Letras de Amor Seguir história

marielazul Mariel Azul

A pasado un año desde la muerte de una chica y todos los días lo veo a él dejando unas flores en el lugar de su muerte. Él es la persona que anhelo.


Romance Todo o público.

#romance #sobrenatural #muerte #amor #colegio #tragedia #jovenes
Conto
1
4.2mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso
tempo de leitura
AA Compartilhar

Letras de Amor Parte 1

Me gustan mucho las palabras escritas. No te pueden traicionar, ni tratan de negociar contigo. Ellas te dejaran ir a hermosos lugares en momentos felices...y te consolaran en momentos tristes. Me pregunto si alguna vez podría permanecer dentro de ese mundo. En ese mundo, el mundo de la pureza siempre sera inocente sin un límite.

No me gustan mucho los humanos a pesar de que soy una de ellos. Sin embargo, últimamente...siempre lo veo a él en el mismo lugar. Hace un año...una chica fue asesinada aquí. En un área residencial tranquila, alguien fue asesinado. La noticia se esparció rápido y se reportó sobre el caso. Mientras los medios y las personas curiosas hacían un gran alboroto de esto...Él fue el único que silenciosamente hizo su tributo trayendo flores todos los días. Él es la persona que anhelo.

Sé que los pensamientos que tengo son terribles. No tienen esperanza, son sentimientos superficiales. Desde el fondo de mi corazón...Estoy celosa de esa chica que murió.


No estoy segura de porque tengo muchas peticiones para hacer cartas de amor últimamente...tal vez es por culpa de las chicas por hacer un alboroto sobre ello. Entre a mi casa y me dirigí a mi habitación.

—¡Yanni! ¡Al menos avisa cuando regresas a casa!—me gritó mi mamá desde el otro lado de la sala.

Entre donde se encontraba —Estoy en casa...—dije sin ánimos, mamá se encontraba viendo las noticias locales desde el televisor.

—La chica que murió se llamaba Susan, estaba de camino a su casa cuando le ocurrió el accidente. Incluso ahora, que ha pasado un año, el caso sigue sin resolverse...—dijo mamá mirando el televisor donde mostraban la fotografía de la chica, tenia 17 años, su cabello era rubio y corto,con ojos verdes, era muy hermosa.

—...espero que encuentren pronto al culpable. Ya he tenido suficiente—termino por decir, no pensé que se preocupara por esa chica.

—Madre...—dije, pero al parecer no me escucho, porque enseguida comenzó a hablar.

—Oí, que van a patrullar de nuevo por la noche. Un policía acaba de venir y me lo contó. Realmente no quiero esto nunca mas. Es molesto, solo porque el incidente ocurrió en nuestro vecindario, he tenido que soportar todas las preguntas hechas por la policía. Es tan molesto, no puedo soportarlo.

Subí a mi habitación algo decepcionada...mamá no tiene derecho a decir esas cosas tan egoístas. La policía solo hace su trabajo al querer encontrar desesperadamente al culpable.

—La familia y amigos de la victima tienen todo el derecho de estar enojados—me senté en mi escritorio.

Sin embargo eso es algo que no tiene nada que ver conmigo. Ademas tengo cosas que hacer. Bastantes. Escribo cartas de amor para otras personas, cuando se solicitan. Todo empezó como una broma que una chica me hizo para matar el tiempo, era consiente de que solo se estaba burlando de mi, pero decidí escribir la carta que me pidió por diversión y se la entregue. Parecía que el contenido era mejor de lo que esperaban. Además esa chica termino saliendo con la persona a la que le dio la carta. Y así es como termine escribiendo cartas de amor para la gente.

A pesar de tanta tecnología, teléfonos, correo, mensajes, es irónico como les importa algo tan pequeño como una carta. No obstante, no es como si lo odiara, me gusta como las palabras vienen todas juntas mientras pienso. Se que es una forma anormal de hacerlo, pero...con esta distancia pienso que es divertido interactuar con las personas. Esta bien con esta distancia. No saldré lastimada. No me....lastimare.

Un tiempo atrás confiaba en las personas, tenia amigas y amigos. Había un chico de mi clase que me gustaba, así que decidí confesarme ante el, lo que no sabia era que el ya tenia novia y lo peor era que conocía a su novia perfectamente o eso creía, era una de mis amigas. Hablaba todo el tiempo con ella de mis sentimientos y lo único que hizo fue burlarse de mi con su novio. Tuve suficiente. No mas. No quiero enamorarme de nadie nunca mas. No seré lastimada por nadie nunca mas. Estaré viviendo así para siempre. Para siempre...

Esa noche tuve un sueño muy cálido, podía sentir como si flotara, no recuerdo lo que paso pero no olvidare esa sensación. 


A la mañana siguiente desperté algo confusa, no recuerdo ni como me quede dormida. Entre a la Preparatoria y me dirigí a los casilleros a entregar las cartas que me habían pedido. Uhm ¿quien sigue?...¿Andrés Sousa? ¿Yo escribí algo como esto?, debe de haber ocurrido cuando estaba media dormida. Por mas que trate de recordar cuando escribí la carta, fue inútil, bueno en fin la puse en su casillero y me fui, no sin antes cerciorarme que nadie me hubiera visto.

De camino a mi salón me encontré con las chicas que me pidieron las cartas.

—Yanni, escribiste las cartas y las entregaste correctamente ¿correcto?—me dijo una de las dos chicas.

—Si, lo hice. Le di una a Dany, Yahir, Erick y Andrés.

La chicas me miraron confundidas.

—¿Andrés? ¿Quien demonios es ese?—me pregunto la que me habia hablado primero.

—Ni idea de quien estas hablando—agrego su amiga.

No entendía nada.

—¿Tu no me dijiste...?

—¿Que?—me interrumpió—Espero y no estés confundiendo los nombres, no quiero que lo arruines—ambas se fueron enojadas.

—¿Que rayos esta sucediendo?, cielos.


Las clases terminaron y camine hacia mi casa. Si mal no recuerdo las vacaciones largas comenzaran mañana. Estaba inmersa en mis pensamientos y lo vi, otra vez estaba él ahí. Bueno fingiré que no lo veo y pasare de largo como siempre.

—¡Hey tu!—me hablo.

Me detuve algo sorprendida. Se puso frente a mi y saco algo de su mochila.

—¡Aquí! Esta carta...tu fuiste la que puso esto en mi casillero hoy, ¿cierto?—como es que el sabe que es mía, acaso me vio , pero yo me cerciore de que nadie me viera.

—Um, si, yo lo hice—dije nerviosa.

—Esta carta...es de Susan ¿no?—dijo muy serio. ¿Susan?

—¿Quieres saber quien me pidió que la dejara ahí? Bueno, eran un par de chicas...

—¡Estas mintiendo!—me interrumpió enojado.

—¿Que?

—No hay manera que no reconociera...este tipo de letra..—su voz parecía que temblaba al hablar—...es definitivamente de Susan—sonaba muy dolido al hablar de esa persona.

—Pero...realmente no...—quería que supiera que no tenia idea de lo que pasaba.

—¡No te metas conmigo!—se acerco mas a mi, trate de dar un paso atrás pero fue inútil, estaba arrinconada—¡Dime como explicas esto!—puso la carta frente a mis ojos, y lo que decía...


Para Andrés

Te agradezco mucho por traerme flores

Por favor no estés triste por mi muerte

por favor...


...No entiendo, no entiendo que esta pasando

—Yo...no escribí nada como eso...realmente no lo hice—trate de mirarlo a los ojos pero no pude, me miraba con mucho desprecio—yo...tengo que irme—lo empuje y salí corriendo.


Llegue a mi casa y me encerré en mi habitación, mi respiración estaba muy agitada por haber corrido. Me senté a descansar en la silla de mi escritorio.

¿Que es esto? Esa carta...No recuerdo escribirla, ademas....Nunca habia visto ese tipo de letra...

Estaba tan inmersa en mis pensamientos, que lo que sucedió me tomo por sorpresa.

Era ella, frente a mi, mirándome. Tomo mi brazo y comenzó a escribir con el.


Lo siento.

Fui quien uso tu brazo para

escribir esa carta.

Mi nombre es Susan


Estaba muy asustada, pero mi curiosidad era mas fuerte.

—¿No eres la chica que fue asesinada hace un año?

Ella asintió. Enseguida tomo mi brazo para escribir.


Estaba preocupada por Andrés

Estoy terriblemente apenada

por causarte problemas.

Por favor perdóname.


—¡Ah! ¿Andrés es el chico que conocí antes?¿Andrés Sousa?—la chica o fantasma se sonrojo de inmediato.

Trato de hablar pero de su boca no salia ni una sola palabra, me dio un poco de lastima al ver que trataba tan desesperadamente.

Mire a la chica, en verdad es muy hermosa. Esta chica probablemente...lo ama tanto como el a ella.

—Todo esta bien. Ese chico tampoco dejo de pensar en ti...—unas ligeras lagrimas salieron de sus ojos, parecía angustiada.

—¿Porque estas tan preocupada por él?—pregunte.

Desde entonces. La chica llamada "Susan" lentamente ha comenzado a comunicarse conmigo usando mi mano derecha para escribir.


CONTINUARA...


19 de Maio de 2018 às 04:11 0 Denunciar Insira 2
Continua…

Conheça o autor

Mariel Azul Hola! Soy Mariel. Una persona un tanto floja y aveces despistada, soy mala hablando con otras personas y por eso me sumerjo en historias. Si llegas a leer una de mis historias espero que te guste y que logre mi objetivo: transmitir mis sentimientos y corazón en cada una de ellas. Me despido y gracias por leer.

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~