maria-alejandra-amarilla María Alejandra Amarilla

¿El final o un nuevo comienzo? Cuando el amor y el dolor se entremezclan...


Conto Todo o público.
0
5.2mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Partida

Bajo la luz de la luna avanzó despacio por el camino pedregoso. Desde donde se hallaba podía ver la tenue luz, que se filtraba por la ventana de la precaria casa, en la que esta noche debía cumplir la misión. Podría haberse desplazado veloz hasta el lugar, pero prefirió caminar y concederles así unos instantes más…, demorando también su ingrata labor.
A medida que se acercaba podía oír el murmullo de la tristeza y el suave quejido que emitía el pequeño al respirar.
Al llegar ingreso sigilosa tratando de pasar inadvertida, pudo ver como la luz de la vela flameo advirtiendo su llegada y los presentes congregados alrededor de la cama reflejaron en sus cuerpos el escalofrío que les produjo su presencia, aunque nadie volteó a verla.
El pequeño cuerpo del niño yacía escuálido entre almohadones, solo quedaban unos pocos minutos. Una joven mujer sollozaba al tiempo que sujetaba la pequeña mano y por el dolor de sus ojos pudo adivinar que se trataba de su madre.
Tan concentrada estaba la recién llegada, en la escena, que no se percató de la presencia del niño a su lado, hasta que lo oyó decirle:
-No te aflijas, te estaba esperando…-La alivió recordar que los niños siempre partían sin resistencia y tranquilos. Jamás se asustaban al verla, a diferencia de muchos adultos enfebrecidos, que solían estar aferrados a sus inútiles y vacías vidas. Quizás se debía a que los niños no cargaban con el peso de una mala conciencia.
Se miraron por un instante y el pequeño sonrió complacido y etéreo, comprendió que el tiempo se había agotado. Antes de partir el niño se acercó a su madre, apoyo las manos sobre sus cansinos hombros y la beso con ternura en la cabeza. La luz que lo envolvía la circundó a ella y el llanto de esta cesó tras un largo y aliviador suspiro.
Luego el pequeño alzó sus ojos hacia la esbelta y oscura figura, la tomó de la mano y partieron en silencio.


© 2022 María Alejandra Amarilla

"Palabras de otoño"

2022 Córdoba, Argentina

26 de Setembro de 2023 às 14:57 2 Denunciar Insira Seguir história
2
Fim

Conheça o autor

María Alejandra Amarilla No recuerdo exactamente cuando nos hicimos amigas las letras y yo, pero nunca las he abandonado y ellas nunca me abandonaron a mí. Escribir ha sido mi pasión desde que he aprendido a hacerlo y cada uno de mis maestros han influido en mí para que este lazo que me une a ellas se ajuste cada día más.

Comente algo

Publique!
María Alejandra  Amarilla María Alejandra Amarilla
Muchas gracias Pablo por dedicarle tiempo de lectura a mis obras.
September 27, 2023, 12:05
Pablo Alejandro Pedraza Pablo Alejandro Pedraza
Una obra maravillosa, de dramática belleza, con una narrativa excelente. Felicitaciones, María! Es un placer leerte.
September 26, 2023, 17:00
~