Conto
0
7.2mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Permanente

Llora en el parto tu vida,                        

En la habitación jamás ocupada,

Donde no hay luz que recoja 

La muchedumbre de lágrimas danzantes.


Moribunda , corazón parpadeante, 

Se arrastra boca abajo 

La niñez de una madre. 


Ojos inyectados de temores sangrantes, 

A la par una canción de cuna que no abraza, 

Qué no abriga, 

Pero que adormece mas que el cariño ajeno,  

Sobre el ceno;

En las calles siempre encontrado. 


Hay perdón , pero nunca olvido.

Porque sé que vuelve tu alma cada noche

A esos muros, 

Qué con dolor eternamente rasguñaste;

Uñas rotas; carne viva.


Son recuerdos duros los tuyos,

Duros como el pan,

Como el pan de cada uno de tus días. 




21 de Fevereiro de 2018 às 06:59 0 Denunciar Insira 1
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~