Recuerdo Seguir história

A
Ayelén María


Una carta para tí, que no sé si te la enviaré, diciéndote todo lo que alguna vez te quise decir e intentando cerrar un pequeño siglo donde tú fuíste de suma importancia...


Poesia Romance Todo o público.

#Tú #desamor #CorazónRoto #olvidar
Conto
0
4.7mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Una carta que no sé si leerás

Querido C,


Querido X,

Quizás nunca recibas esta carta o llegues a leer estas tontas letras, pero justo en este momento necesito al menos creer que leerás todo lo que estoy a punto de escribir.

Ha pasado un tiempo, lo sé. Quizás mucho o lo suficiente como para que suspires con nerviosismo o quizás rabia al recordar mi nombre. Muchas cosas han cambiado desde que te fuiste. Bueno, eso creo yo. Pero estoy segura que si le contaras a alguien de mí, le dirías que fui yo la que me marché. Quizás tengas razón, quizás no. ¿Sabes? El miedo nos bloquea. El miedo... un sentimiento muy poderoso. Pero, ese no era el único sentimiento que nos amenazaba. Los celos, la rabia, esa incertidumbre, el qué dirán, ese misterio y muchas otras cosas más influyeron demasiado en nosotros. Pero, qué te digo. Ya hemos hablado o intentado hablar del culpable un millón de veces y si mal no recuerdo no ha salido muy bien que digamos. Aunque... aquí me tienes, escribiéndote una carta que no sé si algún día leerás. Sí, es un poco tonto. Pero me hace sentir mejor. Me conoces lo suficiente como para saber que siempre me ha gustado ese tipo de cosas. Hacer las cosas de una manera distinta, y quizás a la antigua. ¿Quién escribe cartas en estos días cuando existe Whatsapp y un sin fin de redes sociales?

Pues, yendo al grano o intentando ir al grano. ¿Qué es de tu vida? ¿Cómo va todo? ¿Empezaste el colegio de nuevo? ¿Cómo está tu mamá? ¿Has conocido gente nueva?

Vaya, me encantaría saber las respuestas a esas preguntas. Pero, a la vez... me importan poco. Quiero saber cómo estás especialmente tú. Créeme cuando te digo que este tiempo ha pasado demasiado rápido para mi gusto. No sabes Cristian las mil y un preguntas que tengo en mi cabeza. 'Qué hubiera pasado si...' ronda muchas veces por mi cabeza. ¿Estaríamos todavía juntos? ¿Hubiéramos terminado de todos modos? ¿Seguiríamos siendo amigos o simplemente hablando? ¿Hubiera cambiado todos mis planes y metas que tenía y que sigo teniendo por ti? ¿Habrías hecho tú lo mismo por mí? Nunca sabremos las respuestas a estas preguntas y creo que eso es lo que hace divertida a la vida, ¿no crees?

Aunque queramos encontrar las respuestas a miles de preguntas, no lo haremos. Vaya, la vida es en sí tan compleja y para el colmo de los colmos nosotros la complicamos aún más... Es una lástima.

Qué te digo... pues las cosas marchan aún bien. No sabes cuánto tardé en olvidarte. Quizás me tomó un par de semanas o un mes el dejar de llorar todas las noches al dormir. Quizás tardé 4 a 5 meses para que no se formara un nudo en mi garganta cada que pensara en ti o que simplemente mencionaran tu nombre. Creo que me tomó bastante tiempo el sacarte de mi cabeza. Intenté olvidarte, en otros brazos, en otros besos, en otras camas, en otras canciones, en otros gustos, en otra vida… Vaya… no te imaginas cuántas cosas hice para sacarte de mí ser. Justo cuando creía que ya te estaba superando, aparecías de nuevo con un simple mensaje. Pero… no podía. No podía fingir que nunca me hiciste daño, que nada había pasado, que nunca cogiste mi corazón y lo pisoteaste. No podía fingir u olvidar que nunca hablamos hasta las tres de la mañana de bobadas, de nuestros sueños, de nuestros miedos, de nuestras metas y sobretodo de nosotros. No podía hablarte y pretender que todo seguía igual, que alguna vez te llamé ‘amor’, que tu voz me tranquilizaba cuando sentía que ya no podía más. No podía fingir que nunca estuve enamorada de ti, que nunca desee con tantas fuerzas a alguien. Me hacía más daña a mí misma. Quería olvidarte, pero ¿cómo iba a lograrlo si te tenía ahí hablándome a diario?

Siempre he pensado y creído firmemente que cada persona que se cruza en nuestro camino, aparece para enseñarnos algo. A veces es una gran lección o a veces es simplemente enseñarnos arte, música, poesía, exquisitos platos o simplemente a sacarnos una sonrisa o una pequeña lágrima. Aprendemos de nuestros errores, de nuestras decisiones y sobretodo de cada persona que aparece en nuestro camino.

Para mí, tú fuiste una persona pasajera, pero que dejó tantas cosas en mí. Aprendí a amar, aunque durara muy poco. Aprendí a conocerme. Aprendí que no puedo vivir toda la vida detrás de una pared imaginaria que yo misma he creado. Aprendí a sonreír, a conocerme, a llorar a todo pulmón, a sentir y a ser paciente. También aprendí que un corazón roto duele como un carajo y vaya que se demora para sanar. Pero sobretodo aprendí a olvidar…

6 de Maio de 2018 às 02:50 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~