La Guayaba Mágica Seguir história

u7723422979 José Salazar Lizárraga

La guayaba mágica es un fruto mágico que al que la encuentra y la come le transporta a diferentes dimensiones, a vivir vidas paralelas a la suya, a encontrarse en situaciones en pasados, en futuros, e incluso en presentes extraños, pesadillescos y alucinantes.



Fantasia Para maiores de 18 apenas. © José Abel Salazar Lizárraga

#Horror #Realismo Mágico #Ciencia Ficción #Fantasía #Tragedia #Humor Negro #Surrealismos #Crónica de ficción #Neo-Noir
0
6395 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Filisteo Epito I Redención Castillo de las Rosas de las Lágrimas Rojas

Rayos, truenos, el viento corre fuerte. Los árboles se tambalean, las ramas secas y frescas vuelan por los cielos y silban mientras hacen el amor con el viento.

Acaba de morir el Rey Filisteo Epito, su mayordomo Anubis se queja desmesuradamente.


ANUBIS
Nombres, nombres! Malditos Nombres y un penique de mojón.
Oh, maldiciones y regresiones mentales. Donde encuentro la felicidad en tal horror? Porque finalizar de tal manera a mi amado maestro y protector?
Porque esos malditos nombres? Como le haré para firmar papeles? Como haré para tallar el nombre en la lápida de mi señor, si ni siquiera sé leer ni escribir?
Nombres malditos, feos e impuros nombres.

El gran castillo tiene cuartos enormes, hay cientos de ellos, todos vacíos. Lámparas y velas prendidas.

Anubis recorre los pasillos, demolido por lo sucedido exclama haciendo revelaciones.


ANUBIS
En esta noche oscura, yo que he dado muerte a mi propio maestro. Heme aquí esperando el juicio. Eres una mierda, Dios. Y tú pequeñuelo y presumido niño lucecita, me cago en ti. Y a esta perra Virgen vaginal de labios sucios que da sexo oral constante para mantenerse pura, ahí en esa bestia abajo y engendrar a aquel experimento de monstruo. Que todos mueran, que su verdad se corrompa más de lo que ya está. Que mis días sean eternos...

El mayordomo Anubis llega cerca de una puerta, una de tantas en una de muchas secciones en aquella divertida e irónica mansión. Al abrirla ve el cuerpo de un vampiro milenario siendo canibalizado por perros desnutridos, uno de ellos está cagando sobre la cabeza de aquel vampiro, mientras se transforman en hombres y fornican con las esposas de este ser sobrenatural, que en el momento de mayor éxtasis explotan junto con aquellos hombres bestia.

Este mayordomo, que tendrá la edad de cerca de 22 años en apariencia, se burla y así exclama de pronto en una profunda seriedad delirante.


ANUBIS
Tragedia, dioses inventados y leyendas momificadas. Tenebrosos bosquejos de ideas locas y revueltas nos esperan. Cierto es esto, seres imaginarios, personajes hijos del delirio y la estupidez. Grandeza ciega, que te escapas y brincas y retumbas con tu insomnio para respaldar tales actos de robos y burlas. Cuan despiadados mis pensamientos en fornicación con la intuición.

Una gran revuelta sucedió, entraron al castillo cientos de ancianos; hombres y mujeres. Para Anubis estaba claro que sabían ya lo acontecido, sin embargo él no estaba enterado de quien había sido. De pronto escucha entre murmullos fantasmales sobre algo, y se olvidó de lo que escuchó.

La cabeza del vampiro da vueltas por unas escaleras, gritando de dolor pero a la vez riéndose y aceptando que ha sido él y su gran poder ilimitado quienes han hecho tal acto.

Los ancianos llegan hacia Anubis y molestos y desconcertados se regresan todos por donde vinieron al darse cuenta que Anubis es el propio Rey Filisteo Epito.

21 de Março de 2018 às 06:11 0 Denunciar Insira 0
Leia o próximo capítulo II Un Mes Después

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 8 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!