A Slasher Story: Chapter One Seguir história

AgusBuzatto Agus Buzatto

Mike y Melanie, una pareja como cualquier otra en el pueblo de Shafterbury pierde el control cuando un acosador se obsesiona con Melanie, a tal grado de que la adorable pareja tenga que deshacerse de él. Debido a una circunstancia cambiante, deben regresar a un lugar aislado en pleno invierno para recuperar pruebas de un crimen que la pareja cometió en su juventud, y que arrastro a sus amigos a cometerlo. A medida que la sangre y los secretos se extienden a través del gran invierno que rodea el campamento, el grupo no emparentado no solo debe tratar de escapar de la retribución del asesino, sino también de sobrevivir a los elementos mortales.


Suspense/Mistério Impróprio para crianças menores de 13 anos. © Todos los derechos reservados.

#young #slasher #shafterbury #sangre #reggie #oberlin #montgomery #suspenso #misterio #mike #melanie #killer #jalali #folley #blood #blair #asesino #asesinatos #archie #antologia
1
4799 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todos os Sábados
tempo de leitura
AA Compartilhar

Silencio

Capítulo 1: Silencio

Miedo. Ese era el sentimiento que invadía el cuerpo de la joven Lauren Sellers. El miedo de saber que tu vida corría peligro, y que no podías hacer nada para evitarlo. Esa sensación de saber que no hiciste lo suficiente en tu vida, y que estas muriendo por culpa de alguien que tiene un motivo. Mueres, sabiendo que solo eras una pieza más de ajedrez.

Es por eso que a las ocho y media de la noche, la joven Lauren Sellers se encontraba sola en el bosque. Esta, con tan solo 17 años de edad, había sacado su primera novela basada en los asesinatos del célebre asesino, Charles Meyer. Y ahora, iría por la segunda novela, esta vez, tratando el caso de Sasha Roberts. Pero una tragedia había invadido su vida a tan corta edad. Pues esta, había sufrido un estado patológico que afecto su sistema auditivo y las cuerdas vocales.

Dos características que no le vendrían bien con un asesino suelto.

Esta tenia los suficientes artilugios en la casa como para tener una estadía en paz, pero cuando un sujeto toca a su puerta, toda su vida se pondrá de cabeza, llegando a su fin.

—¿Esta Marlene? —pregunto el misterioso sujeto

Lauren respondió por mediante de señas, negando conocer a la misteriosa joven.

El hombre, sin más ni más, se marchó de la puerta del pórtico, dejando a Lauren pensativa ante tal acción.

Esta, al no poder encontrar respuesta ante tal acción, cerró la puerta y coloco las trabas, para evitar que no pasara ningún incidente.

Lauren se quedó pensando en el centro de la sala que podía hacer, ya que era viernes, había miles de fiestas en el pueblo de Shafterbury, pero ella había decidió no asistir a ningún evento.

“Todo comenzó con un asesinato en la casa Patterson”

Lauren decidió continuar escribiendo en la comodidad de su sofá. Solo tenía el principio de la historia, y le faltaba el desarrollo y el final. El final de la matanza de Green Lake. ¿Quizá?

Hace unos días, Lauren había investigado sobre cómo había terminado esta historia, ya que pasaron meses, y se está por cumplir un año desde que Lara llego a Green Lake e iniciaron los asesinatos. Y según fuentes, todo acabo. Hoy en día, Lara Fisher trabaja en un hospital de New Orleans. Y el paradero de sus amigos, es desconocido.

Lauren cerro la computadora, ya que no encontraba inspiración sobre cómo desarrollar esta historia, y al parecer, un chico que había sobrevivido a esos sucesos, ya había sacado un libro. Pero era la tarea de Lauren, superarlo en ventas.

Golpes. Golpes se escuchaban sobre la ventana del patio trasero.

—¡Lauren, ayúdame! —grito Becky, la hermana de Lauren

Pero Lauren no escuchaba nada, para ella era un espacio vacío, sin sonido.

Becky había accedido a vivir con Lauren unos meses, para asegurar la seguridad de su hogar.

Los gritos de ayuda de Becky eran inútiles, pues Lauren estaba de espaladas y no oía nada.

Pero era tarde. Pues la misteriosa figura de sombrero negro, tapado de piel, pantalón jean y zapatillas negras con bordes blancos había llegado al final del recorrido. Pues Becky no había notado que este estaba detrás suyo, y sin más preámbulo, este enterró su cuchillo en la espalda, para luego darla vuelta y seguir apuñalándola en el estómago.

El cuchillo punzante atravesaba su frágil piel una y otra vez.

Becky había perdido ya el conocimiento, y su cuerpo no sentía más dolor. Solo sentía que su soporte se había roto, y no sabía cuánto más resistiría.

Pero cuando el cuchillo entro por vigésima vez, Becky ya no estaba. Solo se encontraba su cuerpo, sin vida. Y así, toda la sangre, salpicada en el vidrio de la puerta de Laurie, iniciaría toda esta matanza llena de misterios y secretos.

Al cabo de unos minutos, Lauren se levantó del sofá, dejando la computadora sobre la mesa de cristal junto a la chimenea.

Esta guarda el archivo en su carpeta de investigaciones y cierra la computadora.

Al levantarse, toma su vaso de agua y nota una presencia. Notaba como alguien la acosaba.

Sin más ni más, se da vuelta normalmente, ya que eran las nueve de la noche y tenía que cocinar.

Y en eso, la sangre de la puerta se refleja en sus ojos. El líquido de color carmesí que manchaba el blindado cristal de la sala.

Lauren no lograba entender la situación, ya que al mismo tiempo el miedo invadía y paralizaba su cuerpo. El tiempo se le acaba.

Por dentro, estaba gritando, pero por fuera, todo lo que estaba pasando parecía tan irreal y extraño.

Esta empezó a retroceder, sin darse cuenta de que el cuerpo de Becky estaba tirado en el piso sobre un charco de sangre.

Lauren cae. Cae y sigue cayendo. Lauren aterriza. Aterriza sobre el cuerpo de Becky manchando su playera de sangre. Lauren abre su boca e intenta gritar, pero no puede, quizá porque hay un nudo en la garganta que se lo impide.

Al levantarse rápidamente, esta nota que esta empapada en sangre como Carrie White.

Lauren mira sus manos y las nota llenas de sangre. Esta empieza a girar en círculos, ya que no sabe quién la está atacando y por donde puede entrar.

Así que, sin pensarlo dos veces, esta corre y cierra todas las puertas que puedan dar a la habitación principal.

Cuando solo quedan dos, esta se dirige a la más lejana. Pero cuando está pasando por la primera, una silla sale despedida y la golpea en el brazo, causando un corte y provocando que esta caiga al suelo, otra vez.

Al darse vuelta y mirar por el cristal roto, nota que una extraña figura de sombrero negro, tapado de piel, pantalón jean y zapatillas negras con bordes blancos observaba desde el bosque como ella se volvía loca al ver el cuerpo de su hermana Becky.

Lauren continuaba mirando, esperando que algo pasara.

Hasta que paso.

El asesino dio un paso, y fue ahí cuando Lauren, ya se había dado cuenta de que ella era la siguiente, por lo que rápidamente sin pensarlo dos veces se levantó y corrió hacia arriba, dejando el cuerpo inerte de su hermana Becky, en el suelo.

Al subir, esta rompió en llanto mientras que la paranoia la dominaba y no sabía para donde huir.

Lauren estaba en shock.

Hasta que de pronto, sintió las vibraciones de las pisadas sobre los escalones de las escaleras.

El asesino estaba dentro de la casa. Y estaba subiendo las escaleras. Lauren era la siguiente.

Lauren reacciono y como respuesta rápida y sin sentido, se encerró en el baño.

Al entrar, Lauren traba la puerta y mueve el mueble para que el asesino no entre.

Hasta que de pronto, siente vibraciones de cómo alguien golpea la puerta cada vez con más fuerza. Hasta que de pronto, nota como una parte de la madera se rompe segundo a segundo, hasta que de pronto, una grieta aparece y el asesino deja ver su rostro.

Lauren se muestra sorprendida y traumatizada. Luego de unos segundos, el sujeto misterioso mira a Lauren con una sonrisa macabra, para luego, finalmente desaparecer.

Lauren respiraba cada vez más rápido, mientras que pensaba en 7 distintas posibilidades de salir de allí. Pero todas terminarían en su muerte, unas más violentas que otras.

Así que finalmente, esta quedo sentada en el suelo, mientras su brazo sangraba y mientras su vida se acababa.

Al cabo de 5 minutos, esta se preguntaba qué sería de su vida y si en realidad, el extraño sujeto se había largado y ella había sobrevivido al juego.

Pero no. La extraña figura reapareció por detrás de Lauren, entrando por la ventana con dos cuchillos y un machete en su cintura.

Sigilosamente, esta toma su primer cuchillo y sin más ni más, se lo clava en la frente de Lauren. Esta intenta gritar, pero sabe que no puede. Y es ahí, cuando empieza rápidamente a recordar cada momento de su vida con su familia y amigos.

El asesino rápidamente toma su segundo cuchillo y lo clava en su cabeza, para luego sacar el primero y deslizarlo por toda su cara, realizando múltiples heridas.

Y para finalizar, este saca su machete y lo clava en el pecho de Lauren, ocasionando así, una muerte al instante.

El cuerpo ya inerte de Lauren continuaba largando litros y litros de sangre.

El asesino se quitó su máscara y se sintió aliviado. Símbolos de excitación se reflejaron en su cara.

Luego de unos segundos, este puso a llenar la bañera. Para cuando esta estuvo lista, desnudo el cuerpo sin vida de Lauren y la metió dentro. Este le saco toda la sangre y limpio lo más posible sus heridas, mientras que el agua se teñía de un color rojo carmesí.

Finalmente, este tomo una toalla del cajón, la quito de la bañera y la seco, para más tarde, dejarla recostada sobre el suelo para correr el mueble de la puerta y destrabarla.

Al finalizar, este levanta el cuerpo de Lauren y se dirige a su habitación, para tirarla en la cama, acomodarla y así empezar la última fase de su cometido.

El extraño sujeto se desnudó, se colocó un preservativo en su miembro, y no dudo en penetrar el cuerpo inerte de la joven Lauren Sellers.

Una y otra vez. El miembro entraba y salía.

Sí. Era el cuerpo de Lauren, pero el alma de ella ya no estaba…

Finalmente, el extraño sujeto logro eyacular y el semen cayo dentro de la boca de Lauren, la destruida y herida boca de Lauren Sellers.

Finalmente, el extraño sujeto se dirigió afuera aun con el pene erecto y tomo el cuerpo de Becky, para finalmente repetir el mismo proceso de limpieza que hizo con la joven Lauren.

Al finalizar, el cuerpo de ambas hermanas estaba sobre la cama principal. Y el asesino, no dudo en colocarse un nuevo preservativo y practicar el despreciable acto de necrofilia con dos cuerpos inertes en la habitación. Y así, mientras las horas pasaban, los cuerpos sin vida de las hermanas Sellers eran maltratados sexualmente.

Una semana después de la desaparición de las dos jóvenes adolescentes, el grupo de amigos, considerados los “populares” de Shafterbury High, habían estado discutiendo sobre distintas teorías de donde y como pueden estar. Corrían las nueve y media de la mañana, durante el primer receso de la mañana, en el campo de futbol americano.

—Entonces, ¿dónde está Lauren? —pregunto Mike, justo cuando estaba abrazando a Melanie, su novia desde que entro en la secundaria

—Yo no me acosté con ella, si eso piensan. —exclamo Reggie

—Dicen que su casa es una total escena del crimen, pero que nadie se atreve a decirlo, para no preocupar al pueblo. —Melanie lee los rumores que se divulgan en Instagram, a través de su iPhone

— ¿Podemos cambiar de tema? —exclamo Archie

—Amor, cuéntanos de tu música. —menciono Blair, la novia de Archie

Los demás asintieron, por lo que Archie saco su reproductor, conecto sus auriculares y puso en altavoz, volumen bajo. Para que solo sus amigos escucharan

—Ok, aquí va. —exclamo Archie

Pero lo que no se dio cuenta, es que el altavoz estaba en su máximo volumen, y mientras que el escuchaba en sus auriculares, no sabía que todo el campus estaba escuchando.

Sus amigos hicieron silencio y dejaron que la música invada cada rincón de Shafterbury High.

Minutos después, Archie se saca sus auriculares y exclama

— ¿Qué tal estuvo?

Sus amigos se miraron entre sí, y segundos después, toda la secundaria se encontraba aplaudiendo la gran música de Archie, que tarde o temprano, se convertiría en un hit que nadie olvidaría.

Los cinco amigos se miraron mientras sonreían, la amistad era perfecta en ese mismo momento.

Ese día, la adolescente Ava, hermana de Melanie, se encontraba en su casa.

Asustada, preguntándose que podría pasar en el futuro.

Esta había ido con Melanie a un boliche para pasar una buena noche, divirtiéndose con amigas. Pero algo no había salido como lo previsto.

Pues esta, al querer llamar la atención y parecerse a sus amigas, consumió drogas, para ser más precisos, éxtasis.

Al ser tan chica y al ser su primera vez, Ava quiso partir la pastilla y tomar la mitad, pero al no poder, está la trago completa. Y así, esa noche fue un torbellino de emociones, sin saber ni distinguir que era verdad y que era mentira. Que era una ilusión o una fantasía.

Al cabo de unas horas, la cabeza de Ava le empezó a dar vueltas y vueltas, por lo que se dirigió al baño a mojarse la cara, y así poder distinguir la realidad de la fantasía.

Pero de un momento a otro, no noto de cómo se encontraba teniendo relaciones sexuales con un desconocido, que en ese momento no se distinguía bien.

La extraña figura logro eyacular dentro de Ava, para luego subirse el bóxer, su pantalón Jean y largarse para nunca volver.

Semanas después, Ava recibiría la noticia de que estaba embarazada, y que no conocía al padre de su futuro hijo.

—Ava, ¿estás bien? —pregunto Clara, la madre de Melanie, y por supuesto, madre de Ava

—Si mama, estoy bien. —Ava seco sus lágrimas y guardo el test de embarazo

Mientras tanto, en la escuela, el grupo de chicas más lindas de la escuela y miembros del equipo de porristas, caminaban por toda la escuela dejando a todos atrás, y destilando lujuria y belleza por cada paso que daban.

— ¿Notaste que Betty y Jughead están saliendo en la serie que me recomendaste? —exclamo Caitlin

—Sí, Riverdale. —contesto Sofía

—Por favor, Cheryl es tan sexy. —Caitlin había llegado junto a sus amigas a su casillero para tomar los libros de algebra

— ¿Desde cuándo te gustan las vaginas pelirrojas? —bromeo Laura, la abeja reina del grupo

En ese momento, el joven adolescente, Damon, paseaba por los pasillos, hasta que miro fijo a los ojos a Laura, y fue ahí cuando esta menciono:

— ¿Qué miras? ¡ANORMAL!

Damon bajo la cabeza, justo cuando creía que Laura había cambiado, este había vuelto al pasado y había visto a la típica perra de siempre.

Y así, llegadas las once de la mañana, todos los adolescentes de Shafterbury High, se encontraban en la clase del señor Fitz, quien estaba ya finalizando la clase

—Entonces deberán entregar un informe la próxima semana, ¿por qué Shafterbury es el mejor?

En eso, un mensaje llega al teléfono de Melanie, y es ahí, cuando esta exclama

—Oh por dios, Lauren y Becky Sellers fueron asesinadas en su casa.

— ¿QUE? —Mike gira hacia atrás y por poco le quita el celular de las manos a Melanie

— ¡Es la camioneta de las noticias! —Laura se levanta de su silla y mira por la ventana asombrada

—Recuerden que todo aparato electrónico debe estar apagado durante la clase. ¡Regresen a sus asientos! —ordeno el señor Fitz.

Pero toda la clase esta disparatada, y fue en ese momento, que todos comenzarían a correr peligro

Mientras tanto, Trevor, el miembro del cuerpo estudiantil, se encontraba nadando en la piscina climatizada de la escuela, con las luces apagadas.

Al salir de abajo del agua, las luces se encendieron, por lo que Trevor se preguntó quién había sido, de seguro era Bryce o Justin que le estaban jugando una broma de mala pasada.

— ¿Chicos? Vamos, esto no es gracioso. Perras idiotas.

De repente, el sonido de un hacha raspando el piso se escucha desde la oscuridad del pasillo, y es ahí, cuando el maniático asesino que asesino a Becky y Lauren, hizo su aparición en escena.

Trevor se preguntaba qué clase de broma era, porque a pesar de que un poco de miedo estaba entrando por su cuerpo, este se mostraba valiente ante el asesino.

De a poco, el asesino bajo las escaleras de la piscina, y cuando menos Trevor lo pensó, el psicópata ya estaba dentro del agua, dispuesto a acabar con la vida del joven adolescente de 17 años.

— ¿Qué harás? ¿Asesinarme? Ni que fueras Sasha Roberts. —bromeo Trevor

El asesino afirmo negativamente con la cabeza, y es ahí cuando avanzo a tal punto, de quedar cara a cara con Trevor

El psicópata enmascarado, se abalanzó sobre Trevor, sumergiéndolo y ahogándolo bajo el agua.

Este, al tener tanta fuerza, logro cambiar la situación, sumergiendo al psicópata bajo el agua, a tal punto de lograr asesinarlo. Al cabo de unos segundos, Trevor sintió una sensación de alivio, al ver que el asesino no respondía ni daba signos de vida.

Este, al ver que no había señales de peligro, logro salir de la piscina y correr por el oscuro pasillo para pedir por ayuda. Pero al llegar, noto que la puerta de salida se encontraba bloqueada, por lo que retrocedió y con toda la fuerza en su cuerpo, golpeo el cristal reforzado de la puerta de entrada de la piscina de Shafterbury High

Mientras tanto, el muerto y psicópata asesino, logro salir de la piscina sigilosamente, para luego tomar su hacha, levantarla en el aire y dejarla caer sobre la cabeza del pobre Trevor Foster.

Este, quedo en shock durante los pocos segundos de vida que le quedaban, y fue ahí cuando sangre comenzó a brotar de su cabeza y de su boca.

El asesino retiro el hacha violentamente de la cabeza de Trevor, la dejo a un lado, tomo el cuerpo casi fallecido del pobre Trevor, volvió hacia atrás y lo tiro a la piscina.

Mientras que el agua se volvía de un color rojo carmesí, el asesino observaba como el cuerpo de su víctima flotaba sobre el agua, y de como todas sus ilusiones, sueños y esperanzas, se habían marchado con el hacia el más allá.

Horas más tarde, Melanie salía de su taller de danzas a las seis de la tarde.

—Adiós Casey. —Melanie saludo a su entrenadora y finalmente, se marchó de las instalaciones

Al salir, noto que la lluvia se había desatado sobre el pueblo de Shafterbury, por lo que se colocó su abrigo en la cabeza y se echó a correr hacia la parada de autobús.

Sin notarlo y con tanta prisa, no noto que una figura estaba escondida detrás de un árbol, esperando su inminente llegada

Al llegar al árbol, el maldito árbol, el misterioso sujeto la tomo del cuello y la estampo de espalda contra el piso, lastimando su cuerpo y dejándose vulnerable ante los ataques del misterioso desconocido.

— ¿QUE QUIERES? ¡SUELTAME YA! —Melanie intento forcejear, pero no podía hacer nada. Se acercaba lo peor

Fue en ese momento que la misteriosa figura, de la cual no se podía ver el rostro debido a la inmensa oscuridad que rodeaba la calle, saco su lengua y lamio todo el rostro de la indefensa Melanie, para luego desabrocharse el pantalón.

Melanie ya sabía su destino, era su fin.

Sentía miedo, desesperación por salir, y en shock por la situación

Pero es ahí, cuando un misterioso y valiente adolescente, toma del atuendo al psicópata, lo da vuelta y le pega un puñetazo, mejor dicho, dos, para que este caiga inconsciente.

— ¡Vámonos ya! —El misterioso joven tomo de la mano a Melanie y la llevo hacia su casa, aunque esa voz, le resultaba muy conocida, acepto ir igual y aceptar la ayuda.

Mientras tanto, Reggie, amigo de los 4 adolescentes se encontraba en su casa. Este disfrutaba teniendo sexo violentamente con Blair. Amiga de Melanie y novia de su mejor amigo, Archie.

—Espera, espera. Ya no puedo seguir. —Blair estaba exhausta

— ¿Qué hice mal? Ya me estoy por venir, si quieres sigo —pregunto Reggie

— ¡Solo quítate! —Blair intentaba quitar a Reggie de detrás suyo, pero no podía.

Reggie se enfurecía a medida que Blair se resistía, por lo que tomo el látigo de tiras y la comenzó a golpear en su espalda, mientras la penetraba fuerte y violentamente.

— ¡Reggie para! ¡Por favor!

Lo único que escuchaba, eran suplicas de Blair, que parecían indicaciones de continuar para Reggie.

Luego de unos segundos, Blair no logra resistirse más y sin más ni más, le pega un cabezazo a Reggie, dejándolo en shock y medio inconsciente

—Hijo de puta, estas muerto cuando te haga una denuncia.

— ¡Ven aquí maldita hija de puta! —gritaba Reggie

Blair logro vestirse, abrir la puerta y huir. Pero al llegar a la puerta, esta estaba con traba, cosa que la demoro, para más tarde, fracasar en su plan, debido a que Reggie la había alcanzado, y la joven Blair temía por su vida

—Aprenderás a respetarme, maldita perra barata. —Reggie tiro al piso violentamente a Blair, lastimando su frágil cuerpo

Blair no sabía qué hacer, estaba en shock. Su cuerpo le pedía que huyera, pero su cerebro le decía que no debido a las consecuencias que sus acciones de huida podrían llegar a tener.

—Por favor, suéltame Reggie, no le diré a nadie de esto. —Blair suplicaba con la poca voz que le quedaba

Reggie se comenzó a masturbar, hasta tener su pene erecto. Al lograr hacerlo, miro hacia arriba de la mesa, pero no había más preservativos, por lo que este exclamo

— ¿Qué más da? —Reggie no dudo ni un segundo más

—Espera, por favor. No quiero que pase nada, por favor no me hagas nada. —Blair continuaba suplicando

—Es muy tarde, puta.

Reggie penetro sin preservativo a Blair, una y otra vez.

Blair estaba en shock, mientras que su cuerpo se mecía hacia adelante y hacia atrás, debido a los movimientos de Reggie. Su cara estaba sobre el piso, sangrando por los golpes.

Blair estaba en shock, su mente estaba en blanco, y su cuerpo estaba inactivo, no podía moverse. Nada estaba a su alcance.

Mientras tanto, en la residencia Sellers, el sheriff Selman, estaba finalizando todo el trabajo después de la inspección de la residencia.

—Hey, Olivia. ¿Informe preliminar? —pregunto el sheriff

—Las victimas sufrieron violación.

— ¿Hay rastros de semen?

—Negativo señor.

—Ok, es tiempo de irnos. Mete los cuerpos, y envíalos a la morgue.

Pero era una mentira detrás de otra. Había rastros de semen, pero la forense Olivia Fields los había ocultado, y así cubrir al asesino desde las sombras.

Mientras tanto, Melanie, se encontraba a punto de irse en taxi desde la casa del misterioso extraño.

Misterioso extraño que resulto ser Damon, el chico guapo de la escuela, pero que era muy raro y aislado.

—Gracias por todo, Damon. El taxi acaba de llegar.

—Cuídate, y por favor avísame cuando llegues a tu hogar.

Melanie abrazo a Damon, para luego largarse. Pero lo que no supo, es que, en ese momento, iniciaría un camino lleno de vergüenza y humillación para la joven Melanie de 17 años.

Mientras que el cuerpo del joven Trevor aún no había sido encontrado, un grupo de chicas, entre los que se encontraban, Sofía, Laura, Ava, Caitlin, Susan y otras chicas más, se encontraban en la sala de música, debatiendo sobre los planes de un meticuloso plan

—Entonces, Laura lo citara en la piscina para tener sexo, luego, nos enviara un mensaje, para más tarde nosotras llegar, asesinarlo e irnos. Sera por la noche. Nadie está en la escuela, y él hace su nado diario nocturno. Esta decidido, nada puede salir mal. —Susan continuaba leyendo el meticuloso plan que estaba anotado en la libreta.

—Es hora de que Reggie pague por lo que hace. Te juro que si lo tengo en frente… —exclamo Susan

— ¿Qué? ¿Lo vas a matar? Laura se encargará de eso… —defendió Sofía

Y así, un grupo de chicas que no mantenían relación en los pasillos, se habían reunido para acabar con la vida del joven perfecto y millonario del pueblo, Reggie Foley, quien las había lastimado una por una. Solo que el grupo de chicas, aun no sabía, lo que la pobre Blair Montgomery había sufrido a manos de ese monstruo.

Cuando un clima de tensión invadía la sala de música, y cuando el cuerpo de Trevor Foster flotaba sobre la piscina de la escuela, la policía había llegado y derribado la puerta.

Mientras que la autopsia finalizaba, la forense Olivia Fields, le había informado sobre una figura extraña en la boca de Lauren Sellers.

Pero cuando el sheriff saco a Lauren de la bolsa forense, abrió su boca y encontró una carta, que parecía estar destinada directamente a la policía. El asesino quería que lo descubrieran

“¿UNO MAS UNO? DOS. DOS PAJAROS DE UN TIRO. ¿QUIEN SERA EL PROXIMO UNO PARA FORMAR TRES? CREO QUE TENGO GANAS DE NADAR EN LA PISCINA DE SHAFTERBURY HIGH. —BITCH”

Mientras el grupo del sheriff bajaba hacia la piscina del sótano, el otro grupo empezó a inspeccionar la escuela en caso de sospechosos. Al pasar por la sala de música, notaron figuras, por lo que derribaron la puerta

— ¡POLICIA DE SHAFTERBURY! ¡TODAS AL SUELO!

Las chicas levantaron las manos, y es ahí cuando los policías entendieron que eran simples e inocentes estudiantes.

Al llegar, el sheriff noto que la puerta estaba trabada, por lo que se movió hacia atrás y abrió fuego contra la puerta, provocando que todos los pedazos de cristales cayeran al suelo.

— ¡Detrás de mí! —grito el sheriff

Al entrar, este noto que había manchas de sangre en el suelo, y un hacha tirada en el piso

—Rodríguez, dile a Mullins que analice las huellas.

Al seguir caminando con su arma y su linterna, logro llegar a la piscina, donde vio a él joven Trevor Foster, sumergido en el agua de color carmesí

—La carta era verdad. Es un asesinato, nadie entra ni sale. —informo el sheriff por su radio

El horror había comenzado para el pueblo de Shafterbury.

El sheriff subió arriba y fue hacia la sala de música, donde al parecer, había un grupo de sospechosas capturadas.

— ¿Qué hacen aquí? —pregunto Selman

—Solo estudiábamos. —defiende Susan

—Está bien Belzer, libéralas. Nadie puede quedar aquí dentro. —ordeno el Sheriff Selman

El oficial Belzer les dio afirmación para que se marcharan, pero antes de que pudieran irse, el sheriff las detuvo al ver la libreta.

— ¿Qué es esto? —pregunto Selman

Nadie respondía.

—Creo que tendrán que acompañarme… —declaro el sheriff

La libreta explicaba un plan sobre asesinar a alguien en la piscina, justo en el lugar donde Trevor había muerto.

—Al parecer, las porristas de Shafterbury están en problemas… —exclamo Laura

Minutos después, la camilla salía por las puertas de la secundaria, cargando el cuerpo del joven Trevor Foster.

Todo el mundo estaba ahí fuera.

Melanie y su madre Clara esperaban a Ava, como así varios padres más de las jóvenes adolescentes sospechosas. Archie se encontraba preocupado, ya que Blair no contestaba sus mensajes, y quizá ella estuviera dentro. Mike y su padre Stephan. Justin, Bryce y varios de los adolescentes de Shafterbury High se encontraban con sus iPhone grabando todo.

Mike y Melanie se miraban a lo lejos. Sabían que algo no estaba bien.

—Y así, damas y caballeros. El bello pueblo de Shafterbury había sido arruinado, justo como Green Lake. Todos tenemos secretos, eso lo sé. Pero también sé que todos tenemos un pasado, pero nadie tiene un futuro asegurado. El causante de estas terribles muertes es como Ghostface, que oculta su identidad en Scream. Solo sabemos, que todo esto nos atormentara por siempre, como hormigas que persiguen el azúcar. ¿Creen que esto termino porque Lauren, Becky y Trevor están muertos? Se equivocan, ¡LOS JUEGOS ACABAN DE COMENZAR! —Así exclamo el joven millonario, Matt. Quien veía las noticias y escribía su nueva novela en su computadora.

Y así, en el extraño pueblo de Shafterbury, luego de la violación, Reggie contrato a dos prostitutas y se encontraba teniendo relaciones con estas en su casa, Damon comenzó su plan para volverse popular. Con un simple clic, arruinaría a Melanie. El sheriff estaba en apuros por tantos crímenes y desapariciones. El misterio por saber quién era el culpable, se esparcía a cada rincón del pueblo. Todos aquí tienen secretos, nadie es inocente.

Mientras tanto, Blair había logrado salir de la casa de Reggie.

La temperatura en el pueblo de Shafterbury era muy fría, pero Blair caminaba por la mojada calle con una playera de mangas cortas y un short.

Llorando, en shock e intentando armar el rompecabezas de porque paso lo que paso

—Es Blair, Blair Montgomery. Estoy caminando a las 03:15 de la madrugada por las frías calles de Shafterbury. Y si estoy diciendo esto, mi vida está por acabarse pronto.

Las lágrimas caían por su playera mientras caminaba de regreso a su casa. Esto solo desencadenaría una serie de sucesos escalofriantes…

Las marionetas comenzarían a moverse, y ser controladas.

La sangre, comenzaría a derramarse, y el precio por sobrevivir, seria cada vez, más alto.

La masacre acababa de comenzar…

22 de Julho de 2018 às 02:23 1 Denunciar Insira 4
Leia o próximo capítulo Anatomía de un ASESINATO

Comentar algo

Publique!
Raül Gay Pau Raül Gay Pau
Mola, me gusta.
18 de Março de 2019 às 12:01
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 3 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!