Solo soy yo... Seguir história

rowlingroo Roo Rowling

¿Que tan difícil es la vida? Bastante digamos, y depende mucho de tu estatus, genero, entre otras cosas mas... Y dime ¿Que tan difícil es vivir siendo diferente a los demás? Pues para Marilyne es una pesadilla que la tortura día a día...Nació como un girasol dentro de un campo de rosas


Romance Todo o público.

##LGBT ##Romance #Tragedia #Historia Original ##Sin discriminacion
1
8.4mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso
tempo de leitura
AA Compartilhar

Entre las rosas, hay un girasol

Dime en un futuro cuando tengas hijos...¿Que te gustaría que fuera? ¿Niño o niña? Tal vez quieras tener ambos, si casi todos buscan tener una familia y claro tener un hijo.  Pero por desgracia no vamos a hablar de una familia feliz...ni mucho menos de una niña o un niño...

Hace tiempo en un pueblo, hubo un gran conflicto entre los gobernadores, nadie sabe que clase de conflicto, se odiaban a muerte ni siquiera podían verse la cara. Así que dividieron el país en dos, lado "A" y lado "B" construyeron un muro...un muro que causo muchos conflictos,  la gente que trabajaba del lado "A" pero vivía con su familia el lado "B"  tenían que decidir entre su trabajo o su familia. Muchos decidieron quedarse con su familia, otros su trabajo y algunos no tenían razón alguna y sólo elegían un lado, pero otros sacrificaban algo...Y este es un caso de esos:

Una madre de baja economía que fue abandonada por su esposo al dar a luz a una criatura peculiar, por desgracia no podía mantener a la criatura, la madre no quería que viviera en la desgracia como ella, así que, tuvo que dejar a su bebe en un orfanato del lado "B" en donde la economía era buena al igual que la seguridad. Con todo el dolor del mundo dejo a la criatura en la puerta del lugar, y con el corazón roto se fue...Deseándole toda la suerte del mundo a su bebé.

.................................................................

8 años mas tarde...

En un parque se encontraba un niño leyendo tranquilamente un libro, hasta que su paz fue perturbada por unos molestos niño.

- ¡Miren, ahí esta el fenómeno! -.dijo un niño señalándolo.

- Creí que el parque era para jugar, no para lee niñita -.el chico le arrebato el libro de las manos y comenzó a lanzarlo entre sus compañeros. 

- ¡Dénmelo por favor! -.gritaba el chico tratando de quitárselos. Pero uno de ellos lo empujo contra un charco enlodado, y a la vez le lanzaron el libro a la cara.

- Vámonos ya chicos, dejen que la niña llore -.Y el grupo de revoltosos se fueron carcajeándose de sus maldades, mientras que el chico con algunas lágrimas en la cara se levantaba, se quito un poco del lodo que había manchado su libro y fue de regreso a La Casa de Berry el orfanato en el que vivía. Entro al lugar, donde fue recibido por una mucama de nombre Luisa. Quien al verlo todo sucio se acerco preocupada a el.

- Maryline ¿Que te paso? -.pero no recibió nada mas que una carita triste de parte del chico.- ¿Volvieron a molestarte?

- S-si...me tiraron a un charco y me pegaron con el libro en la cara -.Luisa miraba con tristeza al pobre niño, acaricio su cabello y le dijo.

- Mira que te parece si vas a asearte, mientras que yo te preparo un chocolate caliente y unas galletas ¿De acuerdo? -.El chico aun algo desanimado afirmó con la cabeza y subió hacia su alcoba

Entro a su habitación y cerró la puerta, posteriormente se dirigió al baño, abrió la llave, mientras la tina se llenaba se quito toda la ropa llena de lodo seco y la hecho al cesto de ropa sucia, luego cerro la llave de la tina, que ya se había terminado de llenar, y se metió al agua caliente. Mientras lavaba su cuerpo con la esponja, comenzaba a sentirse melancólico consigo mismo. Se que parece un típico caso de “el niño molestado” Pero no, es un tanto diferente este caso que tenemos aquí, anteriormente se menciono que no hablaríamos ni de niño ni una niña, tal vez te estés preguntando "¿Entonces hablando de una niña o de un niño?" Pues se podría decir que no es ni uno ni otro, digo no es completamente un niño pero tampoco es completamente mujer, en pocas palabras es hermafrodita, y esa fue una razón para ser despreciado por   la mayor parte de las personas que lo ven, incluyendo a su propio padre.

Al terminar de bañarse, salio del baño envuelto con una toalla, se seco por completo y se puso un vestido blanco para bajar con Luisa a la cocina, al entrar se sentó en la mesita que tenia ahí en la cocina, a Luisa no le gustaba que comiera sola así que siempre come en la con ella, es el único lugar en donde no le molestan.


- Toma Mar y -.dijo Luisa dejando un plato con galletas y una taza de chocolate caliente. Marilyne le dio las gracias a la chica, mientras comía sus galletas Luisa se percato de la expresión pensativa de la criatura. Dejo aun lado la comida que estaba preparando y se acerco con Marilyne.

- ¿Que tienes Mary? -.preguntó la mujer sentándose junto a ella.- ¿Te preocupa algo?

- Es que siempre me he preguntado...si mi madre me abandono por ser un monstruo-.un par de lágrimas calle ron por sus mejillas, Luisa la miraba con melancolía, se sentía muy mal por ella, todo era difícil, lo único que ella quería es que sea feliz pero por desgracia el mundo era cruel...

- Escucha Marilyne, tu no eres un monstruo, eres una persona muy especial y nadie tiene derecho a juzgarte. Tu madre no te dejo por eso, ella no podía darte buena vida, ella quería algo mejor para ti.-.Marilyne, se mostró un poco mas tranquila, Luisa siempre le hacia sentir mejor al recordarle de su madre, sin embargo aun sentía que algo le faltaba.

- Oye Luisa ¿Sabes donde esta madre? -. Al oír eso la mujer se quedó atónita, sabia donde podría estar, pero si la pequeña se enteraba iría a buscarla y lo mas probable es que muera en el intento.

- L-lo siento Maryline, pero tu madre...-.la mujer apretó los puños.- Ella vive en A-City...-.Marilyne al escuchar su respuesta agachó la mirada y se quedo callada, era obvio que no podría ir al muro y cruzar al otro lado como si nada. Sin mas que decir el chico dio gracias por las galletas y se retiro a su cuarto, al ser muy temprano como para dormirse, se dedico a su hobby de siempre, la costura, sacó un maniquí que tenia puesto un vestido y comenzó a trabajar en el, con su maquina cosía las partes que le faltaban al vestido, que claro era para ella toda su ropa estaba hecha por ella, si incluso ir a comprar ropa era un problema. Dos horas después Marilyne le colocó el último detalle, siendo este un moño en la parte de la cintura, dejando finalmente terminado el vestido. Siendo ya de noche, guardo todas sus cosas de costura y se fue a dormir. 


2 de Fevereiro de 2018 às 19:22 0 Denunciar Insira 1
Leia o próximo capítulo Hagamos lo imposible, posible

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!