La sombra de un like Seguir história

anderson_grs Anderson

LA SOMBRA DE UN LIKE, es un relato esculpido en la oscuridad de la noche, con la intención de darle un molde propio de misterio y terror; utilizando como arquetipo una red social donde se muestra el apoyo, agrado y la aprobación sobre cualquier tema a través de un like. Sin embargo, no solo puede significar eso sino que también puede tomarse como un “te estoy viendo”; y ser observado puede causar molestia, inquietud y miedo.


Suspense/Mistério Todo o público.

#misterio #facebook #desamores #sombra #like #ritual
1
5.5mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Sextas-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

I

Dios os ha dado una cara y vosotros os hacéis otra

—Hamlet, tercer acto, escena I


En la pantalla del ordenador las fotos de varios de sus amigos se desplazaban hacia arriba perdiéndose al tiempo que aparecían más de forma interminable, junto con post sobre estados. De repente, en la oscuridad de la habitación Amina, vio una imagen donde apareció alguien conocido, por lo que se dispuso a comentar. Y en cuestión de segundos la chica sintió la sombra del enojo de su esposo tras recibir un like en el comentario halagador que ella dejó en la foto de un atractivo joven. Aquella silenciosa acción de dar un click en la manito arriba, con el objetivo de aprobar o mostrar el apoyo hacia una persona sobre cualquier tema, se convirtió en una señal de avecinarse problemas cuando su conyugue vuelva a casa. Solo era un elogio propio de la amistad, pero para él no significaba eso.

No sabía con exactitud la distancia en la que él se hallaba, pero después de ese momento los minutos empezaron a sumarse en su cabeza. Los Viernes, durante el atardecer lo más probable es que el oído de Damétt se estuviera llenando de cizañas machistas por sus colegas, un punto que agravaría la situación si uno de ellos revisaba el móvil de su esposo mientras él estuviera realizando una simple necesidad humana en el baño a causa del alcohol en su cuerpo. Si se llegara a enterar uno de sus amigos las razones para preocuparse aumentarían, porque él sería la burla de todos, sería el pretexto indicado para hacerlo quedar en ridículo; pero sobre todo, la engorrosa situación sería el detonante del enfado de Damétt.

Amina, se quedó con la mano en el mouse, arrepentida de lo que hizo. La última vez que ocurrió algo parecido su oficina fue irrumpida a la fuerza por su esposo al empujar la puerta como si fuera una redada policial donde usan un tumba puertas. Después de ese evento, él pagó una multa por escándalo en la entidad privada, pero no fue arrestado porque ella no levantó cargos. Al final del día, la chica pudo haber sido despedida de la empresa, de no ser por un amigo, quien habló con el gerente para que comprendieran su situación.

La joven no era de contextura fuerte para poder defenderse de una posible paliza, más bien tenía un cuerpo de una bailarina de ballet. Ese día, deseó más que nunca haber aceptado las clases de karate que su madre le ofreció costear en una escuela, pero ya era demasiado tarde.

En ese momento le pareció una paradoja la situación al recordar cuando ella entró a un certamen de belleza donde los likes definían un porcentaje cercano a la mitad en el veredicto final. Amina pasaba horas en el ordenador enviando mensajes masivos a todos sus contactos con el objetivo de ganar la corona. Incluso, le escribió a personas que nunca intercambió una palabra; también a quienes no le agradaban, porque ella estaba decidida a no aceptar un segundo lugar, de ningún modo. Esa tarde, recuerda haber dicho de forma fría y sin pensarlo por un segundo «mataría por un like, si, mataría por un maldito like».

Para disminuir el daño que él le podría hacer o podrían hacerse, ella empezó a esconder algunos objetos que son fáciles de lanzar como los jarrones de adorno y floreros. Seguido se dirigió a la cocina para esconder los objetos corto punzantes. Cuando sujetó el cuchillo con la hoja hacia abajo, sintió mucho remordimiento por lo que hacía, porque jamás creyó verse en tales circunstancias. Eran solo una pareja que frisaba los veinticuatro años de edad, con un año de casados, y sin embargo, parecían cumplir cientos de años en el matrimonio por la carencia de afecto que se demostraban. Finalmente escondió ese objeto en el horno de la cocina.

Después de eso, fue a por un candado que podía ocultarlo en el puño cerrado. Tomó asiento en una silla de la habitación y se quedó a la espera de lo peor con las luces apagadas.

Sin embargo, cuando Damétt cruzó la puerta se generó un silencio de desconcierto y parecía inverosímil, pero así fue. El hombre de gran corpulencia se dirigió a la habitación, colocó la laptop en la mesita que había es la estancia, y seguido se acostó sin decir nada.

Tras dos horas que le parecieron eternas, Amina, notó que el hombre que estaba postrado en la cama, se quedó completamente dormido. No olía a licor, para que ese sea el motivo de su inesperada respuesta después de darle un like, como avisando que leyó el comentario. Por un momento, creyó que había sido ilusión de ella por los continuos celos de su pareja, y revisó el móvil, de forma inmediata, pero ahí estaba la manito acompañada de un número indicando haber sido likeada por su esposo. Entonces, ¿qué ocurrió? ¿Quién fue la persona que dio like a su comentario? Y lo más importante, ¿cuál fue el motivo?

Por el momento, no podía quedarse afuera de la cama si no estaba segura de que él lo sabía, porque si llegara a despertar y no la encuentra a su lado, generaría una serie de preguntas que a final no terminarían bien. Lo mejor que podía hacer era acostarse, pensó.

Esa noche, Amina no pudo cerrar los ojos sin sentir que algo malo le iba a pasar, pero sin darse cuenta el sueño la venció mientras repetía en su mente «no debo dormir, no debo dormir, no debo dormirme». Tan pronto como ocurrió esto, el corpulento hombre se abalanzó encima de ella, sujetando su frágil cuello como si sus manos fueran unas enormes pinzas, ejerciendo una presión en los huesos que en cuestión de minutos podrían terminar rompiéndose, si ella no lo tumbaba a tiempo. La despiadada bestia tenía la boca abierta en una horrible mueca de maldad, mostrando sus dientes igual que un perro furioso sin intenciones de soltar a su presa. 

12 de Abril de 2018 às 11:22 4 Denunciar Insira 2
Leia o próximo capítulo II

Comentar algo

Publique!
Allie Fray Allie Fray
Hola Anderson! Soy embajadora líder de Inkspired, y estamos organizando un evento para los miembros de Quito - Ecuador. Por favor, si vives en esta ciudad ayúdanos con tu correo para enviarte más información al respecto. Gracias!
2 de Abril de 2019 às 11:37
GE Gaia E.
Buena historia, expresas muy bien las connotaciones que puede llegar a tener una acción aparentemente trivial. Te dejo mi like.
12 de Abril de 2018 às 11:33

  • Anderson Anderson
    13 de Abril de 2018 às 06:16
  • Anderson Anderson
    Es algo trivial pero que en una sociedad machista, un simple like puede significar mucho. Agradezco que le hayas dado una oportunidad a la historia de Amina :3 13 de Abril de 2018 às 06:18
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!