Aquella puesta de sol Seguir história

sanz00 Valentina Sanz

Una chica enojada con su madre, de que es capaz? Amelia ira relatando como fue aquel día donde no supo si su cordura duraría mucho, unos patines, unos audífonos y el lector serán su fiel acompañante.


Suspense/Mistério Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#sueño #cuento-corto #adulto #misterio #suspenso #joven
Conto
0
4.6mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

una canción, una puesta de sol y mi vecino

Nuevamente escuchando mi tema favorito de esta banda de Rock del momento, muevo mis pies al ritmo de la guitarra eléctrica , cuando escucho un fuerte azote de una puerta, me quito mis audífonos  y me siento en la cama, escucho a mi madre discutir con su nuevo novio, que si la renta, que si mujeres, ya estoy arta (y este si me caía bien), vuelvo a recostarme en mi cama y subo a todo volumen mi móvil, pero sigo escuchando gritos, son las  17:30 y se me acaba de ocurrir la idea de volarme, que mas da no notaran mi ausencia. 

al salir me topo con mi vecino trastornado de 25 años.

-Hola Amelia

-Ey que tal Tom

-Hacia donde vas ?

-Me parece que no es de tu interés saber a donde voy okey. (y me voy en mis patines lo mas rápido que pude)

-Pequeña chiquilla ignorante. (dijo Tom mientras yo me marchaba)

He estado patinando 20 minutos sin rumbo hasta que observe lo vació que estaba el parque y decidí adentrarme a el, estaba atardeciendo y había un hermoso árbol que movía sus hojas tan suavemente, que me pareció agradable recostarme allí, me senté con mis patines puestos, me puse mis audífonos y seguí con mi tema favorito me recosté cerré mis ojos y deje que la brisa acariciara mi rostro.

cuando abrí los ojos eran las 00:00 oh! Dios mio me he quedado dormida, me pare con el corazón a mil olvide que llevaba patines y resbale, rodé colina abajo, me di un golpe en la cabeza,  y me desmaye, empece a sentir unas manos cálida tocando mi cuello, entre abrí mis ojos y vi una figura masculina acercando su oído a mi boca, le he empujado.

-Ey quien eres, porque te acercas a mi?

-Tranquila solo he querido ayudarte. Quien eres?

-Soy Amelia y tu ?

-Soy Zeus, el dueño de este lugar

-Okey, jajajaj Zeus, disculpa es que tu nombre es muy gracioso.

-Me permites llevarte a mi casa para chequear tu herida.

-Si, esta bien.

quien sera este tipo, tan atractivo y misterioso  y no se porque he decidido ir a la casa de este extraño... me pregunto como pude dormirme  mi madre me matara, oh verdad ella esta en otros temas, a si que me dejare llevar.

Cuando hemos llegado a su casa me he asustado, (que es esto una broma?) su casa era algo abominable, estaba todo pintado de negro, cortinas largas en color marrón oscuro, al entrar había una alfombra que decía (Bienvenida a tu pesadilla) los pasillos estaban alumbrados con candelabros y velas muchas velas color rojo.

-Ey Zeus acaso vives en la prehistoria o que, como es que no tienes electricidad.

-Aquí no existe la electricidad limítate hablar. 

me entro en una especie de habitación sin ventana solo un agujero al lado de una pared para que el oxigeno entre, me recostó en una cama, estaba suave en verdad, tomo en su manos un valde de agua helada tomo un trapo sucio del suelto y lo estrujo en mi herida.

-Auch me duele

-jaja such limítate hablar Amelia te he dicho.

Salio de la habitación y cerro la puerta, yo aproveche para inspeccionar todo el lugar, al bajarme de la cama note que el piso era de madera y estaba sucio de algo viscoso, como estaba oscuro no pude saber que era. salí de la habitación por fin y seguí el pasillo tratando de abrir las 18 puertas que me tope, llegue al final del pasillo y hay estaba ese hombre alto de piel morena, no entiendo quiero ver su rostro, pero siempre tiene esa capucha que no deja verlo, estaba fumando y sus pies estaban entrecruzados su mano derecha agarraba el brazo del sillón donde estaba sentado.

-Amelia, eres una chica muy inquieta, ya me estas estresando, ven aquí dame tu mano.

-Usted me va ha asesinar? le voy a dar mi mano pero no me vaya hacer daño.

-Quisiera hacerlo pero el grande solo me pidio que te trajera, quiero darte un deseo, si como en los cuentos, un deseo.

-Aja esto es una broma lo se pero seguiré el juego, puedo pedir hasta que muera alguien?

-Puede pedir lo que sea pero eso tendrá un costo exquisito, lo tomas ?

-lo tomo(me asusto lo del costo pero me da igual estoy harta de lo mismo siempre), bien deseo tener otra familia que no sea la mía, cualquiera estaría mejor que esa pocilga.

Luego de esa conversación me fui a dormir en aquella horrenda habitación,  desperté extrañamente en una hermosa casa donde mi nueva familia me despertaba con el desayuno en la cama, (sin dudas el mejor deseo que pedí) la primera semana fue de lo mejor pero no todo es lo que parece...

Escuche ruidos en la casa y desperté creí que soñaba, pero luego escuche como un cuerpo caer al suelo, y abrí fuerte los ojos mi piel se estremeció, abrí la puerta una esquina y vi como mi padre arrastraba a mi madre desmayada por el suelo una y otra vez, me asuste me entre debajo de la cama y empece a temblar luego de unas horas deje de escuchar el ruido al otro día en la mañana salí de abajo de la cama cuando abrí la puerta de mi habitación me dirigí a la cocina y allí estaba mi madre en la cocina preparando el desayuno, mi cabeza da vueltas, esto es real? soñé eso anoche? me vuelvo loca? 

-Ma estas bien?

-De maravilla Amelia quieres huevos revueltos.

no le respondí y salí a correr necesitaba respirar volví a casa después de almuerzo y solo esta mi padre le pregunto donde esta mama y me dice salio a vacacionar donde un familiar, vaya a su habitación Amelia...

okey ya me empezó asustar todo esto, me van asesinar Dios mio debo huir, intentare salir por la ventana, oh! diablos esta sellada, Dios siento como mi corazón palpita aceleradamente, mi padre esta abajo, intento cruzar a una habitación que nunca había entrado, al entrar huelo el peor hedor que había olido en mi vida inmediatamente las arcadas se apoderan de mi sin lograr nada, abro el armario y solo hay ropa extraña, levanto el colchón de la cama (no se porque lo hice) y vi muchas pieles humanas como si fueran atuendos desde los pies a la cabeza, sentí que me iba a desmayar, escuche que alguien subía, me escondí en el armario y me tope con algo horrendo atrás del armario, era como una especie de rata humana con una sustancia viscosa en todo su cuerpo estaba como momificado pero cuando lo mire sus ojos me estaban viendo fijo, eran los ojos de mama, no pude mas salí gritando de allí baje al sótano,  (no se porque tomo decisiones estúpidas) baje allí y vi todo esos cuerpos rojos sin piel, casi me muero subí las escaleras rápido, no tenia escapatoria  de repente veo que en la cocina ahí una puerta empiezo a forzarla para salir y no puedo y luego veo una sombra alta en mi puerta, oh sorpresa mi vecino Tom no perdí tiempo en pedirle explicaciones solo le dije ábreme por favor, el me saco de allí agarro mi mano y me llevo pronto con el... 

-Tom que haces aqui

-No soy Tom Amelia

-Si eres Tom conozco esa cara 

-Jajaja soy el demonio Zeus Amelia

-Mi vecino un demonio que me ayuda que gracioso.

-Quien dijo que te voy ayudar inutil (Apretando mi mano fuertemente)

Supe que no abría escapatoria y en ese mismo instante sentí un golpe que me noqueo cuando desperté  olía a carne podrida, estaba con una luz tenue, tenia los abrazos amarrado a una soga que se ataba en el techo, me dolían los brazos demasiado, veo a Zeus acercarse  y veo que en su mano lleva una cierra eléctrica cuando la encendió me orine de los nervios. empece a gritar  Auxilioo! Auxilioo! me quieren matar por Dios alguien que me ayude, nadie escuchaba mi lamento sabia que iba a morir,  Zeus se paro frente a mi, agarro su cierra, escupió en mis pies y la fue acercando poco a poco en mi cintura para partirme a la mitad cuando acerco totalmente la cierra a mi me desmaye...

Desperté y en mis ojos pegaba fuerte la resolana de la media tarde. aun llevaba mis patines solo había pasado 30 minutos desde que llegue al parque mi corazón latía rápido me sentía mareada, rápidamente deduje que había sido una pesadilla, me pare del suelo y fui a casa, cuando iba de regreso vi a Tom caminando me asuste pero luego dije verdad fue un sueño. Al entrar a la casa mi mama hacia la cena su novio no llegaba de trabajar la mire y le dije:

-Aunque seas un desastre te quiero

-yo a ti te amo hija mia

-iré a bañarme

- donde estabas Amelia?

-en el parque patinando

-okey y porque apestas a carne podría o rata muerta?

-amm no lo se mama, iré a bañarme rápido estoy sudada..

-esta bien báñate y baja a cenar.

Subí las escaleras corriendo entre a mi baño asustada cerré la puerta me apoye en ella y subí mi blusa toque mi cintura y tenia una herida superficial pero estaba sangrando cuando limpie la roja linea de sangre la herida tenia la forma que dejaría una cierra al cortar, caí sentada con la boca abierta y empece a llorar esto que me había pasado era real? donde me metí?, quien diablos era Tom? que hizo conmigo? que demonios quería?

no pude aguantar fui a casa de Tom a escondidas y cuando abrió su puerta me abalance sobre el y empece a golpearlo gritándole porque me hiciste esto?

-De que hablas Amelia, sal de mi casa soy un hombre adulto y vivo solo se puede mal interpretar.

-me hiciste esto, imbécil (le reclame levantando mi blusa).

-no te hice nada Amelia no se que cuentos estas inventando sobre mi pero te aseguro que no se nada, márchate por favor.

-bueno lo siento solo estoy mal, no le cuentes a nadie de esto si.

-okey

Sali apenada de allí cuando iba entrando a la puerta de mi casa recuerdo voltear y a ver visto hacia la ventada de arriba de la casa de Tom y recordar nunca a ver visto una luz encendida allí, y me quede observándola unos minutos, cuando encendieron un bombillo, abrieron la cortina y era Tom con una cierra en mano mirándome y sonriendo con maldad. 

FIN

14 de Agosto de 2018 às 23:00 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Valentina Sanz Me gusta lo que hago, me falta mucho por aprender, pero la practica hace al maestro.

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~