Me convertiré en la villana. Seguir história

i'm-determined Nel ;v

''No quiero ser la mala del cuento pero "Para situaciones extremas se necesitan medidas extremas" ¿O no?'' -𝙰𝚍𝚟𝚎𝚛𝚝𝚎𝚗𝚌𝚒𝚊- *𝘌𝘭 𝘱𝘦𝘳𝘴𝘰𝘯𝘢𝘫𝘦 𝘱𝘳𝘪𝘯𝘤𝘪𝘱𝘢𝘭 𝘦𝘴 𝘍𝘳𝘪𝘴𝘬 𝘥𝘦 𝘶𝘯𝘥𝘦𝘳𝘵𝘢𝘭𝘦 𝘱𝘦𝘳𝘰 𝘯𝘰 𝘵𝘪𝘦𝘯𝘦 𝘮𝘶𝘤𝘩𝘰 𝘲𝘶𝘦 𝘷𝘦𝘳 𝘤𝘰𝘯 𝘭𝘢 𝘩𝘪𝘴𝘵𝘰𝘳𝘪𝘢 𝘹𝘋 𝘓𝘢 𝘷𝘦𝘳𝘥𝘢𝘥 𝘤𝘢𝘥𝘢 𝘲𝘶𝘦 𝘱𝘪𝘦𝘯𝘴𝘰 𝘦𝘯 𝘶𝘯𝘢 𝘩𝘪𝘴𝘵𝘰𝘳𝘪𝘢 𝘮𝘦 𝘪𝘮𝘢𝘨𝘪𝘯𝘰 𝘢 𝘮𝘪 𝘱𝘳𝘰𝘱𝘪𝘢 𝘷𝘦𝘳𝘴𝘪𝘰́𝘯 𝘥𝘦 𝘍𝘳𝘪𝘴𝘬 𝘥𝘦 𝘶𝘯𝘥𝘦𝘳𝘵𝘢𝘭𝘦 𝘢𝘴𝘪́ 𝘲𝘶𝘦 𝘯𝘰 𝘱𝘰𝘯𝘦𝘳𝘭𝘢 𝘰 𝘤𝘢𝘮𝘣𝘪𝘢𝘳𝘭𝘦 𝘱𝘰𝘳 𝘤𝘰𝘮𝘱𝘭𝘦𝘵𝘰 𝘦𝘭 𝘯𝘰𝘮𝘣𝘳𝘦 𝘮𝘦 𝘳𝘦𝘴𝘶𝘭𝘵𝘢 𝘦𝘹𝘵𝘳𝘢ñ𝘰 :'𝘷 𝘦𝘴 𝘶𝘯𝘢 𝘩𝘪𝘴𝘵𝘰𝘳𝘪𝘢 𝘥𝘦 𝘧𝘢𝘯𝘵𝘢𝘴𝘪́𝘢 𝘦𝘴𝘱𝘦𝘳𝘰 𝘲𝘶𝘦 𝘯𝘰 𝘭𝘦𝘴 𝘮𝘰𝘭𝘦𝘴𝘵𝘦 𝘦𝘴𝘦 𝘱𝘦𝘲𝘶𝘦ñ𝘰 𝘥𝘦𝘵𝘢𝘭𝘭𝘦.


Fanfiction Impróprio para crianças menores de 13 anos. © Frisk de Toby fox

#Swords #Magic #Demons #Murder #dragons #Tristeza #Lady #Muerte #mystery #romance #horror #Espadas #Magia #fantasy #crimen #monsters #accion #Drama #referencias #faltas de ortografia #undertale #utilizare a frisk de undertale como mi personaje pero con una nueva personalidad creada por mi y con una historia diferente a la original #los derechos de undertale ni de frisk me pertenecen #se podria considerar un fanfic
1
8681 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Segundas-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

𝔗𝔯𝔞𝔫𝔰𝔣𝔢𝔯𝔢𝔫𝔠𝔦𝔞 𝔡𝔢 𝔞𝔩𝔪𝔞

𝘕𝘢𝘳𝘳𝘢: 𝘍𝘳𝘦𝘦

Fascinada.

La mejor palabra para representarme en este momento.

A pesar de que el viento helado golpeaba contra mi rostro, dejando mis ojos adoloridos y mi nariz adormecida, no me sentí molesta o incomoda, todo lo contrario, era aun mas que gratificante.

La luna brillaba junto a las estrellas en el cielo, los árboles meneaban sus hojas al compás del viento y se podía escuchar el canto que las cigarras entonaban.

7 años, 7 años estando atrapada en ese horrible lugar...

Todo era tan... Hermoso


“Free, Niña. ¿Planeas quedarte ahí parada toda la noche?”


Fue una voz fría y masculina que llamaba a mi nombre la que logro sacarme de mi trance momentáneo, sabia de quien provenía, fue gracias a el que logre salir de ese lugar.

Gracias a que tenia puesta una gabardina con capucha y cubre bocas que junto a la oscuridad de la noche, hacia que me fuera casi imposible ver su rostro.


“¿He? ¿P-perdone?”

“¿Me haras repetir la pregunta?”

“¡No! Yo no...”

“Ya no importa. Vámonos, Hay un pueblo a unos cinco kilómetro al suroeste de aquí... ¿Crees que puedas recorrer esa distancia?”


Extendió su mano hacia mi, cubierta con un guante igualmente negro y lo mire sorprendida.


“¿Ir? ¿Con usted?”

“¿No quieres? Porque si es asi realmente no me importa dejarte aqui...”

“¡Si quiero! ¡Si quiero!”


Tome su mano tan rápido que casi caigo al suelo, el solo guardo silencio y empezó a caminar por el bosque conmigo siguiéndolo detrás.

Su mano era calida...


“¿Por que trae todo eso puesto?”

“No creo que a los humanos les guste ver mi cara. ¿Cierto? Siempre se asustan cuando escuchan hablar de un monstruo, no quiero ni imaginarme cuando vean uno”

“Oh...”


Cierto, el era un monstruo...

Se supone que los humanos desterraron a los monstruos y demonios al infierno...

Si supieran que uno salio...

Yo tampoco quería imaginarme el caos que se crearía.

Apreté su mano con la mía sintiendo lo huesuda que esta era, creo que la razón por lo que la sentí calida en ese momento fue mas por el guante que por el.

No me importaba, me sentía segura a su lado, era como tener un padre por primera vez.

“Dr. Gaster...”

Mientras tomaba su mano, mi cuerpo empezó a sentirse cansado y mis ojos se cerraron.


“...”

“Frisk...”

“Frisk”

“¡Fr..!”

“¡Free!”

“¡¡Free!!”


Fuertes gritos que sonaban molestos, lograron despertarme y causarme un peor dolor de cabeza del que ya tenia.


''¿Que demonios quieres?''


Mire con molestia al hombre de apenas 30 años frente a mi, es bastante fuerte y tiene muchas canas pero extrañamente eso nunca lo hizo lucir viejo.


''¿Tu que crees? Ya son las dos y media, cerramos hace dos horas, ya te he dejado descansar bastante, es hora de que te vayas a tu casa.''

''Estoy ebria.''

''¿Y?''

''¿Planeas dejar a una mujer alcoholizada caminar sola a altas horas de la noche? ¿Quieres que me violen?''

''¿No eres tu quien siempre dice que va a estar bien caminando sola a casa?''

''¿Y tu me crees? Estando ebria actúo como una idiota.''

''Ahora tambien lo estas.''

''¿Estoy ebria o actuando como una idiota?''

''Ambos.''


Esta conversación estaba empezando a divertirme.


''Si pagas lo que me debes entonces puedes quedarte''


O tal vez no.

Me levante de la silla en la que estaba, tratando de no caer por el repentino mareo que me dio al hacer un movimiento tan rápido y al mismo tiempo mantener mis ojos abiertos aun cuando el fuerte dolor de cabeza me rogaba cerrarlos.

Reuní la voz mas falsa de indagación que pude para hablar.


''Vaya forma de correr a las personas, pero esta bien, ya entendí, no soy bienvenida aquí.''

''Deja el drama, solo di que no quieres pagarme. No me enojare''

''¡No! ¡Ya no quiero escucharte! No intentes arreglar las cosas ahora''


Tome mi bolsa que estaba encima de la mesa en la que hace un momento dormía y fui hacia la salida del bar caminando lo mas natural posible.

Sali a la calle principal en direccion a mi casa.

-¡Joder! ¿¡Cuanto tome!? Me siento como una mierda...-

Pensé abatida. Mire a mi alrededor y no había nadie por el lugar.

-He caminado por este lugar miles de veces y es la primera vez que lo veo tan vacío.-

Ni siquiera pude encontrar al anciano alcohólico que vivía en el basurero cerca del bar.

El frío viento golpeo mi rostro con fuerza mientras caminaba.

-Se siente como aquella vez...-

Me detuve un momento cerrando los ojos y dejando que el viento acariciara mi rostro haciendo bailar mi largo cabello castaño.

Solté un suspiro satisfecho y en cuanto estaba a punto de volver a moverme sentí como una mano larga tomo mi cintura y atrajo mi espalda hacia su cuerpo colocando un cuchillo en mi garganta.


''N-no te muevas''


Su voz se escuchaba nerviosa y temblorosa al igual que su mano, podía sentir la punta de el cuchillo temblar en mi cuello con pequeños espasmos mientras su otra mano apretaba con demasiada fuerza mi cintura.

Se veia demasiado ansiso.

-Hay dos opciones, o es su primera vez asaltando o es un drogadicto...-

-Tal vez ambos...-

-La primera vez que me asaltan en esta calle es también la primera vez que no hay nadie por la misma. Vaya casualidad.-

Solté un fuerte suspiro y pude percatarme como la otra parte se puso aun mas nerviosa.


''¿Que quieres?''


Dije con una voz cansada mientras mis oscuros ojos permanecian inexpresivos.

-Me duele la cabeza y ahora mi maldita cintura. Me siento como una puta mierda, solo quiero ir a mi casa y ser una en ella-

-Nada de peleas para mi por hoy...-


''¡T-tu, tu billetera! ¡Dame tu billetera! ¡Damela!''

''Si, si, ya voy.''


Conteste aun mas cansada y de mi bolso saque mi billetera, cuando se la mostré la arrebato de mis manos y comenzó a revisarlo desesperadamente soltandome.

Cuando lo vi distraído y estaba apunto de irme volvió a hablar.


''¿¡Que es esto!? ¿¡Que mierda es esto!?''


Comenzo a gritarme furioso mostrandome lo que habia en mi billetera

-Hombre, no quería problemas, si supiera que esto pasaría entonces hubiera conseguido dinero...-


''Un dolar...''

''¿¡Querias engañarme con un maldito dolar!? ¿¡Donde esta lo demas!? ¡Damelo!''

''No hay mas, eso es todo lo que tengo.''

''¡Mientes! ¡Tu bolsa dame toda tu bolsa!''

''Ya voy...''


-Que sucede con este sujeto... Hace un momento se veía todo asustado y nervioso y ahora es solo un montón de bilis... Ese es otro nivel de bipolaridad.-

Antes de pasarle mi bolsa busque en ella mi teléfono. Definitivamente no se lo daré a ese sujeto.


''¿Q-que, que estas haciendo?''

''Estoy sacando mi teléfono''

''¿Para que? Yo no te pedí que lo sacaras, dame la bolsa de una maldita vez''

''Toma lo que quieras hombre, pero no te voy a dar mi teléfono''

''¿¡Quien te dijo que tenias esa opción!? ¿¡No sabes en que situacion estas!?''


Me tomo del hombro y con su rostro enloquecido, apunto su cuchillo en mi estomago clavándolo con fuerza.

Pude sentir la sangre correr desde mi estomago hasta entre mis piernas.

-Rayos... Esta camisa era nueva...-

Con mi mano desnuda toque en donde el cuchillo fue clavado llenándola de sangre, la mano del sujeto se aparto asustada al percatarse de lo que hizo.

Tomo mi molsa que para ese momento ya se había zafado de mi agarre y salio corriendo con ella despavorido.

-Hombre, Mi teléfono... Tendre que buscarlo despues.-

Tome entre mis manos el mango del cuchillo y lo saque de una, mi boca se lleno con un amargo sabor a hierro.

-Mi cabeza... Duele...-

Me deje caer de espaldas al suelo, podía ver el cielo oscuro a través de los cables colgantes de los postes de luz, mi visión se volvió cada vez mas borrosa hasta que ya no pude ver nada.

-Supongo que tendre que dormir aqui esta noche.-

Había pasado por esto tantas veces que ya no me podía ver afectada, estaba tranquila, estaba muriendo pero no me sentía triste, solo cansada, cansada por que sabia que incluso si mi respiración se detuviese aquí y ahora, no pasarían ni dos horas hasta que volviera a recuperar el aliento y la vida y energía regresasen a mi cuerpo, estaría como nueva al día siguiente, como si esto nunca hubiese pasado...

-Como si nunca hubiese muerto desangrada tras ser acuchillada...-

Mi cuerpo se sentía frío y pesado mientras caía en la inconciencia, pero antes de poder ser completamente consumida por la oscuridad una fuerte luz me segó momentáneamente haciendo sentir a mi cuerpo calido por un momento y entonces las luces se apagaron para mi...


...


.....


..........


....................


.........................


....................


..........


.....


...


''¿Q-que hacemos ahora? Si el señor de la casa se entera de que esta muerta...''

''¡No pasara nada! ¡Ella no solo no es una hija legitima! ¡Incluso es la basura del reino santo! El señor nunca le pondría tanta importancia a la muerte de una simple basura como esa.''

''Tienes razón... A-además nosotras no tenemos nada que ver con esto, ella fue quien tomo la decisión de suicidarse''

''¡Si, si, no tiene nada que ver con nosotras!''


Tras recuperar le conciencia pude escuchar claramente sus voces a unos pasos de mi, me sonaban extrañamente familiares.

Cuando abrí mis pesados ojos pestañee un par de veces tratando de aclarar mi vista, frente a mi de espaldas habian un par de mujeres no mayores de 25 años, vestidas como un par de sirvientas.

-¿Un cosplay...?-

Moví un poco mi cuerpo percatándome de que estaba recargada sobre una enorme roca, sentada sobre el pasto, en un gran jardín a la luz del sol.

Toque el pasto con las puntas de mis dedos, parecía que estuvo lloviendo hace no mucho.

-Pasto y tierra, luz y calor... ¿No estaba en una carretera pavimentada en una noche fria? Espera, esta es... ¿Mi mano? No puede ser...-

Mi mano que originalmente era de un color bronceado ahora era blanca como la leche, incluso era mucho mas pequeña que la original y a comparación de mis manos ásperas y trabajadas, estas era sueva y blanda, como si nunca hubiera lavado un plato en mi vida.

En mi muñeca había muchos cortes profundos como si me hubiera clavado una navaja una y otra vez.

-Esas mujeres hablaron hacerca de una joven que decidio cometer suicido... ¿Se referian a mi? No puede ser ¿Cierto? Fui apuñalada ¿No es asi? Pero mis muñecas...-


''¡Cuarta señorita!''

''¡Esta vida! ¡Realmente lo esta!''


-Parece que si soy yo de quien hablaban.-

Las dos mujeres al darse la vuelta y verme corrieron hacia mi con sus rostros sonrientes.

-Parecen muy Felice a pesar de que hace un momento hablaban como si me odiaran... Nunca voy a entender a las personas.-


''Cuarta señorita ¿Como se siente?''

''¡Voy a llamar a un medico!''


Antes de que lograra salir corriendo tome su brazo sorprendiéndola.


''No. Solo tráeme algunas vendas y agua, me curare yo misma''


Mi voz y ojos frios e inexpresivos parecieron sorprenderla aun mas, sus ojos me miraban con gran sorpresa y sus labios ligeramente abiertos parecian querer decir algo.

-Tal vez ese no es el tipo de actitud que deberia tener...-

Suavice un poco mis facciones y le regale una calida y pequeña sonrisa tratando de calmarla.


''Lamento si te espante, así que... Por favor... Solo... Traiga algunas vendas y un poco de agua para mi ¿Si?''


Ahora se veía incluso mas sorprendida que antes.

-¿Tampoco es así? ¿Que estoy haciendo mal?-


''¡Traere a un medico rapido. La cuarta joven señorita esta delirando!''


Grito la sirvienta y se libero de mi agarre por la fuerza corriendo hacia lo que parecía ser un cuarto que era seguido por una enorme mansión.

-¿Deberia haber actuado mas tosca?-

Mire a la sirvienta que se quedo atrás a mi lado, parecía verme con mucha cautela como si yo fuese a atacarla en cualquier momento.

Le devolví la mirada con una sonrisa tímida en mi rostro


''Disculpe...''


Le hable con una voz suave y baja como si estuviera intimidada logrando que bajara un poco la guardia.

Mi voz se escuchaba infantil y tonta servia bien cuando se necesitaba interpretar el papel de inocente.

No sabia si era el mejor momento para hacer esta pregunta pero mejor ahora que nunca...


''Lamento las molestias pero... ¿Usted sabe cual es mi nombre?''


Necesito saber en lo zapatos de quien me encuentro.








29 de Janeiro de 2018 às 11:57 0 Denunciar Insira 0
Leia o próximo capítulo 𝔏𝔦𝔪𝔭𝔦𝔢𝔷𝔞

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 3 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!