No Somos Mitos Somos Leyenda Seguir história

j
jesus fox


Entre los juegos de cincos amigos como pasarse un balón de tela entre ellos anotando goles y jugar en un parque viejo y oxidado el más importante y divertido para ellos era juntarse en cualquier sitio que eligieran de dicho parque, agrupándose para contarse las tremenduras que hacían en su colegio, hasta que una noche uno de ellos se cansa de contar siempre los mismo y lo que propone para cambiar la monotonía les hace cambiar la vida de sus creencia que los padres le habían dicho.


Aventura Todo o público.

#fantasma #aventura #sobrenatural
0
4.7mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Segundas-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

Carbón o Pan

A las 7:58 de un jueves, en el cielo se desvanecía los últimos destellos de un hermoso atardecer dándole paso a una noche de pocas estrellas y a una luna llena que alumbraba tenuemente su luz amarillenta junto a los poste de una calle nombrada por décadas “las animas” donde cincos jóvenes de diferentes tamaño se divertían en un parque abandonado cercas de sus casas.

Un parque viejo y deteriorado por el tiempo, olvidado por las mismas personas que habitaban dicha calle.

El césped verdoso que algún día llego a tener se había desaparecido quedando solo el rastro de una fina arena que a la luz del sol se colocaba ardiente para los descubiertos pies de los cincos jóvenes pero a las hora del mediodía era pocas veces que ellos se juntaban a jugar debido a que los intensos rayos de la tarde colocaban los aparatos del parque muy calientes para sus delicadas piel.

Entonces los cincos esperaban ansiosos en sus casas que cayera la fría noche para poder disfrutar de los distintos aparatos del parque aunque casi todos estaban en mal estados pero para ellos era la segunda diversión que hacían todos los días, la primera era jugar con un balón hecho de telas viejas que se pasaban entre ellos y anotando supuestos goles entre dos piedras colocadas en cierta distancia, cada uno se colocaban nombres de jugadores famosos y en varias oportunidades entraban en controversia porque uno quería ser el mismo jugador que el otro pero en cuestión de tiempo se alegraban. Jugaban todos contra todos para ver quién era el más rápido y ágil en meter un gol.

Pero cuando venia el cansancio los cinco jóvenes dejaban el balón de tela cerca de la puerta del parque para hacer la tercera y última diversión que ellos encontraban más divertida.

_ ¿Carlos puedes llevarte el balón hoy para tu casa? _ dijo uno de ellos cuando entraba _esta noche no podre, mi mama me regaño al verlo arriba de mi cama ensuciando las sabanas, me salve por poquito _ hizo un gesto y se sonrió.

_ ¡no…Néstor! No puedo mi mama no me va dejar que yo entre con el balón y mucho menos como lo dejamos.

Néstor hizo un gesto de reproche y desvió su mirada a sus demás amigos cuando entraban.

_ ¿Y quién de ustedes puede?

Los tres guardaron silencio mirándose las caras.

_sentémonos aquí _dijo el que era más relleno entre ellos _ya estoy cansado de sentarme en el jira rueda, cuando me paro quedo mareado y cuando me voy a dormir a la cama sigo con la sensación que estoy en ella dándome vuelta todo… _menciono mientras hacia los gestos.

_Mario no será que en vez de acostarte en la cama cómodo… empieza a rodar en ella…

_estate quieto julio, vas empezar con tus bromas _dijo Mario encimándose hacia el con el entrecejo fruncido.

_tranquilo… tranquilo… no era para que te molestara Mario _menciono rápidamente julio al ver los puños de su amigo cerrados pero el gesto de su rostro le decía a Mario que aun se burlaba de el.

_ya… ustedes dos dejes la tontería y vengan a sentarse se nos va hacer más tarde y no vamos a poder hablar de lo que hicimos en el colegio porque no van a tardar en llamarnos.

Mario abrió sus puños y julio dejo de meterse con el. Se dirigieron donde los demás estaban sentados entre los columpios y los subibaja, hay la luz del poste que alumbraba el parque no llegaba mucho.

_ ¿muchachos en verdad quien puede llevarse el balón hoy a su casa? si lo dejamos aquí en el parque nos los podían robar…

_ ¿quién va robarnos esto Néstor? _dijo Mario tomando el balón tratando de meter entre los nudos las telas que se habían suelto _ ¿quien le va aparar a esta maraña de nudo sucio?

_bueno yo solo digo después no digan que yo fui el culpable que no los roben y no tengamos un balón para mañana.

_Ya vasta denme acá yo lo llevare a mi casa veré como lo meteré que mi mama no sede cuenta.

Los demás miraron a su compañero acercándose el balón a sus piernas.

_Pero eso si busquemos entre nuestra ropa camisetas viejas que no utilicemos para hacer un nuevo balón porque no creo que mi mama cuando me vea un día con el me vaya dejar que lo tenga, es mejor hacer uno nuevo y dejar este como trofeo de tantos juegos que hemos realizado ¿qué les parece? _dijo mientras toma el balón de tela y trata de girar con un dedo pero al hacerlo hace que una de las telas que tenía incrustada salga disparada a su cara ensuciándole con tierra.

Todo echaron a reírse y mientras que el se limpiaba coloca el balón en el centro de ellos y dice:

_primer trofeo… balón nuevo… y el mismo equipo… claro porque nosotros no nos podemos cambiar _menciono su compañero con un gesto de risa y al instante uno por uno iban colocando sus manos en el balón y al unisonó gritaron << ¡SI…!>>

_vamos pues que hicieron en el colegio apurémonos ante que nos llamen _dijo Néstor comenzando él en hablar _amigos no se imaginan que me paso en la clase de dibujo la…

_no… no sabemos…

_ ¡shhh…! Has silencio Mario _dijo Carlos _ como vamos a saber si no estuvimos ahí, déjalo contar.

_está bien…

_la profesora nos dice que dibujáramos cualquier cosa mientras ella iba a la dirección, bueno todos nos pusimos a dibujar y pintar pero yo no hice mi dibujo en el papel yo me levante y lo dibuje en el pizarrón después que ella regreso todos nos reíamos , ella pregunto porque tanta alegría entre nosotros pero cuando vio la pizarra sus cejas se les arrugaron y al estar molesta pregunto quién lo había hecho _Néstor observa en sus amigos que les prestaban atención de lo que decía y prosiguió _ y yo al no ser el más salado todo mis compañeros del salón me apunta…

_ ¡Daniel…! Daniel… _una voz los interrumpio.

Los cinco voltearon y observaron que era una señora delgada con el cabello recogido en un moño que buscaba entre la poca luz del poste.

_Daniel, tu madre _dijo Mario levantándose.

_ ¿cómo pueden estar en esa oscura? Buscando que le salga algo raro por ahí, apúrele Daniel vamos ya es hora _dijo la señora con severidad _ ¡Aaaa…! Verdad Julio te anda buscando tu madre y creo que a ti también te anda buscando la tuya Néstor.

Daniel al levantarse, una mano lo detiene.

_Daniel el balón ¿qué hacemos con él? ¿Te lo vas a llevar? _pregunto en voz baja Néstor y este siguiéndole el juego le dice: _si, me pondré de espalda y al estar con mi mama me lo das pero ten cuidado que ella no mire…

_Daniel ya es tarde vamos.

Los dos empiezan a caminar todo raro por tratar de esconder el balón de la vista de la señora.

_ustedes no se queden ahí ayuden hacer una cortina para que mi mama no lo pueda ver _dijo Daniel mientras caminaba.

_estos mocosos hoy en día…, vamos… mañana será otro día _dijo la señora tomando a Daniel de la espalda este le hizo seña a Néstor al ver que su mama empezaba a caminar, le entrega el balón en la manos y se despide.

_ nos vemos mañana muchachos, está pendiente lo del colegio _dijo Daniel con el balón escondido atrás de su espalda.

_y ustedes no pensaran estar hay solo _pregunto la señora con voz seria.

Daniel rápidamente con movimientos torpes esconde el balón de tela de la vista de su madre.

_no… no… señora Mariela nosotros también iremos a nuestras casas _dijo Mario.

_a bueno pues apúrense o no me hagan que los lleve yo misma a sus casas.

_no…no… ya vamos tranquila… _Mario se dispuso a caminar seguido de Carlos _hasta mañana muchachos.

Daniel llevaba el balón detrás de su espalda mientras que julio y Néstor se reían de la situación.

Al llegar a su casa Daniel les recuerda lo de las camisetas viejas, observa que su mama entra y hace un gesto de que pudo lograr lo cometido voltea y les dice: _ si pude muchachos hasta mañana y cierra la puerta.

Al día siguiente por la mañana Daniel se levanta con algo de pereza, bostezando mientras se estiraba. Cuando se disponía ir al baño un olor que percibió en su cuarto le indicó que su hermana menor montaba el desayuno.

_Angélica de nuevo estas quemando los panes _dijo_ mejor me apuro en lavarme porque si no comeré carbón en vez de pan _reprocho mientras entraba al baño.

Luego de salir como nuevo sin ningún rastro de sueño Daniel se dirige a la cocina para ver lo que hacía su hermana pero un objeto cerca de su cama le llamo la atención.

_el balón _gimió _ verdad se me había olvidado tengo que buscar mis camisetas viejas _dirigió su mirada al cesto de ropa sucia y se pregunto _ ¿será que estarán ahí? _al estar parado cerca de la puerta se sentía indeciso no sabía qué hacer si iba a rescatar sus panes de la manos de su hermanas o empezaba a buscar entra la ropa sucia las viejas camiseta que ya no usaba hasta que se decidió al escuchar la voz de su hermana que lo llamaba a desayunar.

_ ¡demonios…! _dijo palmeando sus manos _Bueno no importa, espero hermana que los panes como carbones estén sabrosos _se sonrió mientras se dirigía a la cesta de ropa, busco… busco… sacando todo lo que había y nada no estaba ni una de esas camisetas que él se colocaba para jugar con sus amigos al balón _demonios donde están yo las había dejado ayer aquí _miro al baño _no… no vengo de haya y no vi ni una _observo en varias parte de su cuarto; por encima de una mesa que le había hecho su padre para que colocara sus libros y trabajos del colegio, dentro de su armario donde se encontraba su ropa limpia y nada, debajo de la cama y menos _ mi mama ve esto y me regaña mejor lo limpio cuando termine con el balón nuevo _menciono cuando sacaba un triangulo de pizza tiesa con hongo por las dos semana que llevaba cuando la había lanzado al no querer mas y de pronto _mi mama _exclamo dejando el triangulo de pizza debajo de la cama _luego vendré _se levanta, sale corriendo del cuarto y entre la sala y la cocina se la encuentra.

_heyyy… heyyy… adónde vas tú muchachito.

_mama… mama… ¿no has visto mis camisetas que me pongo cuando voy a jugar con mis amigos?

_que… jovencito a esta hora de la mañana no me vas a ir a fuera, mire primero a desayunar…

_si mama ya se pero…

_ No… No jovencito vamos a comer su hermana ya término de cocinar los panes _dijo la mama caminando hacia la cocina.

_Si ya vi hoy comeremos carbones con mermelada _Daniel echo un vistazo a los panes que su hermana serbia en la mesa.

_shhh… no digas eso, está aprendiendo vamos siéntate _dijo _ hijita ya terminaste _le expreso con una sonrisa en los labios mientras sesentava.

_si mami, se me paso un poco en la sartén pero están ricos _dijo la niñas acomodando el plato de su madre dejando ver alrededor de sus labios unas manchas negras y cuando le sonrió se le notaron más en sus dientes.

_ ¡aaaa…! Es que tú ya los probaste hija… _dijo la madre limpiándole un poco los labios.

_claro ma…

_un poco… yo creo que nos serviste carbón de leña que panes _dijo en voz baja mirando el plato…

_shhh… Daniel, Unnm… está bien… _la madre miraba el plato y a su hija y se dio cuenta que ella la miraba con su sonrisa teñida esperando a que dieran el primer mordisco a los primeros panes que les preparo _ ¿están sabroso hija? _pregunto y como si nada le acento

_unnmm… bueno _observo a su hijo que aun pensaba en darle un mordisco a los carbones que tenía como panes.

_mama ajuro tengo…

_Daniel no… primero anda arreglar tu cuarto y a sacar esa pizza que tienes debajo tu cama tú creíste que yo no me iba a dar cuenta de cómo tienes tu cuarto _mencionaba la mama mientras le tomaba su plato y le guiñaba un ojo _ y después ven a comer y por cierto las camisetas están en el patio.

Daniel no entendía pero al ver que su mama le señalaba con sus ojos que se parara, el pudo entender Mientras que la niña veía como la madre colocaba los panes carbonizados de su hermano en su plato.

_ ¿mama Daniel no se lo va a comer?

_si mami pero ahorita lo mande a arreglar su cuarto cuando termine se los daré _la mama se levanta y con expresión de desagrado toma uno de los panes y le da un mordisco.

_ ¿mami tú te lo vas a comer todos?

_no mami tome uno porque me acorde que tengo que terminar de lavar luego me comeré los demás _dijo la mama colocando los panes aun lado de la mesas y los tapa pero deja el que le había pegado el mordisco.

_mami _dijo la niña jalándole la camiseta.

_si hija dime _y mira lo que le señala su hija con la mano.

_tienes una mancha negra en la boca.

Ella se sonríe y se limpia.

1 de Agosto de 2018 às 19:54 0 Denunciar Insira 0
Leia o próximo capítulo “Día de los muertos “

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!