gaby-depp Maria Gabriella Lazzarini

¡A veces tu peor pesadilla puede convertirse en tu mejor sueño! Lo que comenzó como un evento trágico luego se convirtió en una escapada prometedora. Se dice que “la belleza está en el ojo del que mira”, pues en este caso, un lugar que me causó miedo e incertidumbre por mi futuro también me dio esperanza para un nuevo comienzo.


#10 em Aventura Todo o público. © Copyright © 2023 by Gaby Depp All rights reserved. No part of this book may be reproduced or used in any manner without written permission of the copyright owner except for the use of quotations in a book review.

#sobrevivientedeisla
Conto
18
5.4mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

La Isla en Medio de la Nada

El buceo recreativo es un deporte seguro siempre que se sigan unas reglas simples: nunca bucee solo, mantenga contacto visual con su compañero, aprenda las señales, nunca haga cosas para las que no estaba entrenado, no exceda sus límites, verifique su suministro de aire constantemente, así como el de su compañero, cuando hayas consumido la mitad de tu tanque de aire termina tu inmersión y vuelve al barco.

Este fue mi primer viaje de buceo sin mi instructor y compañeros en el hermoso Caribe. Siempre viajé en grupo para bucear. Pero como me encontraba en este paradisíaco lugar, decidí aprovechar para sumergirme bajo el agua. Fui a un centro de buceo y reservé una excursión de tres días.

Como estaba sola, el centro de buceo me agregó a un grupo de buzos provenientes de Europa del Este. Soy una buceadora bastante experta con varias certificaciones. Había tomado muchos cursos de buceo y había buceado más de 80 veces. Una de las cosas buenas del Caribe es que el arrecife no es muy profundo. Cuanto más profundo te sumerjas, más aire necesitarás. Si no te sumerges demasiado, no necesitarás mucho aire y tu inmersión será más larga.



Nunca antes había conocido a mi compañero de buceo. Sugerí que practicáramos las señales para poder comunicarnos bajo el agua. Le pedí que se quedara a mi lado y que no cambiara de lugar durante a inmersión. Nunca se quedó a mi lado. Tuve que comprobar su suministro de aire por él. Iba de un lado a otro. Nunca sabía dónde estaba. Traté de razonar con él en el bote y pedí la ayuda del instructor para que le hiciera entender la importancia de seguir las reglas.

Durante la segunda inmersión del segundo día, desistí de intentar que este sujeto entendiera algo. Volvió a desaparecer, pero no perdí el tiempo buscándolo. Pensé que tendría miedo de bucear solo, y siguiendo el protocolo después de un minuto sin encontrarme, cortaría su inmersión y saldría a la superficie. Esto le enseñaría una lección. La próxima vez, se quedaría a mi lado. Por lo general, llego al límite de mi tanque de aire antes que el resto de los buzos. Sabía que sería una de los primeros buzos en salir a la superficie, a excepción de mi tonto compañero, que se vería obligado a terminar su inmersión después de un minuto de bucear solo. Como predije, fui la primera en subir al barco. Cuando el instructor me preguntó por mi pareja, le dije que había vuelto a desaparecer. Una vez que subió al bote, el instructor lo regañó. Debo admitir que para ser un buzo con sólo el certificado de Open Water, fue muy valiente para bucear solo. Recuerdo cuando sólo tenía esa certificación. Siempre me mantenía cerca de mi compañero y nunca perdía de vista al instructor y la vista del fondo del bote. ¡Este tipo era muy audaz o muy estúpido!

Era el último día de mis vacaciones soñadas. Yo estaba en una excursión de buceo. El sol brillaba, y en el bote, todos los buzos estábamos preparando nuestros equipos para nuestra última inmersión. Yo no estaba prestando atención a mi pareja ya que él no estaba prestando atención a nada. Estaba jugando con su cámara. Esta vez no iba a ayudarlo a preparar su equipo. Si no sabía cómo preparar y revisar su equipo, no debería bucear.

El instructor del centro de buceo nos dijo que como esta era la última inmersión, podíamos dar vueltas por el arrecife en parejas y tomar fotografías. Los dos días anteriores nos aconsejó dejar la toma de fotografías para la última inmersión a menos que hubiera algo de interés y que disfrutáramos del buceo.

Nos sumergimos, y mi pareja me dejó sola una vez más. Pero ahora, no podría importarme menos. Buceé alrededor del arrecife, buscando criaturas coloridas para capturar con mi cámara. El arrecife estaba lleno de vida. Fotografié pulpos, estrellas de mar, langostas, cangrejos y calamares. Fui bendecida con la presencia de una magnífica manta raya y algunas tortugas escurridizas.

De repente, de la nada, apareció un delfín. Nunca antes había visto uno durante una inmersión. El delfín nadó a mi alrededor y empezó a empujarme. Sabía que me alejaba del barco. Traté de mantener la calma. No podía entender su comportamiento. Traté de averiguar por qué me empujaba en esa dirección. Me volví hacia el bote y vi un enorme tiburón blanco nadando a su alrededor. Me quedé impactada.

Los tiburones son peligrosos. No tengo miedo de nadar con orcas. Son delfines grandes y nunca han atacado a personas. Pero los tiburones son diferentes. Nunca se sabe cómo se van a comportar. Los estúpidos se sumergen para alimentarlos. Es natural para ellos ver a los humanos como una fuente de comida gratis.

El delfín me llevó a la orilla. Salí del agua y me di cuenta de que estaba en una isla. Estaba desierta y era pequeña. Caminé por la playa a su alrededor. No había ningún barco o tierra a la vista. Esperaba que el centro de buceo enviara un equipo de rescate por mí. Recogí algunas piedras y escribí SOS en la playa en caso de que los rescatistas vinieran en helicóptero.

Reuní leña para hacer una fogata en la playa. Exploré la isla. Había una laguna costera y una colina baja. La vegetación no era alta, sólo arbustos. Había un manzano, lo que significaba que los humanos habían explorado esta isla o que algún ave había llevado la semilla. Recolecté algunas manzanas. Encontré una acogedora cueva en la ladera de la colina no muy lejos del lugar donde había escrito SOS. Dejé las manzanas allí.



En la laguna, pude ver que había algunos peces. En la playa encontré rastros de almejas, cangrejos y vi gaviotas revoloteando. Necesitaba encontrar agua fresca. No sabía cuánto tiempo me quedaría allí. Busqué cocos. Afortunadamente, las palmeras tenían muchos y estaban al alcance de la mano. Me llevé algunos a la cueva.

Recogí más leña para encender una pequeña fogata en la cueva. También recogí hojas de palma para hacer una cama. Me quité el traje de neopreno y lo dejé secar.

Pasé la noche pensando en qué haría si nadie venía a rescatarme.

Por la mañana, me desperté, fui a la laguna y nadé. El agua era cristalina y cálida, y la variedad de vida era increíble. Vi más vida marina en esa laguna que en mar abierto. Me quedé flotando y reflexionando sobre mi situación por un rato. Vi una langosta. Mi almuerzo consistiría en langosta, manzanas y agua de coco. Cuando salí del agua, vi un hilo de agua que bajaba desde esa parte de la colina hacia la laguna. Subí por la ladera, siguiendo el agua. Era un manantial de agua. Suspiré aliviada. ¡Agua dulce! Corrí a la cueva y saqué dos cocos que había abierto para beber su agua y así poder llenarlos de agua fresca.

Tenía todo lo que necesitaba para sobrevivir durante días hasta que algún equipo de rescate me encontrara o pasara un bote por allí. El clima era cálido y el traje de baño era suficiente. Si hacía frío, podía usar el traje de neopreno.

Me acostumbré a vivir en la isla. Era un lugar pacífico. No extrañaba la ajetreada vida de la ciudad. Caminaba durante horas. Observaba la naturaleza. Era como si el tiempo no existiera. Esa isla era como un pedazo de paraíso, el cielo en la tierra. Me sentía como si estuviera en el Edén. De vez en cuando, mi salvador, el delfín, nadaba cerca de la orilla. Me metía en el agua y nadábamos juntos. Luego se iba. Sentía que me estaba cuidando. Venía a ver si todavía estaba sana y salva.

Tuve que esperar una semana para ser rescatada. Escuché que se aproximaba a un helicóptero. Habían visto mi señal de SOS. El helicóptero de la Guardia Costera aterrizó en la playa y un apuesto oficial, Eduardo, me ayudó a subir. Mientras nos alejábamos de la isla mencioné que me encantó ese pedazo de tierra en medio de la nada. El oficial me dijo que estaba cerca del continente y que estaba en venta. No podía creer que alguien pudiera comprar una isla. La Guardia Costera me llevó a un hospital para que me revisaran.

Fui a la oficina de un agente inmobiliario para obtener información sobre la isla. Esa isla en particular era económica. La laguna ocupaba una gran parte de la isla. Tenía una pequeña superficie para construir una casa en ella.

Volé de regreso a casa. Me mantuve en contacto tanto con Eduardo como con el agente inmobiliario. Ahorré suficiente dinero para comprar la isla. Construí una pequeña cabaña y planté algunas plantas frutales. Hoy estoy aquí de vacaciones con mis amigos buzos. Buceamos todos los días.

Eduardo y yo nos hicimos amigos. Él cuida mi pedazo de cielo cuando no estoy aquí. Siempre vengo en julio para escapar del frío invierno argentino.



Dedicado a mí instructor de Buceo Diego Pablo Moscoso y a mis compañeros de aventuras. Gracias @espiasdemar @buceoespiasdelmar @arumcobuceobariloche

12 de Junho de 2023 às 00:48 7 Denunciar Insira Seguir história
16
Fim

Conheça o autor

Maria Gabriella Lazzarini High school English Teacher. I ♥️ music & films, traveling, taking pictures, drawing, & painting. I scuba dive and fence. Writing is a way of letting my emotions free!

Comente algo

Publique!
Mary "Catwoman" Vesp Mary "Catwoman" Vesp
Muy buena historia, sobre todo la información sobre buceo y las medidas de seguridad para hacer ese deporte. Debe ser una experiencia mágica poder interactuar con ese mundo mágico sub-acuático. Que envidia!
October 02, 2023, 20:04
Monserrat Vallemorin Monserrat Vallemorin
Juraba que había muerto, y que todo era producto del limbo en el que estaba su existencia. Muy buena.
August 15, 2023, 23:36

Olga Mendoza Olga Mendoza
Gran historia!
July 27, 2023, 22:22
Irene Heras Irene Heras
Me encnató.
July 27, 2023, 19:42
Gino Listorti Gino Listorti
¡Felicitaciones, es una gran historia!
July 27, 2023, 01:44
Fernanda Carrera Fernanda Carrera
Muy buena historia!
July 06, 2023, 11:51
~