Pequeños Detalles de amor Seguir história

franyelisr21 Franyelis Ramirez

¿Qué puedes hacer cuando debes olvidar el pasado, dejar los prejuicios de lado y demostrar lo que sientes? Bianca Montenegro mantiene la mente centrada en conseguir sus objetivos profesionales y personales en el tiempo que se lo propone, además de su corazón cerrado, lejos de cualquier compromiso amoroso; hasta que un extrovertido y para nada reservado Matthews Martucchi, invade su espacio personal con un toque de amor y dureza.


Romance Romance adulto jovem Todo o público.

#Lawyer #life #love #338 #PDDA #FR
1
4.8mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todos os Domingos
tempo de leitura
AA Compartilhar

Capítulo I

Es viernes, 7h30 y aun no estoy lista para irme a la universidad. Hoy precisamente tengo que tomarme unas fotos para el álbum de graduación, cuando estoy menstruando, mi cara pálida parece un campo minado, mis enormes ojos marrones están fuera de órbita, mi cuerpo promedio algo inflado y mi larga cabellera negro azabache rebelde. ¡No pinta ser mi día!

El reloj marca las 8h10, estoy lista para irme.

Abandono el pequeño pero cómodo departamento en el que vivo desde que dejé Venezuela para estudiar Derecho en la Universidad de Cambridge. El departamento está ubicado en el tercer piso, por lo que en un santiamén estoy en el estacionamiento frente a mi auto, busco las llaves en mi bolso y para colmo del colmo y para empezar la mañana con buen pie, no están las llaves. Corrí al departamento, cogí un frasco de agua del refrigerador y busco las llaves, las cuales visualizo en la orilla de uno de los muebles ubicados en el centro del recibidor. Las tomo y salgo con paso veloz nuevamente al estacionamiento, enciendo el auto, seguido del reproductor de música y pongo a andar el motor.

La distancia de mi casa en Trinity Ln y la Universidad no es inmensa pero hoy precisamente, el transito esta pesado, ―¡Nada marcha bien! ―pensé. Pasados unos treinta minutos aproximadamente, logre llegar a mi destino. Subo las escaleras de la Universidad de dos en dos, creyendo fielmente que he sobrepasado lo permitido en retraso y considerando la puntualidad de los ingleses, esto es un insulto.

En el lobby del segundo piso me permito jadear un poco y con un hilo de voz preguntarme en español: —Rayos ¿Por qué justamente hoy se me ocurre ponerme tacones, si solo fotografiaran mi rostro?

—Correcto, es solo una foto a tu rostro niñita —mofo una voz desconocida colocando mucho énfasis en niñita. Mis ojos se abrieron como platos, cuadre mi mandíbula y alce el mentón con soberbia para replicar, pero el autor de ese comentario se había marchado. ¡Maldición!


12 de Agosto de 2018 às 05:03 0 Denunciar Insira 2
Leia o próximo capítulo CAPITULO II

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 3 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas