noga Pablo E. Arnau

Paul intenta vivir su vida plácidamente, sin problemas ni distracciones, pero todo eso cambia cuando su esposa es secuestrada. Ahora él deberá hacer lo posible por recuperar recuperarla y detener a las personas detrás de todo.


Ação Todo o público.
Conto
0
2.9mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

El Secuestro.

Nunca entendí por qué en la vida debe haber gente con tanto odio o envidia. Esto que estoy por contar me pasó a mí; yo soy un hombre casado y tengo una hermosa niña de 6 años llamada Emma, mi esposa se llama Rose, y yo soy Paul. Soy un hombre de negocios y le doy créditos y las personas que más lo necesiten, no soy dueño, no tengo el mejor puesto, pero si soy un buen empleado que cumple con sus propósitos.
Nunca podré olvidar lo que me hicieron aquellos sujetos, casi pierdo a mi familia por su ego. Todo comenzó una tarde de primavera, el día era soleado y habíamos llevado a nuestra hija al parque, ya que allí uno de sus amiguitos festejaba su cumpleaños, pero yo presentía que las cosas no iban bien, sentía que algo estaba por ocurrir, ya que todo era muy tranquilo, los niños jugaban junto a sus padres, otros habían llevado sus juguetes y otros a sus mascotas, pero esto aun así me olía muy mal.
Mi relación con Rose estaba decayendo un poco ya que hace unos días nos llegó una carta avisándonos que nos iban a desalojar de nuestra casa si no pagábamos lo que se debía, entre nosotros solo había discusiones, y nada más; jamás le eh levantado la mano para intentar golpearla, ya que eso siempre lo vi de muy poco hombre, mi respeto hacia ella era muy alto, y menos quería perderla por algo tan estúpido.
De un momento a otro me llega una llamada, era un hombre el cual me decía que algo me estaba por ocurrir, que, si no le daba lo que quería, me quitaría lo que más amaba en este mundo, mi mirada se tornó terrorífica, pero aun así me armé de valor y le dije que no haría nada de eso, y que no se metiera conmigo porque jamás obtendría lo que quería, lo único que respondió fue que estaba cometiendo un grave error y luego cortó la llamada.
Rose se me acerca y me dice que le habían enviado un mensaje del banco, estaban pidiendo el dinero que debo desde hace 2 años, esto ocasionó una discusión entre nosotros, le dije que ya estaba pensando en cómo arreglar ese tema, pero a ella le cansaba que le diga eso todos los días. Ella tomó a nuestra hija del brazo y le dijo suavemente que ya era el momento de volver a casa, ella comenzó a alejarse, yo la llamaba pero no quería voltear, hasta que de pronto vi que un camioneta negra se acercaba a toda velocidad, le grité a Rose para intentar llamar su atención, pero aun así no quería oírme, desgraciadamente vi como aquellos se pararon delante de ella y la tomaron, comencé a correr lo más rápido posible, la oí gritar y llamarme, pero estos sujetos fueron más rápidos que yo, estaba tan cerca, intenté atrapar al que subió a Rose a la camioneta, pero este me golpeó, me dijo que si no hacía lo que querían la matarían, Emma por suerte se quedó a mi lado, lo que me dolió fue que se llevaran a Rose, me frustre y me enfurecí.
Mi teléfono suena nuevamente, era el sujeto de antes que me decía que, si no le daba lo que quería, este sería capaz de matar a mi esposa, y si no comprendía con eso, irían tras mi hija, no podía permitir que hagan eso, así que solo opté por darles lo que me pedían.
—Vuelve a tu casa y espera mi llamada— dijo la voz tras el teléfono y rápidamente cortó sin que le pueda llegar a responder.
Todos vieron lo ocurrido, varios se acercaron para preguntarme si me encontraba bien, uno de ellos era amigo de la familia, le pedí una sola cosa, que cuidara de Emma, ya que no sabría como explicarle lo que acababa de ocurrir.
Ella estaba asustada y lloraba por su madre, le di un fuerte abrazo y le dije que no debía preocuparse por nada, que yo iría a buscar a su madre, la esposa de Henry, Susie llegó junto con su hija Samantha, los miré a ambos y les dije que iría a rescatar a Rose, que me harían un favor enorme al cuidar a Emma.
—Llévate a las niñas al auto— le pidió Henry a su esposa. Luego me miró y me dijo —. Si llegas a necesitar algo, llama a este número— le agradecí para luego retirarme.
Lo que más me dolió fueron dos cosas, dejar a mi hija y no poder evitar que se llevaran a Rose, ahora era el momento adecuado para poder conseguir lo que más necesitaba, y nada evitaría que pueda recuperar a Rose, así sea lo último que haga.
Esa misma noche tras llegar a mi hogar, inmediatamente recibí la llamada de aquel sujeto, decidí hablar rápido antes de que él lo haga primero
—Si le tocaban un solo cabello a Rose, yo mismo me encargaré de asesinarlos.
—No te preocupes por eso. Si haces las cosas bien, ella vivirá al final del día— luego pasó a darme detalles —Lo primero que quiero que hagas, es infiltrarte en el departamento de policía. Allí hay unos archivos que tienen fecha del 12-06-2015.
— ¿Y de que se trata aquel archivo?
Pero en lugar de responder, me dijo que haga eso y Rose volvería a mi sana y salva.
Sabía que no sería nada fácil, pero debía hacerlo, antes de colgar me dijo que revisara mi buzón de correo, que allí iba a ver unos papeles para que pueda entrar a la estación, hice lo que me dijo y allí vi unos falsos documentos, al parecer ya estaba dentro de las oficinas, solo debía esperar hasta el día siguiente para poder entrar.
Esa noche no pude dormir muy bien, ya que estuve pensando en ella y en su estado, la imaginé muy asustada, sin saber qué hacer, pobre Rose ¿en que la metí?
7 de Novembro de 2023 às 22:32 1 Denunciar Insira Seguir história
1
Fim

Conheça o autor

Pablo E. Arnau No seré un gran novelista, no seré un estupendo literario, pero de algo estoy seguro, se siente tan bien darle vida a lo que se esconde dentro de mí mente

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~