Conto
0
2.4mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Iluso

Había pasado casi un año desde la incorporación como profesor en el centro de formación ocupacional. Sus clases distaban mucho de ser la típica retahíla de enunciados estereotipados y aburridos. Una técnica depurada y forjada en sus propias carnes de autodidacta, hacia las delicias de sus alumnos que, mientras lo escuchan embobados, no dejaban de preguntarse cómo podía ser tan bueno.

- Veréis, hoy hablaremos de las claves para conseguir entrevistas de trabajo - dijo el profesor al empezar la clase. - En la lección anterior vimos como confeccionar un currículo adecuado y ahora prepararemos el lanzamiento al espacio empresarial, pero de una forma notoria, que llame la atención por encima de los miles que reciben los departamentos de recursos humanos.

El profesor tenia la obsesión de que sus alumnos entendiesen la importancia de saber hacer llegar el currículo con garantías de ser tenido en cuenta y merecedor de atención, al margen del nivel de formación.

- A ver Carlos, dame un ejemplo de cómo harías llegar el currículo a una empresa, que destaque lo suficiente para superar el primer filtro y entre en el proceso de selección.

- Pues se me ocurre plantear una candidatura espontánea por e-mail adjuntando una carta, con un texto de presentación y aspiraciones que huya de la carta tipo e impersonal.

- Bien, no está mal, pero hay que hacer algo más - comentó el profesor. - Os daré algunos consejos que complementan la sugerencia de Carlos. La candidatura espontánea es una buena opción ya que se desmarca de las de otros candidatos, la competencia es menor, los candidatos que utilizan este método pueden anticiparse a las necesidades de la empresa y suelen ser archivadas y tenidas en cuenta en posteriores procesos de selección. A pesar de que la empresa no mantenga abierto un proceso de selección, es una forma de encarar la búsqueda activamente. Pero a todo esto le falta la notoriedad que os he dicho antes, sobresalir y conseguir plantar una semilla dormida en la mente del evaluador.

La opción que plantea Carlos la combinaremos con una estrategia infalible que se trata de localizar direcciones de correo a través de Internet, en directorios de empresas afines a nuestra formación. Un ejemplo pueden ser colegios profesionales. La clave del asunto está en buscar responsables evaluadores que se llamen igual que nosotros. Hoy en día la tecnología nos permite varios niveles de filtrado para encontrarlos, y seguro que por lo menos el responsable se fijará en la candidatura por curiosidad. Ello permitirá que no sea desechada por el efecto masivo de postulantes.

Otra opción puede ser reafirmar nuestro interés en el puesto de trabajo duplicando el intento. Por un lado haciendo nuestra inscripción en una oferta de trabajo de las que se publican en los portales de empleo de la red y simultáneamente enviar la candidatura directamente a la empresa.

- Perdone, profe ¿puedo hacer unas preguntas?- interfirió Carlos.

- Por supuesto, tú dirás.

- ¿De verdad se cree usted todo lo que nos está contando?, ¿es que no se da cuenta que todo esto son estrategias para niños, de que la cosa está muy mal y que la gente no tiene ni ganas de reírse de semejantes tonterías? - espetó el alumno.

- Pues, la verdad no sé, no entiendo tu reacción.

En ese preciso instante sonó el timbre, la clase había concluido.

Con cara de circunstancias, el profesor se quedó sentado en su silla mientras los alumnos desalojaban el aula. Cabizbajo, atinó a ver fugazmente como Carlos le observó de reojo al pasar cerca de él.

Tardó en abandonar el centro. Anochecía en las calles húmedas de la ciudad y entre pasos que le acercaban a su casa intentaba encontrar una explicación a lo sucedido.

-¿Tendrá razón el chico? – se preguntaba el profesor. – Digamos que puedo darle la categoría de “posible”. Si he de ser sincero conmigo tengo que concluir que lo que explico en clase no me lo creo ni yo. Ante esto, lo reconozco, rectifico y cambio la categoría a “seguro”. Pero es que uno tiene que ganarse el pan de alguna forma. La cosa está muy mal.

8 de Maio de 2018 às 06:36 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Mais histórias

Peregrina Peregrina
Ela olhou para a existência Ela olhou para a exi...
Bem vindo ao espaço em branco Bem vindo ao espaço ...