Reloj Seguir história

ariel_carraro Ariel Carraro

El tiempo es un dios cruel que se lleva todo y no espera por nadie. Las manecillas avanzan sin que nadie, o casi nadie, pueda hacer algo al respecto. La culpa y el remordimiento exigen su pago. El tic y tac del reloj atormenta a las mentes más débiles anunciando que su tiempo se acaba.


Suspense/Mistério Todo o público.

#thriller #misterio #castigo #TiempoDeThriller #reloj
Conto
8
5479 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Reloj

Un silencio tétrico invade mi habitación. Ni una llamada a mi celular. Las manecillas del reloj avanzan sin que pueda hacer algo para detener lo inevitable. La noche cae llevándose los últimos destellos de luz.

Encender las luces no servirá de nada para sosegar esta intranquilidad.

Y es que la culpa tiene ese poder. Se apodera de mi mente, de mis pensamientos.

Sé que esta ahí. En alguna parte. Casi creo oírlo avanzar lentamente, con su peculiar caminar pausado.

—Muéstrate de una vez—susurro con mi voz quebrada.

Nadie me responde. Él no responde, pero sé que está ahí. En alguna parte. Quizás al otro lado de mi habitación. En el umbral de la puerta. O tal vez mirando a través de la ventana.

Cerrar los ojos o echarme a dormir solo servirá para atormentarme aún más.

Tic, tac. Tic,tac.

El sonido del reloj parece burlarse de esta situación.

Tic, tac. Tic, tac.

Quisiera levantarme de la cama para detener ese maldito ruido. Es más que obvio que no lo haré. La culpa, y sobre todo el miedo a la oscuridad, detiene ese deseo: detener esta locura.

Tic,tac. Tic, tac.

El espejo en mi habitación refleja una figura. Una figura conocida.

El vérdugo, el perseguidor, se digna a presentarse.

Un sonido estrepitoso me produce un sobresalto en plena cama. Volteo hacia la ventana y miro a dos gatos peleando. Soltando ese chillido parecido a un bebé llorando. Eso fue lo que me asustó. Golpeé la ventana para ahuyentarlos.

Cuando volví a ver el espejo, él, mi perseguidor, ya había desaparecido. Mientras tanto el reloj seguía su curso. Sus manecillas inmutables continuaban su faena. El tic y el tac eternos se volvían aun más sonoros.

La luz del día anuncia un ciclo que ya quiero acabar. 


29 de Julho de 2018 às 20:31 7 Denunciar Insira 12
Fim

Conheça o autor

Ariel Carraro Ingeniero de profesión, intento de escritor. Me gusta leer y escribir. Trato de crear relatos diferentes.

Comentar algo

Publique!
leandro brito leandro brito
oye que bueno utilizar un reloj en este suspenso
27 de Outubro de 2018 às 22:48

  • Ariel Carraro Ariel Carraro
    Gracias por leer y comentar. Que bueno que te gustó. 28 de Outubro de 2018 às 09:07
LJ Febres LJ Febres
Me parece un muy buen poema en vez de un relato. Felicitaciones
23 de Outubro de 2018 às 16:23

  • Ariel Carraro Ariel Carraro
    Gracias por leer. Tienes razón. Parece un poema aunque no fue adrede hacerlo así 24 de Outubro de 2018 às 07:38
LJ Febres LJ Febres
Me parece un muy buen poema en vez de un relato. Felicitaciones
23 de Outubro de 2018 às 16:23
Capitán  Pensante Capitán Pensante
Creo que este micrrorelato no termina de cuadrarme. De todos modos, el recurso del reloj me ha parecido muy bueno.
23 de Agosto de 2018 às 17:17

  • Ariel Carraro Ariel Carraro
    Gracias por leer y comentar. 23 de Agosto de 2018 às 17:31
~