamá! Con tanto ya hasta me canse- Se destapa el rostro para mostrar su tedio- Por favor, merezco dormir 20 minutos más.

-¡No! Sal de esa cama ya. Por Dios, Paula... No parece que estuvieses cumpliendo 20 años. Te comportas como una chiquilla. Y no lo eres. Así que ve a darte un baño para que bajes a desayunar. Marta preparó su tradicional desayuno para tus cumpleaños, así que no seas desconsiderada con tu nana que te adora, además todos están esperando por ti. No nos hagas el desaire. ¡Muevete!-Finalmente le ordenó como digna madre.

-¡Esta bien!- Y poniendo los ojos en blanco se levantó- Ya ni dormir se puede en esta casa.


-¿Se puede saber hasta qué hora se debe esperar a Su Majestad Paula Pulido Fernández? No todos estamos a su disposición, tengo una vida.- Expresó Leonardo evidentemente fastidiado por la espera.

-Si gustas te puedes ir. Eres tu quién insiste en andar merodeando mi casa, cuando ya estás casado y tienes una propia, con mujer incluida además.- Sentenció irónicamente Don Joaquín, dando al mismo tiempo una mirada serena a su hijo, en donde lo seguido fue el silencio de los presentes, la mirada resentida de Leonardo, la mirada de impacto de Ivette (la esposa de este) y la sonrisita de burla pobremente disimulada en los labios de Andrea y Tatiana, sus primas.

-Ya viene en un momento Paula. Le costó levantarse, como era de suponerse. Ya saben cómo es de dormilona.- Comentó Doña Agatha de manera cómica a todos en el comedor, pero notando el clima algo tenso.- ¿Pasa algo? ¿Acaso ustedes vuelven a estar discutiendo?

-En lo absoluto, mujer. Son figuraciones tuyas. Vamos a sentarnos mientras esperamos a Paula.- Dijo Don Joaquín llevándose de la mano a su esposa y guiando al resto a la mesa que tenían alrededor y con un gran desayuno servido en ella.


Bajando las escaleras y dirigiéndose al jardín, donde Marta, quien podría decirse que era su nana, acostumbraba a servir el tradicional desayuno de cumpleaños para Paula, esta se encuentra con Carmen, empleada de la familia y su amiga, que le comunica una llamada para ella.

-Paula, tienes una llamada para ti. ¡¡¡Es Javier!!!- Le dice con gran alegría.

-¿Javier? A ver, pasamelo- Pidió con gran entusiasmo- ¡Hola Javi! Te extraño mucho.

-¡Hola cumpleañera! ¿Cómo estás? De seguro recién levantada a empujones que nuestra señora madre te propinó jajaja.

-Pues tu la conoces más que yo. ¿Para qué negarte sus métodos? Jajaja.

-Bueno, tienes que despertar temprano para que disfrutes todo, sin perderte de nada. No se, quizás la vida te de una sorpresa hoy. Ya sabes lo que dice la canción jajaja.

-¿Sorpresa? Dejate de juegos, Javier. Sabes que no me gustan las sorpresas.

-Pero a mi si, así que ve a desayunar que te esperan, pero yo que tu revisaría antes el paquete que tienes frente a ti.- Y sin lograr parpadear Carmen colocó frente a ella una caja azul cielo con un gran lazo plateado.

-¡¡¡Javier!!!- Soltó con impacto- ¿Qué hiciste? Jajaja- Dijo evidentemente agradada con el regalo.

-No digas nada más y abrelo. Este no es un verdadero regalo.

Al abrirlo, Paula se encontró con una cámara Nikkon profesional, súper moderna y perfecta para una de sus más ocultas pasiones: la fotografía.

-¡Javier, es perfecta! Me encanta. Gracias.

-No es el regalo verdadero. Disfruta y recuerda "La vida te da sorpresas"...- Con esto último se despidió su hermano.

Al tener la cámara en mano no pudo evitar tomarse su primera fotografía a si misma, dejando evidencia de la alegría que su hermano había producido en ella. Javier era su hermano más querido, su par, su cómplice en muchas cosas desde su niñez y es que el la comprendía siempre, la cuidaba y respetaba por encima de cualquier cosa, a diferencia de Leonardo, quien nunca la ha tratado bien y que la hace sentir menos por su condición de mujer, así como por haber cumplido el sueño de Don Joaquín de haberse dedicado a estudiar para prepararse y algún día asumir el negocio familiar. Si solo pudiese llevarse bien con Leonardo, como lo hace con Javier.

Entre un suspiro y la mirada perdida en sus pensamientos, mientras tenía aún la cámara en sus manos, Carmen la mira y le pregunta: -¿Todo está bien?

-Si, vamos al jardín. El desayuno me espera. ¡Hay que disfrutar!

10 de Outubro de 2018 às 14:02 0 Denunciar Insira 1
Leia o próximo capítulo Capítulo 1

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 33 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas