El último número Seguir história

stanger23 Martín B.

La pequeña Nancy escucha un fuerte ruido dentro de la casa. A pesar de estar muerta de miedo, sale a investigar para encontrarse con el origen del ruido. No le asusta para nada, de hecho le alegra, pero a cualquier otro le traumatizaría...


Horror Todo o público. © Baychev

#horror #thriller #terror #misterio #drama #historia #muerte #familia #tristeza #triste
Conto
0
6022 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

El último número

Se escuchó un fuerte golpe seguido de un grito aterrador y la pequeña Nancy se despertó...

La familia de Nancy era una familia muy alegre y sobre todo divertida, no es de extrañar que se dedicaban a hacer espectáculos de circo. La madre era la mejor contorsionista de la ciudad, mientras que el padre se dedicaba al funambulismo y al arte del payaso. La pequeña también participaba, le encantaba estar con los animales, sobre todo con los pájaros.

Aquella noche, la madre pasó la noche en el hospital cuidando de su hermana, quien sufrió un accidente de tráfico. A todo esto, al día siguiente tenían que viajar unas cuatro horas para su próximo espectáculo, uno de sus más importantes.

Nancy se levantó de la cama con un sudor frío recorriendo su pequeño cuerpo, contempló la oscuridad por unos segundos y salió de su habitación. Cuando intentó cerrar su puerta, no pudo, pues sus pequeñas manos temblaban del miedo. Se imaginó que el ruido lo pudo haber provocado cualquier cosa... ¿El hombre lobo? ¿La niña del pozo? ¿La bruja? ¿Algún fantasma? Además hace unos días escuchó a sus padres decir que está casa perteneció a una mujer que solía dedicarse a hacer magia negra o algo así.

"Me voy a dormir con mamá y papá." "Allí no pasará nada." "Ellos me protegerán." pensó Nancy mientras recorría el largo pasillo. Escuchó otro ruido proveniente de la habitación de los padres y pegó un fuerte grito echándose hacia atrás. Finalmente, sin saber cómo, cobró valentía y abrió la puerta de la habitación cerrando los ojos. Prefería estar con sus padres (no sabía de la ausencia de su mamá) que sola en este largo pasillo. Entró con pasos cuidadosos, buscó el interruptor de la luz, la encendió y abrió los ojos. Lo que vio la hizo sentirse muy tonta por haberse asustado tanto de algo que no es nada. No era ni la niña del pozo, ni el hombre lobo, ni nada... Así que sin molestar, apagó la luz y salió de la habitación para posteriormente dirigirse a la suya.

"Solamente era papá practicando su nuevo número." "Que tonta soy, seguramente quiso sorprenderme."  "Que ganas de verlo mañana, nunca había visto este número." "A mamá le va a encantar."

El padre colgaba del techo con una cuerda gorda alrededor de su fino cuello, aún le caían algunas babas de la boca, sus ojos admiraban el suelo fijamente. A todo esto lucía del payaso Eugene, su personaje favorito, su último personaje... Se presenciaba una nota escrita con tinta roja, se titulaba "Lágrimas de un payaso"...

28 de Março de 2018 às 23:22 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Martín B. Si el ser humano se considera un animal... ¿Por qué está mal visto comérselo?

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~