Fantasía Seguir história

athenea Mariona Gonzàlez

Aquí podeís leer sobre hadas, brujas, gnomos, mágia, leyendas, secretos...


Fantasia Medieval Todo o público.

#magic #witch #power #fairy
0
5.3mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

La leyenda de las montañas negras

Hace ya tiempo un chico que vivia en una granja cerca de un lago donde iba a  hacer pastar las ovejas. Vivia con su madre, una viuda. Dafydd, el chico, una vez vió salir del agua a un ser bellísimo de piel blanca y largos cabellos dorados. El hada se puso a peinarse usando el agua del lago como espejo.

  

                                                               

Maravillado el chico como no se creía lo que veía no se le ocurrió nada mejor que ofrecerle al hada su almuerzo: compuesto por una rebenada de pan y un trozo de queso. El hada se le acerco sonriente caminando por encima del agua y le dijo que no era así como la conquistaría. Una vez dicho esto se giró y desapareció entre las aguas del lago.

Volvió a la granja y le contó a su madre lo sucedido quién le dijo que la próxima vez le llevará la masa del pan sin hacer. Él se fue el siguiente día a pastar y después de esperar horas el hada apareció, quien volvió a rechazar la masa de pan y le repitió enigmaticamente:-así no me conquistarás.

Él le volvió a explicar a su madre lo sucedido y la madre le volvió a aconsejar que esta vez le trajera un pan a medio cocer. El chico esta vez madrugo muchíssimo para estar lo más pronto possible en el lago. Aunque lo hizo en vano porque el hada no se presentó hasta casi la noche. 

El chico se iba a marchar pero vió que del agua salían y caminaban unas vacas negras y detrás ella. Él se metió en el agua con ella y vió que en el pie izquierdo llevaba un lazo roto. Él se armó de valor y le dijo: hada del lago me he enamorado de ti, me gustaría que fueras mi esposa. La hada se sorprendió pero después de varias horas oyendo las declaraciones de amor del chico aceptó, pero le advirtió que jamás podría gritarle o maltratarla más de tres veces. Él perjuró y juró que jamás lo haría. Ella se rió y se fue hacia el lago. 

El chico penso que se había burlado y se fue encima de una roca alta y se fue a suicidar, pero antes un caballero lo paro. Le dijo que podía casarse con su hija pero antes debería decirle con cual de las chicas se había comprometido. Las dos parecían casi iguales, pero no le costó. El hombre le dijo que podia casarse con ella pero le repetía que no podia gritarle o pegarle más de tres veces o jamás la volvería a ver.


                                                                                           Resultat d'imatges de hadas celtas rubias

Se casaron al poco tiempo y se lo pasaron en grande los primeros años. Pero un día tenian que ir a una boda, y ella se quejó de cansancio él le fue a buscar un caballo y ella le pidió un guante. No se lo trajo y ella dijo que ya no quería ir. Él la abofeteó y le gritó que se tenía que subir al caballo. Ella le recalcó que ya le había gritado y pegado una vez, dos más y no volvería a saber nada más de ella. 

Otro día los invitaron a un bautizo y ella se puso a llorar desconsoladamente porque los días del niño no serían muchos en la tierra. Su marido que había bebido demasiado le gritó que si estaba loca agarrandola por los hombros haciéndole daño. Ella le recordó que ya lo había hecho dos veces si lo hacía una tercera nunca más lo volvería a hacer. Él se prometió que jamás lo volvería a hacer.

Pero un dia no muchos días después fueron llamados al entierro del niño que habían visto bautizar. Mientras bajaban el ataúd ella se puso a reír alegremente, su marido le gritó diciéndole:-¿Que estás haciendo desgracida, no ves el dolor de esos padres? 

Oyendo como reía le cruzó la cara con dos bofetadas. Al instante él comprendió que acababa de hacer. Ella viendo la tristeza en su marido le explicó que reía que el niño había acabado con su sufrimiento, con su muerte. Y que como la había maltratado por tercera vez de obra y de voz todo había acabado entre ellos.

Le causó tanto dolor a Dafydd que un día fue al lago y se cubrió de agua hasta ahogarse y su cuerpo jamás fue encontrado. 


Imatge relacionada



18 de Agosto de 2018 às 00:00 0 Denunciar Insira 0
Leia o próximo capítulo Alice Kyteler

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 9 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!