El Ultimo Barco Seguir história

jhan-carlo-martinez-lozano1721 Jhan Carlo Martinez Lozano

¿Que es lo que podrías hacer para poder salvar a tus hijas de una vida de desgracias?


Suspense/Mistério Todo o público.

#suspenso #tiranos
0
4740 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Segundas-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

6:40 - 6:44

6:40 pm

Las personas comenzaron a llegar de manera ordenada a la central, mientras unos se iban a sentar en las pocas sillas que quedaban intactas en la estación, otros preferían sentarse en el piso esperando que apareciera algún insecto o cucaracha para cazarla y comérsela, y aunque yo también estaba en piso con ese fin, dudaba de la suerte de que pasara, así que solo acerque a mis 2 hijas a mi pecho para que pudieran dormir un poco, y sin querer  me quede dormido.

8:45 am 01/09/2032

Las personas comenzaron a hacer fila de manera ordenada en las puertas de salida de la central, esperando que los guardias del lugar abrieran las puertas y pudieran subir al tren, y aunque todo pareciera normal, la verdad es que todos teníamos miedo, de gritar, de apresurarnos, de siquiera hacer ruido, la central tenia estrictas reglas acerca de que se podía y que no se podía hacer ahí, entre ellas estaba no correr, no hacer ruidos altos, mantener a los niños en silencio en todo momento, no llevar zapatos de plástico o ninguno similar a este que rechinara al caminar, para hacer las cosas más sencillas, se nos permitía estar ahí siempre y cuando no manifestáramos ni un rastro de nuestra existencia de manera sonora y que no nos saliéramos por ningún motivo de la fila, y estábamos de acuerdo con esas reglas, pues a pesar de ser un grupo rebelde el que operaba el tren para sacarnos de ese país, tenían la reputación de siempre ser puntuales y cumplir con las promesas hechas a aquellos que compraran su boleto, así que estábamos aun tranquilos.

6:41

Un minuto había pasado, y la gente empezó a sentirse incomoda con la situación, que haya atrasos es algo que se podría considerar normal hasta cierto punto, pero el hecho de que detrás de las puertas de vidrio no se encontrara ningún tren o algún sonido que delatara que el tren iba a llegar pronto era incomodo, algo así como tener un dolor en el costado después de correr mucho, es algo que puedes tratar de ignorar pero aun así es molesto, pero eso y el hecho de que los soldados no supieran donde estaba el tren, nos daba un mal presagio.

6:42

En este punto la ansiedad de las personas ya era notoria, algunos rascaban sus brazos con fuerza mientras otros solo miraban el reloj esperando que las agujas retrocedieran o se detuvieran, ya eran dos minutos de retraso, el tren está programado para salir a las 6:45 para lograr salir por el túnel de la montaña mientras se le da mantenimiento a las cámaras de vigilancia de esa vía, si no llegaba entonces significaba que lo habían capturado las fuerzas armadas de la nación, lo que significa que pronto estarían en la estación, no para amenazarnos, si no para desatar la cólera de un general que nos consideraba basura por querer escapar de la nación, y a los desafortunados que sobrevivan a la masacre les esperaba algo peor, tendrán que apuñalar hasta matar a los 5 familiares más cercanos que tengan para después suicidarse, si no lo hacen, los torturaran tantos días y noches como sean necesarios hasta que estén dispuestos a hacerlo, tanto ellos como los 5 familiares sufrirán enfrente de unas cámaras que grabaran toda la barbarie, y que lo transmitirán por todas las televisiones de la ciudad, era eso o que el tren llegue atrasado y que las cámaras lo graben y por consecuencia lo capturen más adelante las fuerzas armadas, en cualquier caso, la muerte era la mejor alternativa si no lográbamos escapar, mi ansiedad se reflejaba tanto en mi rostro, que mis dos hijas lo notaron y apretaron mi mano con fuerza, con el alma hundida en miedo, les sonreí.

6:43

La paranoia ya era notoria en todos, la fila que había para ir al tren se comenzaba a serpentear a ambos lados, algunos buscando acercarse más a ver el reloj de la central esperando que este retrocediera de manera mágica para poder sentirse seguros, otros se acercaban a otros soldados esperando que estos les dijeran algo, cualquier cosa que les pudiera dar calma, todo esto sin que ni uno solo saliera de la fila, la esperanza de que aun llegara era más grande que el miedo que teníamos, las reglas aun eran claras para nosotros, si nos salíamos de la fila o hacíamos cualquier escándalo, seriamos expulsados sin derecho a entrar en el tren, esas reglas seguían en nuestro pensamiento, pero ¿Cuál sería nuestro límite? En qué momento dejaremos de pensar en reglas y empezaremos a pensar en supervivencia, algo que me preguntaba mientras sostenía las manos de mis hijas con fuerza, ¿Por que la radio  estas asustadas por la fuerza con la que las sostenía, se pegaron a mis piernas buscando en mi protección, me puse de rodillas y las abrace pegándolas a mi pecho lo más que pude a mi corazón para, en un intento absurdo, hacerlas que solo pudieran escuchar a mi corazón, entonces llego el silencio, aquel pequeño caos organizado, en el que el ruido más fuerte era de un susurro tartamudeante, y el sonido más bajo era el del llanto ahogado de aquellos que temían su muerte, quedo en silencio después de que un ruido ajeno se escuchara por lo lejos, los rifles de los rebeldes estaban siendo recargados.

6:44

Se dio 

16 de Abril de 2018 às 21:41 0 Denunciar Insira 0
Continua… Novo capítulo Todas as Segundas-feiras.

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Histórias relacionadas